Sábado 16 de Enero de 2021

22.9°

EL CLIMA EN OLAVARRIA

LOCALES

6 de junio de 2012

Estreno mundial de la obra del compositor olavarriense Jesús Cañete con la Sinfónica Municipal

Este domingo 10 de junio a las 20.30 horas en el Teatro Municipal dará inicio el concierto de la Orquesta Sinfónica Municipal “Mtro. Mario A. Patané” con el estreno mundial de la obra del compositor olavarriense Jesús Cañete “Ordenes de caballería”, dirigida por el maestro Diego Lurbe.

Por este motivo, el Gobierno Municipal, a través de la Subsecretaría de Cultura, Educación y Turismo, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social, invita a toda la comunidad a presenciar un concierto único y memorable.

Con la claridad propia de quien sabe lo que quiere expresar a través de su arte, Jesús Cañete resalta que esta obra es una interpretación para piano a cuatro manos y orquesta de cuerdas con timbales y dice que “escribí el concierto en el año 2007 con varios objetivos a representar en la obra, extendiendo la dedicatoria del mismo al maestro Alfredo Rossi, quien fue mi primer maestro de composición en Olavarría. “Órdenes de Caballería”, desde mi visión, encierra la sangre derramada en guerra, la sangre derramada en la cruz. La sangre no es más que un símbolo de lucha y fe, diciendo que en estos sonidos se encontrará aquello: sangre de guerra y sangre de fe.”

El concierto está compuesto por cuatro movimientos: Presto - Adagio - Allegro tempestuoso y Allegro marcial, cada uno de los movimientos representa una orden de caballería: Temple - St. Sepulcre - St. Jacques de l’epee y Teutonique, que a su vez carga con el peso de sus correspondientes lemas: “Non nobis, Domine, Non Nobis, Sed Nomine Tuo Da Gloriam” (No para nosotros Señor, no para nosotros, sino en tu Nombre danos Gloria), “Deus lo vult” (Dios lo quiere), “Rubet ensis sanguine arabum” (La espada es roja de sangre de árabes) y “Christus Vincit, Christus Regnat, Christus Imperat” (Cristo Vence, Cristo Reina, Cristo Gobierna).

El joven olavarriense comenzó a tener interés por la composición desde muy chico, casi a la par de sus inicios en la música, mas precisamente a los 13 años, estudiando con el maestro Alfredo Rossi y recuerda que “desde armonía, contrapunto y fuga, hasta pasar por la elaboración de obras sinfónicas con el estudio de la orquestación, el mtro. Rossi supo incentivarme con seriedad en la composición musical, el haber convivido a su lado durante sus últimos años tuvo un valor muy grande para mi posterior formación, y mantengo imborrables recuerdos de sus enseñanzas.” Asimismo, no deja de destacar que “el hecho de haber tenido la oportunidad de estudiar desde tan joven con el maestro Rossi, se lo debo agradecer de manera muy especial al esfuerzo de mis padres, y la incondicional confianza puesta sobre cada una de mis iniciativas.”

Tal vez el momento más íntimo y misterioso de un artista de estas características sea el momento de componer, de sentarse a escribir e intentar transmitir lo que siente, por eso Jesús afirma que “la elaboración de una nueva idea en marco de una formación, forma o concepto, conlleva para mí un proceso artístico totalmente abstracto. Por lo general, en cada una de mis obras impongo un título (su identidad) con una carga histórica más o menos importante, real o imaginaria. Llevar a los sonidos aquellas imágenes o conceptos es todo un proceso, que puede durar días, como puede durar meses, pero en ningún instante deja de ser placentero. Parece ser desde este punto de vista algo muy poco racional, pero no lo es, oculto en lo místico de la composición hay muchas horas de estudio y análisis.”

Es por esto que el momento de exponer la obra al público supone un sensación única para su compositor, y en este caso, Cañete nos dice que “una vez finalizada la composición de una obra, uno se encuentra con una partitura que espera hablar y ser escuchada, hasta que no se la escucha es una música ignorada y tan solo forma parte de mi imaginario. Cuando llega el momento del estreno y la obra poco a poco toma vida, es el inicio de recrear algo muy propio que empieza a despegarse de mi imaginario. En el año 2009 tuve la dicha de que el maestro Diego Lurbe junto a la Orquesta Sinfónica de Olavarría estrene un relato sinfónico ("La Procesión") que compuse en dicho año, y en ese momento de escuchar la obra totalmente terminada, descubrí para mi gran felicidad, que ya no pertenecería a mi imaginario, sino que por esa noche fue parte de todos.”

La propuesta del estreno de la obra, surge del maestro Orlando Millaá a fines del año 2011, en un principio era para realizarlo en la Facultad de Derecho junto a la Orquesta Juvenil de Cámara del Congreso Nacional, y más tarde se sumaría el maestro Diego Lurbe con la Orquesta Sinfónica Municipal. La casualidad quiso que las fechas de presentación se dieran de manera consecutiva, por lo cual el sábado se presentará en el auditorio de la Facultad de Derecho y el domingo en el Teatro Municipal de Olavarría, en ambas oportunidades, la dirección estará a cargo del maestro Diego Lurbe junto a los pianistas Orlando Millaá y Laura Maito, con su ejecución a cuatro manos.

La entrada para este concierto tiene un valor de diez pesos como bono contribución y es la gran posibilidad de escuchar y disfrutar esta composición, que será una sorpresa tanto para los espectadores como para su compositor, quien verá reflejado en el mismo todo lo que quiso decir. Tal como lo afirma Jesús Cañete “durante los preparativos y ensayos, valoro de manera muy notable la labor que llevan a fin tanto los músicos de la orquesta, como director y solistas; y deseo que el público se lleve algo mas que un programa de mano de un concierto, deseo dejar plasmado por un instante una sensación alejada de cualquier realidad, tratando así de trasladarlos, sin pensar, a aquellos mundos que trato de relatar a través de la música. A tal punto, que no pretendo recuerden ni el título de mi obra ni mi nombre, sino una gran sensación de melancólica piedad y espíritu de lucha.”

Jesús Andrés Cañete

Nace en Olavarría el 25 de mayo de 1987, iniciando sus estudios musicales en el Conservatorio de Música Olavarría (1998) con la profesora Graciela Rossi (piano), posteriormente con la pianista Evelina Aitala Pacín. Desde los 13 años incursiona en estudios de composición, su primer maestro: Alfredo Rossi y Rossi (Olavarría)

A los 15 años estrena Melodía Tergiversada para un Adiós Eterno (piano), de A. Rossi, en la “Scala de San Telmo” (Capital Federal).

Participó en master class dictadas por los maestros: Orlando Millaá (Argentina), Tanja Wagner (Alemania), Herber Gill (Alemania), Wei-Hsien Lien (Taiwán) y Elena Rojas (Venezuela), entre otros.

Es integrante fundador de la formación musical “Doce de Cámara”, con quienes viene realizando más de 30 conciertos desde el año 2005.

Actualmente cursa materias correspondientes al segundo año de la Licenciatura en Artes Musicales con Orientación en Composición, en el Conservatorio Nacional “Carlos López Buchardo” (IUNA), maestro Guillermo Pozzati. De forma particular con el maestro Claudio Schulkin.

En el año 2008 estrenó su Suite Nro. 1 para fagot y piano (Sombras Irracionales, del ciclo “Génesis kosmou”) junto al fagotista Diego Lurbe.

El 4 de agosto de 2009, la Orquesta Sinfónica Municipal de Olavarría “Mtro. Mario Patané”, estrena su Relato Sinfónico Nro. 1, “La procesión”, con la dirección del Mtro. Diego Lurbe (parte del programa, cierre “Gestarte 2009”).

El 28 de agosto de 2010, el Ensamble Instrumental “Doce de Cámara” estrena la “Suite Porteño” para sexteto (flauta, dos clarinetes, fagot, piano y contrabajo).
 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios