Lunes 17 de Febrero de 2020

  • 25.8º
  • Mayormente nublado

LOCALES

12 de agosto de 2016

Nos han ofrecido de todo para silenciarnos, pero nosotros iniciamos una lucha que ya está perdida

Lo dijo en diálogo con Radio Olavarría María Lujan Rey, mamá de Lucas Menguini, una de las víctimas de la tragedia de Once en la previa a la presentación de su libro que se realizó este viernes en la Biblioteca Crucero General Belgrano, ubicada en Pellegrini 2350 . La actividad fue vorganizada por el Instituto Moisés Lebensohn


En principio se refirió al libro “Desde mis Zapatos” y dijo que es un diario personal que podría haber escrito cualquier mama desde una tragedia evitable.

 

El libro se refiere a la nueva vida que le toca vivir al familiar de una víctima que empieza una lucha.

 

A veces puede ser duro leer pero es lo que sucedió.

 

Dijo que el libro cuenta desde el 21 febrero de 2012 que es la ultima vez que se encuentra con mi hijo, lo que fue la búsqueda de más de 60 horas hasta encontrarlo en el chapa 16 y desde ahí conocer a los familiares de  otras víctimas, luchar en un país en el que estamos descreído de la justicia y en frete tener al poder económico y político y tratando de instalar en la sociedad un maquinista suicida o que se había quedado dormido cuando todo era fruto de la corrupción y desidia.

 

La tragedia obligo a hacer algo y salieron a comprar trenes chinos pero por ejemplo este jueves hubo un descarrilamiento de esos trenes chinos porque lo que se hace para aparentar no es una política de estado.

 

Es necesario que se sigan haciendo obras como rieles cruces frenado automático entre otros.

 

Los familiares siguen estando alertas. Fue un punto de inflexión ya que la lucha de los familiares logró detenidos.

 

Respecto de las presiones dijo “Nos hay ofrecido trabajo, dinero, autos, todo para silenciarnos, hasta acciones intimidatoria.

 

Finalmente indicó que “siempre sabemos que iniciamos una lucha que ya está perdida porque a Lucas no me lo devuelve nadie y por eso nada nos da miedo.”

 

Nos falta como sociedad sentir la empatía con el que le ha tocado una tragedia

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios