Jueves 21 de Enero de 2021

25.3°

EL CLIMA EN OLAVARRIA

LOCALES

3 de noviembre de 2014

Redefinición de políticas socio sanitarias

Comenzó la capacitación para los equipos de salud y desarrollo social, a cargo del Lic. Daniel Arroyo. El Intendente participó de la apertura de la jornada, y sostuvo que: “Tenemos que replantearnos estas políticas que tengan eje en la familia, y cómo empezamos a producir una presencia activa del Estado, que trate de generar paz social, y un proyecto de vida que muchas veces se pierde en la esquina del barrio

 La cuestión social, política y económica requiere integralidad, generando políticas públicas centradas en la familia,  priorizando  valores y principios como la dignidad, el desarrollo y la democracia.

La experiencia comenzará en el barrio Nicolás Avellaneda en los 312 hogares, con un relevamiento social y sanitario, tomando como eje la familia, y teniendo en cuenta el contexto de vulnerabilidad social.

El Programa denominada “Olavarría crece con vos” comprende una etapa de planificación de las políticas sociales que el Lic. Daniel Arroyo, encargado de la capitación de los equipos de salud y desarrollo social, califica como de “segunda generación”. 

Este lunes en el Salón Rivadavia, se inició la capacitación, que durante su apertura contó con la presencia del Intendente José Eseverri, el Lic. Daniel Arroyo, y la Subsecretaria de Indicadores Locales, Patricia Seijo. Eseverri en la oportunidad, hizo foco en volver a “poner el eje en la familia”, y en “pensar una concepción del Estado más amplia”.

Participaron el Presidente del Concejo Deliberante, Eduardo Rodríguez, el Secretario de Desarrollo Social, Cristian Delpiani, el Secretario de Prevención y Atención Sanitaria, Ramiro Borzi, subsecretarios, directores, coordinadores, encargados, y personal de las distintas áreas.

El Intendente se remontó a los inicios de su gestión, y dijo que: “En principio, cuando asumí la gestión en el 2007 nos encontramos con una realidad que habíamos consolidado, y que era que Olavarría tenía un centro de salud cada 10 cuadras, y cada 5.000 habitantes, que es una potencialidad que al día de hoy no tienen otros municipios en la provincia de Buenos Aires”.

En esta línea, destacó la creación de los Servicios Territoriales Municipales como una forma de acercar al Estado al vecino: “Esta cercanía nos permitió empezar a pensar en los Servicios Territoriales Municipales, que tiene por objeto fortalecer la presencia del Estado a través de distintas instituciones, sobre todo llevar las políticas sociales. Es un ámbito de referencia en el barrio, donde la gente que necesita algo del Estado, no tenga que venir hasta el centro o al edificio municipal para buscar una solución para su problema”.

“Empezamos a construir este espacio en el barrio donde el vecino, las instituciones educativas, deportivas, religiosas, autoridades que son elegidas por los vecinos del barrio y tienen un nivel de representativad, tengan un punto de encuentro con el Estado”, agregó sobre esta experiencia de descentralización del Municipio.

“Queremos agregarle a este encuentro con el vecino un espacio de diálogo para la paz social y de racionalidad en la búsqueda de soluciones”, sostuvo Eseverri acerca de este desafío de repensar las políticas públicas.

“El ejemplo que hoy empezamos a hacer ojala pueda transmitirse al resto del país, tiene que ver con qué le pasó en Argentina en estos últimos años, y no quiero estigmatizar en esta década, porque sería injusto”, contextualizó, y al mismo tiempo aseveró que “estamos en un viaje de ida hacia una latinoamerización profunda”.

“Cualquiera que mire otras ciudades de América Latina va a encontrar que los problemas que empiezan a aparecer en Argentina son bastante parecidos, el pibe en la esquina con la droga, la pérdida de la calidad educativa, el Estado ausente”, coincidió.

“Mucho de ustedes han sido actores de la crisis del 2001. En Olavarría teníamos más de 5.000 planes de Jefes y Jefas de Hogar, y esa crisis social trajo a los comedores, a los pibes fuera de la escuela, trajo al Estado para reemplazar a la familia”.

 

EL EJE EN LA FAMILIA

 

Para Eseverri, “hay un lugar que la Argentina perdió que es el lugar de lo que nosotros entendemos como familia como transmisor de valores, como parte central del sistema educativo, como lugar de referencia del pibe, y donde la mesa familiar era un lugar de encuentro. No es un tema menor que los padres no se puedan encontrar con los hijos en la mesa, es un espacio tradicional donde aprendíamos cosas con los mayores”.

“La idea es volver a tener políticas sociales con eje en la familia”, definió acerca del cambio de mirada en las cuestiones sociales.

“El Estado también ha tenido un retroceso donde todos hemos sido parte. Los primeros médicos de la primera etapa de la atención primaria eran los referentes barriales porque estaban a cargo de la salita, porque conocían las historias personales de cada una de las familias del barrio”.

“Ahora tenemos que volver a pensar cómo hacemos para volver a meternos en la casa de la gente, para saber qué le pasa”, consideró.

Eseverri insistió: “Tenemos que volver a replantearnos con mucho compromiso social estas políticas de segunda generación que tengan eje en la familia, y veamos cómo empezamos a producir una presencia activa del Estado, que trate de generar paz social y un salvataje a un proyecto de vida que muchas veces se pierde en la esquina del barrio, porque el pibe termina teniendo otra vida, con otros referentes que son ni los padres, ni la escuela, ni el Estado, ni el club, ni el sacerdote o el pastor del barrio, y ahí tenemos que estar nosotros para ver si alguna manera podemos reconstruir un proyecto de vida en cada uno de esos pibes”.

Sobre esta concepción del Estado “ampliado”, manifestó que: “Hay que empezar a cambiar el eje de las políticas socio-sanitarias, donde no haya compartimentos estancos, sino que seamos el Estado en su concepción más amplia, que abarca desde la cultura, el deporte, la salud, y las políticas sociales, y hagamos que esa persona en esa individualidad y en colectivo de una familia como núcleo construya una vida distinta”

“Nosotros tenemos la decisión política de hacerlo, y por eso hemos traído a Daniel Arroyo, que ha sido el autor intelectual de empezar a escribir sobre las políticas sociales de segunda generación en el país”.

 POLÍTICAS SOCIALES DE SEGUNDA GENERACIÓN

 La capacitación denominada “Planificación de las Políticas Sociales para el Desarrollo Comunitario”, estuvo a cargo del Lic. Daniel Arroyo, experto en Políticas Sociales, docente de FLACSO, ex Ministro de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires y Vice Ministro de Desarrollo Social de la Nación.

“La intención de estos encuentros es planificar políticas de desarrollo social y comunitario, que se base en tres puntos claves: primero que la Argentina está mucho mejor que en 2001; segundo que en los últimos cuatro años la situación empeoró, si uno ve un ciclo largo ve que ha habido mejoras pero si ponemos la lupa en la situación social tenemos dificultades críticas, y un empeoramiento de los indicadores sociales; y tercero, a mi modo de ver, hay que encarar otras políticas sociales que llamaría de segunda generación, no romper lo que hay sino tomar como base lo que existe, atendiendo los problemas que no hemos podido resolver”, introdujo Arroyo ante los efectores sociales y de salud, que integran el Gobierno Municipal.

“La idea es que, efectivamente estamos mejor que en el peor momento de la crisis social del 2001, en los últimos años se ha complicado, y hay que encarar otras políticas sociales basadas en mucho de lo que se ha trabajado en este último tiempo”, afirmó.

Sobre la capacitación, Arroyo explicó que: “En un conjunto de encuentros vamos a ver la planificación de las políticas sociales, basadas en el trabajo comunitario, en el trabajo con familias, en ir al territorio”.

En el marco de la planificación, señaló tres etapas: diagnóstico, diseño, y ejecución, y expuso que “el diagnóstico es ver donde estamos parados, diseño que es decir que vamos a hacer, y ejecución que es ir a hacerlo. En este primer encuentro vamos a ver el diagnóstico que es ver la foto de la situación social que tienen algunas características, con las políticas públicas que se están encarando”.

Esta experiencia que tendrá como prueba el barrio Nicolás Avellaneda, se extenderá a otros barrios, y se proyecta hacer un relevamiento nutricional de los niños menores de 5 años en situación de vulnerabilidad.

Como parte del estudio, se pondrá en marcha un control de salud que incluirá mediciones de tensión arterial, glucemia y controles de factores de riesgo en 221 personas de más de 40 años. El objetivo es actualizar datos sobre la población objetiva.
.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios