LA PROVINCIA

3 de enero de 2013

Sierra Chica: "quisiera salir a misionar fuera del país para que mi vida tenga sentido”

El reo alojado en la Unidad 2 del Servicio Penitenciario Bonaerense presentó un recurso pidiendo su libertad. La Sala de Feria de San Isidro, donde está radicada su causa, deberá resolver en breve. Fue detenido en 1972.

Carlos Eduardo Robledo Puch, considerado el mayor asesino serial de la historia argentina y sentenciado a una pena de reclusión perpetua por más de una decena de homicidios, pidió la libertad condicional por considerar que la condena que se le impuso ya está agotada.

La Sala de feria deberá resolver en breve si da lugar a su pedido.

En el pasado, Puch ya intentó en distintas instancias acogerse al beneficio de la libertad condicional, pero ese pedido nunca prosperó. Incluso en 2009 la Sala II de Casación Bonaerense no hizo lugar a un planteo similar que presentó la defensa.

En 2008, la Cámara de Apelación y Garantías de San Isidro había rechazado otro pedido de los abogados de Robledo Puch y, en ese momento, se dispuso la negación de la excarcelación por sus actitudes "desidiosas y la falta de iniciativa".

Robledo Puch fue detenido en 1972, cuando sólo tenía 20 años, y en 1980 la Justicia lo condenó a la pena de reclusión perpetua con accesoria de reclusión por tiempo indeterminado, al ser hallado culpable de 11 homicidios, 17 robos y dos abusos deshonestos.

Luego de conocer la condena, Puch expresó: "Esto fue un circo romano. Algún día voy a salir y los voy a matar a todos". Y 12 años más tarde manifestó en un reportaje: "Sienten temor, sienten miedo, por eso no me dan la libertad".

"Quisiera salir a misionar fuera del país para que mi vida tenga sentido. Una vez lo dije: no me queda otra posibilidad de hacer el bien hasta que me muera", indicó.
 

Nota: Infobae                 Foto: Telam

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios