Sábado 20 de Julio de 2024

LOCALES

13 de abril de 2023

Decisión de la UCR y el Oficialismo: Robbiani irá a una comisión y no al Concejo en pleno

Esto se definió este jueves en la sesión especial, que había sido pedida por el Frente de Todos. Tras varios cruces, que incluyeron nuevos detalles de las irregularidades, los concejales aprobaron por unanimidad dos pedidos de informes, pero no pudieron acordar el resto de los instrumentos planteados.

En el inicio, con una barra colmada por vecinos e integrantes de organizaciones sociales como el MTE y el Partido Obrero que, cuando podían, se hacían sentir con gritos y aplausos, Mercedes Landívar, titular del interbloque explicó el por qué pidieron una sesión especial y, consideró, que la presidencia del Cuerpo no cumplió con el reglamento, donde se prevé cuándo llamar a una sesión especial.

La edil, además, cargó contra Diego Robbiani, que salió a los medios de comunicación a dar notas, días después que sucedieran los hechos, y tras varias jornadas de silencio de todo el Oficialismo, incluyendo a los legisladores. Repasó varios textuales de lo que el funcionario declaró, y lo que ellos toman como insumo para radicar la denuncia. Consideró que fue Robbiani el que debería haber hecho la denuncia antes, al mismo tiempo que sustanciaba el sumario administrativo. Para ella, el Ejecutivo intentó confundir, expresando que debía concretarse una investigación administrativa antes de que intervenga la Justicia. Reveló que ellos han recibido testimonios de trabajadores del área que mencionan conocer este tipo de hechos y otros.

Landívar, además, sostuvo que esto viene dándose hace mucho tiempo. Expresó que la mecánica involucra el uso de tarjetas que no se entregaban a los beneficiarios, por distintos motivos. Agregó que la persona acusada, preguntaba a los empleados del área, todos los meses, cuáles eran los saldos que tenían las tarjetas. Manifestó también que no han llamado a estos beneficiarios, que serían unos 4500 dijo, como Robbiani declaró que se iban a comunicar. Se preguntó cómo puede ser que las tarjetas se acumulasen sin que se las entregue a los beneficiarios.

Por otro lado, señaló que el programa es absolutamente discrecional, ya que se depositan montos diferentes a cada usuario y las altas y las bajas las definen empleados, que no son trabajadoras sociales. Denunció que a fines de marzo se tomó la decisión de ‘cerear’ las cuentas de muchas tarjetas y dejaron a beneficiarios sin dinero, con el que contaban para concluir el mes y que les desapareció. Aquí la edil manifestó sus inquietudes respecto al acuerdo con el banco y a la dinámica de trabajo que se decidió, además de las posibilidades de intervenir que hay en las cuentas.

La concejal siguió en el tema con las irregularidades en vales de comida. Pidió contextualizar y solicitó a los concejales oficialistas que consulten en los proveedores, porque se retiraban paltas, rúcula, peceto y demás.

Respecto a los pasajes, la edil indicó que se entregan para cuestiones relacionadas con la salud, pero que se detectaron otros usos.

Finalmente, manifestó que hay irregularidades en Callejeadas. En el programa, aclaró, se entregan becas que se pagan en efectivo, lo que no puede ser en el año 2023, sostuvo. Denunció que hay una parte de las becas, que no se habrían entregado. Se preguntó si se hacían los informes socioeconómicos que corresponden confeccionar para determinar a los beneficiarios.

Landívar también expresó que al momento de justificar los programas en el presupuesto, no están lo suficientemente explicados, lo que permite la discrecionalidad, que no puede estar presente en este tipo de políticas públicas. La concejal leyó la definición de lo que es ‘transparencia’ en la función pública.

Luego pidió pensar en los trabajadores que advertían la utilización de los fondos públicos para beneficio personal durante, al menos, un año.

Comparó esta situación con las irregularidades en los terrenos, en las Tu.Vi. y la reacción que tuvo el Oficialismo ante esos mismos casos.

Por último, advirtió que ellos no cuestionan el trabajo de los trabajadores municipales de las áreas, que están cansados, agobiados y necesitan protección. Se preguntó cómo puede ser que en uno o dos años, ninguno de ellos haya podido contarle a Robbiani lo que estaba pasando. Una de las explicaciones es que era tan alevoso lo hecho, que no se atrevían a hablarlo con el Secretario. “Me quiero morir si estoy a cargo de un área tan importante y nadie siente que tiene la confianza para contarlo”. Hay unos tres empleados que renunciaron al área de Desarrollo Social en estos últimos dos años, argumentó. Bajaron aplausos de la barra cuando la concejal mencionó que “con la comida no se jode” y que esto “no es un circo”.

Ante esto, se pidió orden desde la Presidencia e intentó llamar a un Cuarto Intermedio, pero la concejal finalizó su exposición solicitando que Robbiani dé las explicaciones del caso. Aclaró, tras los dichos del concejal Endere en Radio Olavarría el lunes, que el Tribunal de Cuentas no está interviniendo el hecho.

Tras un cuarto intermedio, la palabra la tomó la concejal Inés Creimer. Mencionó que Silvana Rosales no ha hablado públicamente. Consideró que tampoco se han escuchado explicaciones convincentes. Ironizó, porque días después que se conozca el hecho, el Municipio presentó a ‘Lupi’, que refiere a datos abiertos. Trajo a colación que el contrato del tratamiento de residuos y recolección no se trató correctamente en el Concejo y eso, eso también es transparencia, declaró. Recordó que en la causa terrenos se apartó a uno de los acusados, pero se lo mantuvo cobrando por decisión del propio Ejecutivo, y el señalado terminó renunciando, cuando se supo de las últimas irregularidades en Desarrollo.

Mencionó que vecinos y vecinas les han planteadoen recorridas la discrecionalidad que ha existido en la entrega de las tarjetas.

La concejal Álvarez profundizó en el tema de los trabajadores de Desarrollo Social. Consideró que hay una vulneración. Señaló que el trabajo va mucho más allá que vender la fuerza de trabajo. No es la misma identidad que conforma al empleado el trabajar en un lugar como Desarrollo Social, ahora sospechado. Se preguntó qué es lo que hace la Gestión con los empleados. Consideró una paradoja que sean los empleados que le ponen la voz de la honestidad al área, y no los funcionarios. Advirtió que cuando un empleado es atravesado por una situación de poder con un funcionario, hace que el mismo se pregunte si revelar la irregularidad o no, y lleva tiempo encontrar la respuesta. Afirmó que lo primero que un trabajador hace ante una situación así, es resignarse. Hay que privilegiar que hubo empleados que se animaron a revelar la situación.

El concejal Sánchez tomó la palabra para decir que esperaba que alguien del oficialismo o del interbloque pueda decir algo. Afirmó que hubiese estado bien que venga Robbiani a la sesión, por más que no haya sido citado aún. Aunque consideró que es difícil explicar que se te pase un elefante por delante durante años y no lo veas. “Robbiani puede decir cualquier cosa, pero no puede decir que no es su responsabilidad, igual que el intendente”. Manifestó que es un acto de soberbia no hablar, ningunear al Recinto y solo informar por los medios de comunicación con gacetillas. En esa línea, tomó dos párrafos y le respondió a la información de prensa remitida a media mañana de este jueves. Calificó como ayudas mínimas lo que el municipio da, pero insustituibles. Resaltó que no se hace politiquería cuando se mencionan temas como terrenos y estas irregularidades.

Fue el concejal Endere que, entre algunos gritos que bajaban desde la barra, explicó que se han manifestado cosas erróneas y quieren aclarar. “Nadie niega que hayan existido posibles irregularidades”. Repasó que el 23 de marzo se definió el apartamiento de la funcionaria del área. Además se le pide a Legales que inicie un sumario administrativo. Por la ley 14656, si sale alguna irregularidad del sumario administrativo, se debe radicar la denuncia. Cosa que sucedió y no es ampliación de ninguna denuncia, sino que es una nueva denuncia, explicó. También, mencionó, que el Tribunal de Cuentas ha hecho un requerimiento particular por la situación en Desarrollo Humano, que va a ampliar la concejal Amespil. Finalizó diciendo que es un tema muy sensible, y que a los primeros que afecta, a quienes estamos acá sentados.

Amespil afirmó que dan las explicaciones que les competen y a las que tienen alcance. Detalló que fueron menos de 10 hábiles entre la renuncia de Rosales y la radicación de la denuncia por Robbiani. Dijo entender que a veces los tiempos gustaría que sean otros, pero se está cumpliendo con la ley, ya que los trabajadores tienen una estabilidad que debe ser respetada. Aclaró que es una denuncia distinta a la que ya estaba radicada, porque se desconoce si los hechos son los mismos. La concejal Amespil indicó que el Frente desconoció los decretos del inicio de los sumarios y de la ley que regula el empleo público. Consideró que se faltó a la verdad, porque no se preguntó. El HTC está llevando adelante su trabajo, ya que audita de forma externa y permanente a los municipios, admitió. Sostuvo que la Secretaría tiene 650 empleados, al argumentar que no van a acompañar el pedido de auditoría completa. “Nos incomoda, nos duele” y vamos a ser parte interesada en que se la Justicia avance, y el sumario administrativo también.

La concejal Arouxet mencionó que el hambre y la pobreza no se dan sólo en días hábiles. “Se pasaron de la raya, ya no saben qué hacer”, manifestó. Señaló que la secretaría de Robbiani tiene el 25% del presupuesto de la Comuna. Reveló que en el RAFAM aparece un ítem que dice “Total de familias asistidas en el 2022: 90 mil”. No sirve el dato, no sirve el control que se hace, entonces la auditoría no va a dar, sentenció. “Están haciendo populismo más que cualquier otro gobierno”. Culminó solicitando la renuncia de Diego Robbiani.

El concejal Sánchez volvió a cargar contra el Concejal Frías, en el marco de la opinión que el Tribunal de Cuentas dio acerca de la presencia del mismo en el Cuerpo y calificó como “maquiavélico” el uso que el Oficialismo hace del Tribunal.

La concejal Landívar consideró que hubo ‘mala leche’ por parte de Amespil ya que se pidieron respuestas este miércoles en la comisión de Labor Parlamentaria. Resaltó que el Tribunal de Cuentas no actúa de la manera en que la concejal explicó, y que se necesita de la voluntad política para que intervenga. Pidió que hablen entre ellos. Por último, corrigió diciendo que la funcionaria no fue apartada, sino que renunció.

El resultado de la votación fue el siguiente
•    Resolución sobre sumarios administrativos en el área de Desarrollo Social. Aprobado por mayoría con los votos del Frente de Todos, Foro Olavarría, Ahora Olavarría y UCR Juntos y se convirtió en Resolución 019/23.
•    Resolución solicitando al Departamento Ejecutivo Municipal que requiera al Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires una auditoría general a la Secretaría de Desarrollo Humano y Calidad de Vida. Rechazado por mayoría con los votos de los bloques “UCR-Juntos” y Juntos. El expediente será archivado.
•    Proyecto de decreto sobre concurrencia del Secretario de Desarrollo Humano y Calidad de vida al HCD. Por una moción de la concejal Belén Vergel (UCR) el expediente 092/23 pasó a la comisión de Hacienda. Esto fue rechazado por los bloques del Frente de Todos, Foro Olavarría y Ahora Olavarría, pero aprobado con los votos de la UCR Juntos y Juntos.
•    Pedido de informes sobre programas sociales de la subsecretaría de Desarrollo Social. Aprobado por unanimidad. Es el Pedido de Informes 003/23
•    Pedido de informes sobre la secretaría de Desarrollo Humano y Calidad de Vida y la subsecretaría de Desarrollo Social. Aprobado por unanimidad. Es el Pedido de Informes 004/23

La concejal Landívar. al concluir, pidió aclarar lo que hizo la UCR que, para ella es cubrir la espalda de Diego Robbiani para que no se presente ante el Cuerpo en pleno.



COMPARTIR:

Comentarios