Sábado 20 de Abril de 2024

EDUCACIóN

30 de abril de 2023

Internos de la Unidad 2 fabricaron y donaron almohadones para una escuela

La experiencia se desarrolló en el marco del programa “Más Trabajo, Menos Reincidencia”, que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

Se trata de una iniciativa coordinada por el equipo del Programa Integral de Asistencia y Tratamiento para Jóvenes y Adultos (PIATJA) trabaja desde hace dos años con el objetivo de acompañar a los internos entre 18 y 21 años en el proceso de una efectiva reinserción social.

Días atrás, la directora y vicedirectora del nivel inicial de la Escuela Fray Mamerto Esquiú, Alexia Mentasti y Mirta Barragán, recibieron la donación de almohadones que fueron confeccionados en el marco del taller de tapicería que realizan los internos. El material utilizado, principalmente retazos y telas recicladas, fue provisto por el personal de la Unidad 2 y del Programa.

El equipo PIATJA está integrado por la psicóloga y coordinadora técnica Julieta Videla, el profesor de educación física Daniel Penovi y el psicopedagogo Gastón Tolosa. Los profesionales destacaron la dedicación que los jóvenes privados de libertad pusieron en la producción textil, además de la necesidad de establecer y reforzar lazos con otras instituciones, con el objetivo llevar adelante proyectos similares ya que resulta una gran motivación saber que sus esfuerzos y conocimientos aplicados en el taller de tapicería, son disfrutados por niños y niñas.

“Es un gran proyecto y un compromiso enorme del equipo que trabaja día a día en el PIATJA, intentar que estos jóvenes adquieran un oficio y visualicen que, con sus acciones, ayudan a niños en situación de vulnerabilidad. Es un compromiso ético y profesional del equipo de trabajo, nuestra intención es seguir creciendo y generando estas acciones para la comunidad, donde se unen dos pilares: aprendizaje y solidaridad”, destacó Julieta Videla el día de la entrega.

El Programa aborda la incorporación de normativas convivenciales en cuanto al compromiso con las actividades que se les ofrece a los jóvenes adultos en contextos de encierro, entre ellas: educación, deporte y capacitación laboral. También se busca la autogestión que implica vivir con responsabilidad y se los vincula con otras instituciones que los puedan acompañar en su vida en libertad.

Fray Mamerto Esquiú es una institución educativa donde muchos de los niños y niñas que asisten se encuentran sufriendo distintas vulneraciones del orden socio - económico y el nexo fue la psicopedagoga del equipo de orientación, el coordinador y la directora que fue profesora del oficial a cargo.



COMPARTIR:

Comentarios