Martes 24 de Noviembre de 2020

  • 18.4º
  • Tormenta eléctrica

NACIONALES

5 de mayo de 2013

El gobierno presiona, el paro continúa

A pesar de la amenaza del ministro Florencio Randazzo, de aplicar sanciones ante un posible lock out patronal, la medida de fuerza de los choferes de larga distancia se extiende y complica la situación de muchos usuarios, algunos varados en las terminales de ómnibus.

La UTA, por su parte, ratificó el paro y pidió al Gobierno sentarse a dialogar para destrabar el conflicto. "Hay que darle una pronta solución", enfatizó el titular del gremio, Roberto Fernández, sin ahorrar críticas; la medida ingresó hoy en su cuarto día consecutivo

Recordemos que ayer el gobierno nacional ordenó levantar la medida de fuerza de los choferes de ómnibus de larga distancia, tras decretar un aumento salarial del 23%. La cámara empresarial del sector rechazó la medida y en consecuencia, el gremio ratificó el paro.

Mientras el Ministerio de Trabajo dispuso al mediodía que los salarios de los trabajadores subieran 23% hasta el 31 de diciembre con carácter remunerativo, la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi) dijo que es "imposible" asumir esa suba.

Si bien la resolución firmada por la secretaria de Trabajo, Noemí Rial, y por el secretario de Transporte, Alejandro Ramos, insta a la UTA a dejar sin efecto las medidas de acción directa que afectan los servicios de larga distancia en forma inmediata, al encontrar en la presente resolución por la suba del 23% "una justa composición de los derechos de los trabajadores representados por la entidad sindical", hasta esta mañana el paro continúa desarrollándose.

El Gobierno ha intentado presionar al sector empresarial con la posibilidad de aplicar "las sanciones que tanto al sector empleador como a los trabajadores les puedan corresponder", dijo ell ministro de Trabajo, Carlos Tomada, advirtió que si continuaba el paro de los choferes de larga distancia podría accionar en ese sentido.

El titular de Trabajo explicó que desde el Gobierno "se ha atendido la demanda (salarial) del sector sindical", al conceder un aumento del 23% y aseveró que "los empresarios tienen que normalizar el servicio". "No queremos llegar a una situación en la que el gremio siga con el paro y los empresarios sigan con su actitud. Transmitiría una sospecha muy fea, como que hay un acuerdo para lograr que sea el estado el que resuelva", resaltó Tomada.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios