Jueves 28 de Enero de 2021

15.4°

EL CLIMA EN OLAVARRIA

LA PROVINCIA

27 de enero de 2013

El gobierno de Scioli insiste: "La provincia ya no da para más"

Lejos de aplacarse, el reclamo de fondos que encaró en los últimos días la administración de Daniel Scioli se endureció ayer después de las críticas que recibió el gobernador por parte del vicepresidente Amado Boudou y de otras figuras centrales del kirchnerismo. Nota: La Nación.

"Lo primero que hay que entender es que la situación estructural de la provincia de Buenos Aires ya no da para más. La provincia ya no tiene margen operativo para funcionar de esta manera y seguir prestando los servicios comprometidos", advirtió ayer ante LA NACION el presidente del Grupo Bapro, Santiago Montoya, que ejerció como un vocero técnico del gobierno bonaerense en la disputa con la Casa Rosada por el reparto de la renta nacional.

Montoya aseguró que Scioli le encomendó desde Italia que fijara la posición oficial. Pero subrayó que "no existe ningún anticipo de maniobra política rupturista".

El viernes Boudou descolocó al sciolismo al tildar el reclamo de "cobardía política", pero ayer el gobierno provincial se unificó en una idea: no abandonar la discusión y tratar de que la opinión pública comprenda la gravedad de la situación.

Montoya recordó ayer que "fue el propio Néstor Kirchner quien habló de la necesidad de reorganizar la distribución de recursos y, en ese contexto, le planteó a la provincia la misión de mejorar la administración tributaria y recortar el gasto".

"Lo primero que hay que entender es que la situación estructural de la provincia de Buenos Aires ya no da para más. La provincia ya no tiene margen operativo para funcionar de esta manera y seguir prestando los servicios comprometidos", advirtió ayer ante LA NACION el presidente del Grupo Bapro, Santiago Montoya, que ejerció como un vocero técnico del gobierno bonaerense en la disputa con la Casa Rosada por el reparto de la renta nacional.

Montoya aseguró que Scioli le encomendó desde Italia que fijara la posición oficial. Pero subrayó que "no existe ningún anticipo de maniobra política rupturista".

El viernes Boudou descolocó al sciolismo al tildar el reclamo de "cobardía política", pero ayer el gobierno provincial se unificó en una idea: no abandonar la discusión y tratar de que la opinión pública comprenda la gravedad de la situación.

Montoya recordó ayer que "fue el propio Néstor Kirchner quien habló de la necesidad de reorganizar la distribución de recursos y, en ese contexto, le planteó a la provincia la misión de mejorar la administración tributaria y recortar el gasto".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios