Viernes 27 de Noviembre de 2020

  • 11.3º
  • Despejado

LOCALES

19 de julio de 2012

Dos legisladores de la Séptima Sección proponen estatizar el juego de la Provincia

Se trata de la Senadora de la CC – ARI, María Isabel Gainza y el Diputado del FPV Mario Caputo. En las últimas horas ambos legisladores, por separado, se expresaron en torno al tema. Gainza presentó un proyecto de Ley; Caputo pidió abrir el debate.

 

En medio de definiciones sobre la extensión de las licencias para la explotación de las Salas de Bingo, plan de Daniel Scioli para aliviar la crisis económica que vive, Mario Caputo diputado provincial por el FPV que responde a Florencio Randazzo, manifestó que las cuestión “requiere de un debate más profundo” y analizar incluso la “estatización”.

“El tema del juego en la Provincia requiere de un debate más profundo. Siempre cuando hay medidas extraordinarias o situaciones límites, se recurre a este tema y yo creo que nos debemos un debate más profundo, hay que analizar, incluso, hasta la estatización del juego en la provincia de Buenos Aires. No hay que eludir el debate de que si al estado le conviene podríamos avanzar en ese sentido”, expresó Caputo en declaraciones periodísticas.

La que fue más allá fue la Senadora María Isabel Gainza quien incluso presentó un proyecto de Ley para Estatizar el Juego.  

El proyecto autoriza a Loterías y Casinos bonaerense a explotar sin intermediación las loterías, bingos, casinos y máquinas tragamonedas de Buenos Aires una vez que finalice cada una de las licencias que habilitan a las empresas que actualmente gerencian la actividad lúdica.

Un proyecto similar fue presentado por Walter Martello, titular del bloque de la Coalición Cívica (CC) de la Cámara de Diputados bonaerense, en el marco de la estrategia de la CC para brindar a la Provincia una solución jurídica integral al tema del juego. El último martes se habían presentado dos proyectos para atender la coyuntura y, así,  redistribuir las utilidades que generan bingos y tragamonedas de manera de aumentar los recursos genuinos del estado al aumentar el canon que pagan las empresas licenciatarias y al modificar la alícuota por ingresos brutos que abonan al fisco.

 “La estatización del juego que proponemos es la solución ulterior que el estado debe emprender en este tema. A medida que vayan cayendo las licencias de bingos y casinos, quedarían inmediatamente estatizadas preservando las fuentes laborales y evitando así eventuales demandas contra la Provincia”, explicó Gainza.

La iniciativa de la legisladora olavarriense autoriza al Estado a explotar el juego de azar “denominado Lotería Familiar, Lotería Familiar Gigante o Bingo y de máquinas electrónicas automatizadas denominadas tragamonedas, y/o cualquier modalidad de juegos de electrónicos, en línea, o mediante sistemas de telefonía celular, en todo el territorio de la provincia y prohíbe concesionar o delegar mediante cualquier otra forma jurídica la explotación aludida a particulares, municipalidades u organismos nacionales”.

 El texto establece que “de la recaudación que se obtenga por la explotación de los juegos, el 50 por ciento, como mínimo, deberá ingresar al erario público provincial y será destinado, exclusivamente, a satisfacer los derechos establecidos en el art. 37 de la Constitución”, es decir, las políticas efectivas de acción social y salud pública.

Al fundamentar la iniciativa, la legisladora de la CC opinó que “el juego en la provincia de Buenos Aires ha tenido un desarrollo brusco en los últimos años. Esta importante fluctuación en nuestro territorio responde a la proliferación de salas de bingo y tragamonedas en lugares antes impensables por las condiciones de vulnerabilidad social, habitacional y sanitaria en que viven muchos bonaerenses”.

La Provincia cuenta actualmente con 46 salas de bingos, muchas de las cuales han abierto sus puertas en los últimos quince años. Existen, asimismo, 11 casinos que responden a una distribución geográfica en sintonía con el precepto que ubica a las salas de juego en lugares de ocio y recreación. Pero sólo 11 de los bingos se encuentran instalados en zonas turísticas mientras que los 35 restantes no lo están.

 “Al haber tenido las salas de juegos un crecimiento exponencial, se pueden afirmar fehacientemente, que las utilidades, también han tenido un importante desarrollo. Las utilidades que consiguen las empresas de juego en la Provincia son realmente llamativas. Por ejemplo, cada tragamonedas de la firma española Codere tiene una recaudación media diaria de 270,2 euros, mientras que en su país de origen apenas obtiene 42 euros”, enfatizó Gainza.

Por último, la senadora por la 7° sección indicó que, de concretarse la estatización, “la Provincia contaría con importantes recursos que, en lugar de ir a parar a las cuentas bancarias de un pequeño grupo de empresarios, permitiría paliar algunas de las serias deficiencias que existen en materia de salud, educación y seguridad”. 

Fuente: Infocielo y prensa de la Senadora Gainza

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios