Domingo 29 de Noviembre de 2020

25.6°

EL CLIMA EN OLAVARRIA

LA REGIóN

19 de octubre de 2013

Azul: causa Cementerio

Funcionarios informaron a los Concejales el cambio de carátula a “Fraude en perjuicio de la administración pública”


Ayer en horas del mediodía el secretario General Sergio Cedeño y el secretario de Gobierno Mauro Grandicelli concurrieron al Concejo Deliberante para informar a los ediles los avances en la causa penal que se inició a partir del hallazgo de restos óseos en el cementerio y la supuesta venta ilegal de tierras, bóvedas y nichos. En la oportunidad los funcionarios detallaron los avances de la causa y el cambio de carátula a “Fraude en perjuicio de la administración pública”. También confirmaron que la justicia notificó sobre este procedimiento al ex funcionario de la gestión de Omar Duclós, Jorge Picaroni.
Se encontraban presentes el presidente del Concejo Deliberante Alejandro Lozano, los concejales Rodolfo Rancez, Pablo Puppio, Diego Colman, Martín Laborda, Claudio Molina, Andrea Marina, José Cordeviola, Ramiro Ortiz, Agustín Carús, Ruben Ladagga y Cristina Croharé. También participaron de la reunión Silvia Beatriz Zárate y su esposo -que resultaron damnificados en la compra de nichos- y Daniel Arrastúa, víctima del robo de la puerta de la bóveda que posee en el Cementerio Municipal.
En el inicio del encuentro, el edil Rodolfo Rancez explicó a los presentes que la convocatoria surgió como un pedido de informe, tras la presentación en la última sesión de un proyecto de Comunicación -de autoría del Frente para la Victoria- donde se refleja lo acontecido desde hace unos años a la fecha en la necrópolis local.
En ese sentido, Cedeño explicó que la denuncia es el resultado de diferentes irregularidades encontradas, tras la asunción del intendente José Inza, en la administración del cementerio y que tuvo como puntapié inicial el hallazgo de ataúdes sin identificar en los depósitos.
Por su parte, el secretario de Gobierno detalló que la causa se inicia tras el hallazgo de 39 ataúdes sin identificar en depósitos del Cementerio pero agregó que con la aparición de testimonios comenzaron a surgir otras irregularidades en el manejo administrativo. “A partir de ahí se empieza a barajar un posible cambio de la caratula de la causa, hay testimonios donde se ha adquirido una parcela o un nicho y cuando han ido con el familiar a usar la bóveda se encuentran con que está ocupada y cuando van a la administración les dicen que no les pertenece, y ahí el tema es que no saben qué hacer, porque creían haber adquirido el predio y tener el destino para su familiar”.
En tanto agregó que “otros denunciantes hicieron mención que no solamente le vendieron la bóveda sino que también le cobraron un adicional para ponerla en condiciones”.
Durante la reunión, Grandicelli dijo que “la línea investigativa empieza a ampliarse en la misma causa, la Municipalidad de Azul no ha tenido un rol procesal, solamente ha actuado como denunciante y ha aportado la documentación que requirió la justicia, pero en atención a un cambio de calificación legal que habría ya en el ámbito de la justicia, es que desde el Departamento Ejecutivo estamos evaluando asumir otro rol procesal en el ámbito de la causa, porque ya hay un despacho en el ámbito de la fiscal donde ha mandado a notificar a Jorge Picaroni y a Pedernera de la conformación de la causa”.
En ese orden, confirmó que tanto el ex funcionario de la gestión de Omar Duclós como el empleado del cementerio fueron notificados del “delito de fraude en perjuicio de la administración pública” y contó que se agregaron nuevas denuncias de familias damnificadas.
Por su parte, la vecina Silvia Beatriz Zárate relató que ante la necesidad de adquirir un nicho llegó al Cementerio Municipal y fue informada en la administración sobre la posibilidad de adquirir un espacio, “les dejé mi teléfono –narró- y a los 15 días me llamaron y me dijeron que tenían disponible dos nichos. Me mostraron uno que dije que no porque estaba en malas condiciones y a la semana siguiente me volvieron a llamar y me mostraron otro que decidí comprar”.
“En ese momento estaba una empleada administrativa, había mucho movimiento, entraba y salía gente, hicimos todo el tramite ahí, obviamente pedí un recibo porque me pidieron en ese momento 800 pesos y era como que nadie me lo quería firmar y llamaron a una persona que no estaba en la oficina, creo que era de maestranza, vino y firmó”, contó y agregó que el pago lo realizó en el Cementerio.
Posteriormente, la vecina mostró el certificado que recibió ante la compra, y fue el Secretario de Gobierno quien confirmó que no tiene validez, ya que solamente lleva la firma y un sello del ex funcionario Jorge Picaroni.
Antes de finalizar su intervención Zárate manifestó que una tía suya también fue víctima de esta venta irregular de nichos. “Tengo problema con otro nicho que compró una tía mía que tiene ahora 94 años. Cuando falleció mi tío, mi prima se acercó con este papel al cementerio le dijeron que esto era trucho directamente”.
En ese contexto Grandicelli explicó que “la particularidad del tema es que ellos adquieren en muchos casos en un momento determinado un nicho y después cuando necesitan usarlo es que empiezan a darse cuenta de la manera irregular que lo adquirieron”.
Los ediles también consultaron a los funcionarios sobre el manejo actual de la necrópolis, y el cuestionario se basó específicamente en el tema seguridad, a raíz del robo de la puerta de una bóveda, perteneciente a la familia Arrastúa.
Por último, los secretarios se pusieron a disposición de los ediles para brindar las explicaciones que consideren necesarias con el fin de conocer los hechos, más allá de la causa judicial que impulsa la Fiscalía Nº 1.
 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios