Domingo 21 de Julio de 2024

JUDICIALES

17 de mayo de 2023

Un camionero procesado por el descarrilamiento del 22 de marzo

Este miércoles se conoció la resolución del Juzgado Federal azuleño, que interviene en la investigación y caratuló la causa como ‘Estrago Culposo por Descarrilamiento’. En pocas palabras, consideran probado que el conductor y propietario de un camión, intentó pasar cargado por el paso a nivel donde, un par de horas después, tuvo lugar el descarrilamiento del tren de pasajeros.

La decisión la tomó el juez federal penal Gabriel Di Giulio, que procesó a Julio Ignacio Catalini, que conducía un Mercedes Benz Axor, que tiraba una batea de tres ejes, la noche del 21 de marzo, en horas previas al descarrilamiento.

La investigación cita un informe de la empresa Ferro Expreso Pampeano, que menciona que el ‘riel derecho se encontraba curvado y desprendido de sus fijaciones’ a raíz de ‘un vehículo no ferroviario que al cruzar el paso a nivel lo había enganchado sacándolo de alineación según su dirección, provocando de esta  manera una apertura importante de la trocha de la vía’. Además, la concesionaria aportó un video de una cámara de seguridad domiciliaria, donde se veía a un camión maniobrar en el lugar.

Fue la Policía Federal asiento Olavarría que realizó la investigación que dio con el camión e identificó al conductor, además de sumar imágenes del Centro de Monitoreo Municipal.

En la pericia practicada al rodado, tras secuestrarlo, se determinó que ‘el camión objeto de pericia presentaba en el brazo de suspensión neumática un signo de contacto’.

A esto también hay que agregar que se secuestró el teléfono del implicado, del que se obtuvieron conversaciones que se anexaron a la investigación. Además, se citó a declarar como testigo a un contacto con el que mantuvo comunicación esa noche, donde Catalini da cuenta de lo que le pasó al intentar atravesar el paso a nivel.

En el marco de la indagatoria, el juez describe que ‘La colisión y la fuerza aplicada al riel produjo su desplazamiento y curvatura y la consecuente apertura de la trocha en el paso a nivel. Dado que la parte baja del vehículo que impactara con la vía impedía transponerla, el conductor del camión se retiró del lugar en reversa, por la misma calle de circulación. El nombrado Catalini en ningún momento dio aviso o reportó el incidente a alguna autoridad o a la empresa de trenes para que puedan tomarse medidas urgentes de precaución e impedir el paso del tren en tales condiciones’.

Agrega que ‘Como consecuencia de la ampliación de la trocha y el incumplimiento del deber indicado, alrededor de las 23.45 hs. del mismo día, la formación de pasajeros 333 de la empresa SOFSE, integrada por la locomotora A917 y sus respectivos coches, que transportaba un total de 259 personas y circulaba inadvertida del incidente, descarriló’

Todo está acompañado por imágenes que avalan la hipótesis que el juez confirma y que había sido postulada por la empresa concesionaria.

Además, Di Giulio decide dictar el embargo del camión, además de su prohibición para circular.

Catalini, por otro lado, decidió contratar como su representante legal a la Dra. Elda Donatelli que, según lo averiguado por Radio Olavarría, estaría redactando el escrito para apelar el auto de procesamiento.

Finalmente, vale decir que, desde ese momento, Trenes Argentinos no ha vuelto a correr el servicio a Bahía Blanca, que había sido repuesto semanas antes, tras haber estado inactivo 5 meses.



COMPARTIR:

Comentarios