Lunes 27 de Mayo de 2024

LOCALES

16 de mayo de 2024

El Municipio impulsa una jornada de salud por el Día Mundial de la Hipertensión Arterial

Este viernes 17 se llevará a cabo una jornada especial, en dos sedes: Quinta Buglione (Av. Avellaneda 3805) y Paseo de la Salud (Brown y Belgrano); organizada por el equipo de salud del CAPS N° 8. Ambas jornadas se llevará a cabo de 10:30 a 12:30 horas, y está orientada a la comunidad en general.

Incluye los siguientes ítems:

–           Control de presión arterial

–           Vacunación Antigripal

–           Cálculo de riesgo cardiovascular

–           Promoción de hábitos saludables

La hipertensión arterial es el aumento crónico de la presión ejercida contra las paredes de las arterias. Es una enfermedad que si no se trata puede desencadenar complicaciones severas como infarto de miocardio, hemorragia o trombosis cerebral, insuficiencia renal o ceguera. Todas estas consecuencias pueden evitarse mediante un control médico adecuado.

Muchas personas no saben que padecen hipertensión porque no siempre esta afección produce síntomas. Por ello, es muy importante tomar conciencia acerca de los controles periódicos y la prevención y detección de factores de riesgo; principal forma de prevenir los ataques cardíacos y cerebrales.

La detección precoz es fundamental: todos los adultos deben conocer su presión arterial. La única manera de descubrir la hipertensión en sus inicios es con revisiones frecuentes. Mucha gente tiene la presión arterial elevada durante años sin saberlo. El diagnóstico se puede realizar a través de los antecedentes familiares y personales, una exploración física y otras pruebas complementarias.

Si bien se desconocen aún las causas específicas que desencadenan la hipertensión arterial, existen una serie de factores que suelen estar presentes en la mayoría de las personas que la sufren. Factores que se podrían cambiar al variar los hábitos, ambiente y las costumbres de las personas: la obesidad, la sensibilidad al sodio, el consumo excesivo de alcohol, el uso de anticonceptivos orales y un estilo de vida muy sedentario.

La hipertensión no puede curarse en la mayoría de los casos, pero puede controlarse. En general debe seguirse un tratamiento regular de por vida para bajar la presión y mantenerla estable. Las pastillas son sólo parte del tratamiento de la hipertensión, ya que el médico también suele recomendar una dieta para perder peso y medidas como no abusar del consumo de sal, hacer ejercicio con regularidad.



COMPARTIR:

Comentarios