Domingo 7 de Junio de 2020

  • 8.6º
  • Nublado

LOCALES

30 de marzo de 2014

Radicarán una denuncia en el INADI por las obras en la Escuela 504

El arquitecto José Luis Arguiñena, especialista en temas de accesibilidad para discapacitados y ex integrante de la Comisión Directiva del Colegio de Arquitectos, indicó que a fines de esta semana expondrá en la sede local del INADI, contra el Municipio y el Consejo Escolar.


Recordemos que estos organismos están tras la obra para construir aulas en el edificio de la 504, situado sobre Avenida Ituzaingó y tratar de culminar con el problema edilicio de la Escuela 503.

Arguiñena explicó que haciendo esto de la forma en que lo van a hacer, es volver a la concepción que existía en el Siglo I, cuando se disponía que los discapacitados permanezcan en un sitio, tipo gueto.

Consideró que con la construcción de esas aulas están “tirándolos todos juntos y nos sacamos un problema de encima con 800 mil pesos”

Opinó que con ese dinero puede comenzarse un edificio para la 503, en el lote que la institución tiene cerca de los “palos de colores”.

El tema de la distancia al establecimiento, en caso que allí se construya, podría resolverse con la propia camioneta que la escuela posee.

Respecto a la denuncia, Arguiñena sostuvo que se puede discriminar por acción o por omisión.

Manifestó que el Municipio y el Consejo Escolar están discriminando por acción.

Por otro lado, explicó que Mario Sosa, Director de Discapacidad, será denunciado por omisión, ya que no ha manifestado oposición al proyecto.

Indicó que la construcción no cumple con varios tratados y leyes. Entre ellos mencionó a la Convención Internacional de Derechos Humanos de personas con discapacidad, la Ley 26378, la Constitución Nacional, la Ley Nacional 24314 y la Provincial 10592.

En cuanto a las objeciones técnicas, Arguiñena planteó que pueden hacerse dos edificios en un mismo lote para dos discapacidades diferentes, pero no lo que van a hacer ahora.

Explicó que en el lote vacío se pueden construir entradas independientes y áreas de trabajo diferenciadas.

Acá, señaló, se destruye un edificio pensado para chicos con discapacidad intelectual y se le agrega alumnos con parálisis cerebral, que no tienen movimiento, a diferencia de los primeros.

Agregó que estudió el proyecto, que tiene mal diseñados los baños para discapacitados y las salidas de emergencias.

Entre las últimas, indicó que una salida está pautada a través de un aula que ocupan chicos con parálisis cerebral, que en un hipotético incendio funcionarían como “tapones” de la salida.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios