Martes 7 de Febrero de 2023

LOCALES

10 de diciembre de 2022

Opinión: El legado de Raúl Alfonsín, a 39 años de la recuperación democrática

La titular electa de la UCR Olavarría envió una columna en el marco de un nuevo aniversario de la asunción radical de 1983, tras la caída de la dictadura.

Un año más de democracia, no es algo efímero, nos conduce a recapacitar en todo lo que conlleva la recuperación de derechos, la restauración de las instituciones y, sobre todas las cosas, la vuelta a un estado de derecho.

El hombre, el ciudadano, el padre de la democracia, el gran estadista fue quien permitió que el gobierno vuelva al pueblo. El doctor Raul Alfonsin, alguien indiscutible, un ser único y esencial y fundamental para la Argentina de 1983 y para la posteridad, ese hecho histórico, que me enorgullece como ciudadana, y como radical.

Sus ideas, valores, y principios, su mensaje quedó claramente plasmado “Sigan a ideas, no sigan a hombres, fue mi mensaje a los jóvenes. Los hombres pasan, las ideas quedan y se transforman en antorchas que mantienen viva a la política democrática”.

Su mención al preámbulo, era un deseo real y genuino, necesitábamos y necesitamos aun, constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad, para nosotros, para nuestra posteridad…

Su discurso de asunción, tan actual, y tan vigente, que nos lleva a reflexionar hoy, cuando decía “La circunstancia no es propicia para la retórica. Es la hora de la acción y de la acción fecunda, decidida, comprometida e inmediata. Es la hora de hacer, de hacer bien, de hacer lo que la República reclama y el pueblo espera”. Agregaba, “Los pueblos, como los hombres, maduran en el sufrimiento y no seríamos dignos del nombre de pueblo si no fuéramos capaces de aprender la lección del dolor. Lo primero que no debemos olvidar es que lo más valioso que tiene nuestro país son los hombres y las mujeres que lo habitan”.

El presidente que nos legó la democracia, que bregó cada instante de su vida por la libertad con su significado histórico, político y social, nos convoca a consolidar y profundizar un verdadero estado de iure, por esto necesitamos el mayor de los compromisos de cada uno de nosotros para que con nuestro aporte cotidiano recuperemos los derechos que la democracia trae. Es imprescindible e impostergable tomar acciones concretas para salir de esta crisis que nos agobia. Creo fervientemente en la capacidad de este pueblo de madurar, máxime luego de tanto sufrimiento, pérdidas y dolor, tengo la esperanza de una Argentina mejor, que culmine la restauración de la democracia que hace 39 años se inició.

Es el momento de que cada uno de nosotros, con nuestras banderas, con nuestra propia identidad nos unamos para proyectar, transformar nuestros espacios comunes y generar las mejores ideas, consensuando políticas sustentables para todos. Es la hora de hacer. Por esto los invito a que juntos, pensemos en grande, y continuemos con el legado de Raúl Alfonsín.



COMPARTIR:

Comentarios