Jueves 13 de Junio de 2024

NACIONALES

12 de julio de 2023

El 41% de las intoxicaciones por monóxido se dan por fallas de calefacción

Camuzzi Gas Pampeana difundió estos datos que se desprenden de los registros de accidentes por monóxido de carbono registrados por la compañía correspondiente a 2022.

Según la investigación, el 41% de las intoxicaciones se originaron debido a problemas en los equipos de calefacción, superando así a otras posibles fuentes de intoxicación, como los calentadores de agua (36%) y las cocinas a gas (21%). Estos incidentes se deben principalmente a conductos de evacuación de gases instalados fuera de norma, obstruidos o inexistentes, así como a la falta u obstrucción de rejillas de ventilación.

Es importante destacar que el 74% de los casos reportados a Camuzzi en 2022 en toda su área de concesión requirieron hospitalización, y se registró un índice de mortalidad del 5%. Sin embargo, estos datos representan únicamente los eventos denunciados, ya que muchas intoxicaciones no son diagnosticadas como tales, y/o no son informadas.

En este sentido, es relevante saber que el monóxido de carbono es una amenaza invisible, un gas altamente tóxico y peligroso que no tiene color ni olor, y que causa intoxicaciones. Se genera como consecuencia de una combustión incompleta de los combustibles que utilizamos habitualmente tales como la madera, el carbón, el gasoil o el gas natural, cuando no hay suficiente oxígeno disponible para lograr una combustión completa.

Una intoxicación leve puede confundirse con un malestar estomacal o una gripe, por la similitud de los síntomas: vómitos, mareos, dolor de cabeza, cansancio, debilidad, entre otros. A mayor tiempo y exposición los síntomas empeoran, bajando la temperatura corporal, la tensión arterial y el pulso, pudiendo terminar con convulsiones y o inconciencia.

Por tanto, es fundamental mantener los ambientes correctamente ventilados y verificar regularmente que las rejillas de ventilación no estén obstruidas. Además, se recomienda realizar inspecciones periódicas anuales, especialmente después de largos períodos sin uso, a cargo de gasistas matriculados, para asegurar el correcto funcionamiento de los artefactos a gas, sus conductos de evacuación y las ventilaciones.

Con estas medidas de prevención, se podrá reducir significativamente el riesgo de intoxicaciones por monóxido de carbono y proteger la salud y la vida de las personas.



COMPARTIR:

Comentarios