Domingo 31 de Mayo de 2020

  • 7.9º
  • Nublado

LOCALES

11 de enero de 2013

Las “Noches de Cultura Abierta” presentan el primer recital del ciclo

Esta semana comenzó el ciclo de verano “Noches de Cultura Abierta” en el Centro Cultural “Hogar San José”.

Este  sábado desde las 20.30 horas, se realizará el primer recital del ciclo con la presencia del grupo “Juan y el Silencio Incómodo” liderado por el músico y compositor olavarriense Juan Bellagamba, quien estará acompañado de artistas invitados.

“Noches de Cultura Abierta” incluye proyecciones de cine nacional, talleres de danzas caribeñas, recitales de grupos locales y muestras permanentes. Esto permite brindar al público una amplia variedad de posibilidades de disfrutar del arte y la naturaleza.

La Directora del Centro Cultural, Agustina Marino, destacó las expectativas de que la gente continúe acompañando la propuesta, ya que las primeras actividades contaron con una importante cantidad de público que llegó con sus reposeras a disfrutar de una noche de arte al aire libre.

Marino destacó que “hemos propuesto el patio como un espacio de aprovechamiento natural, como una posibilidad más relajada de poder apreciar el arte y darle al público la opción de elegir el Centro Cultural durante todo el año con actividades abarcativas y diversas”.

“Noches de Cultura Abierta” surge tras una decisión del Gobierno Municipal, a través de la Subsecretaría de Cultura, Educación y Turismo, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social, de generar diversas actividades que tengan al patio del Centro Cultural como protagonista.

    Juan y el Silencio Incómodo

 

“Es una ciudad donde el arte está muy presente. Se percibe con sólo caminarla un poco”

 

Afirmó el músico Juan Bellagamba sobre Olavarría, en una entrevista donde habló de la presentación que realizará mañana en el Centro Cultural Municipal “Hogar San José”, como inicio del ciclo de recitales de las Noches de Cultura Abierta.

 

Este joven músico, que comenzó sus estudios de violoncello en el año 2001 en la ciudad de La Plata, consultado sobre los inicios del grupo que lidera resaltó que “Hubo varios factores. Principalmente, porque el escribir canciones fue mi puerta de entrada a la música. De chico, mis conocimientos musicales eran poco menos que nulos, así que creaba intuitivamente. Luego, con el estudio, uno conoce reglas e inconscientemente o no, se crean ‘filtros’. Se gana en herramientas, pero se pierde en frescura. Ese es el primer motivo por el cual volví a revisar canciones viejas y a hacer nuevas, y la razón del minimalismo en la mayoría de ellas. Es un volver a lo básico, a lo adolescente. Coincidentemente en ese tiempo había tenido un accidente con el violoncello y se me había roto bastante. Tanto, que estuve tres meses sin instrumento. Estaba desesperado por tocar algo, y eso sirvió para reencontrarme con la guitarra, con un grupito de canciones y la posibilidad de mostrarlas en concierto. El resto se fue dando.”

Por eso, la posibilidad de tocar nuevamente en Olavarría lo pone ante un desafío “Tocar acá es hermoso por un lado porque es también una reunión de amigos, y por otro lado uno pierde ese anonimato que se tiene en las ciudades más grandes. Mis canciones nacen como un diálogo con uno mismo que se exterioriza por ese canal, por eso la mayoría son más bien introspectivas. Reconozco que alguna vez he tenido la desmedida ambición de pretender que el oyente sienta lo mismo que sentí yo cuando la canción salió, o cuando la canto. Luego aprendí que eso no estaba enteramente en mis manos, y ya no me lo planteo tanto. Simplemente me expreso, en el sentido más básico de la palabra. El oyente nuevo es, para mí, una gran motivación. Por eso busco crear oyentes nuevos de personas que nos escuchan siempre, estrenando canciones nuevas siempre que puedo.

Juan Bellagamba reside actualmente en Buenos Aires y eso le da la posibilidad de comparar de algún modo las movidas culturales de las distintas ciudades. Aún así afirma que “Buenos Aires no es un buen punto de referencia porque es una ciudad monstruosa y tan diversificada que cada zona tiene su subcultura, sus subgrupos, casi su folklore. Olavarría es, en ese sentido, un lujo. Conviven varias estéticas, y si bien algunas encuentran más lugares donde expresarse que otras, es una ciudad donde el arte está muy presente. Se percibe con sólo caminarla un poco. Sólo cabe esperar que esto mejore y se profundice. Es impresionante la cantidad de excelentes artistas que han salido y que viven acá, y cómo se los reconoce en otras ciudades.  A juzgar por los comentarios que recibo en Buenos Aires y otros lados de ilustres ejemplos que han salido de acá, creo que Olavarría va camino a convertirse en un semillero de artistas como en algún momento lo fue La Plata. Tal vez se requiera infraestructura, pero ya es muchísimo mayor a la que existía cuando yo vivía y tocaba acá.”

“Juan y El Silencio Incómodo” tiene muchos proyectos para el 2013, entre ellos, poder terminar de grabar el disco, por eso iniciar el año presentándose para todos los olavarrienses en una gran motivación para seguir adelante. En el recital del sábado, acompañando a Juan Bellagamba estarán los músicos locales Leo Morales (guitarra y voces), Nicolás Hailand (contrabajo, erhu), Belén Díaz (percusión), Melisa Cabrera (violín) y Juliana Díaz (contrabajo).

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios