LOCALES

29 de diciembre de 2016

Con críticas, Olavarría tiene presupuesto 2017

La sesión especial del Concejo se llevó a cabo por algo más de una hora y allí, los ediles aprobaron el cuerpo normativo pensado por la gestión de Galli.

El concejal Gregorini fue el que defendió el proyecto de presupuesto 2017 y afirmó que la pauta inflacionaria se tomó de lo presupuestado por la Provincia, un 17%.

La concejal Araneo comenzó diciendo que se pudo dar curso al fondo creado por el tema Violencia de Género, pero el de las bibliotecas no corrió la misma suerte.

Criticó a la gestión actual por la planta de funcionarios, que es mayor que la de la de Eseverri, de la que fue muy crítica, reiteró.

Araneo fue crítica con los sobresueldos dados por decreto a los funcionarios de más alto rango.

Señaló que es intensa la incrementación de personal. Alcanza al 60% del presupuesto, dijo. 

Fue lapidaria con el procentaje destinado a obras en el nuevo presupuesto. Al igual que con lo destinado a Salud.

Recordó que una propuesta es una ambulancia itinerante y aprovechó para preguntarse en quedó el cambio de la Grand Cherokee por una unidad sanitaria movil.

Denunció que en el nuevo prespuesto recortan el del Hopital de Espigas.

Fue crítica con el cierre de los CAPs por cuestiones de seguridad.

También señaló que el presupuesto en general está sub estimado por lo que va a recaudar y por lo que le enviarán en concepto de coparticipación. Consideró como "muy buena" la estructura de recursos, "pero no les alcanza" y hacen lo imposible para conseguir mas recursos, hasta lo que no corresponde.

Afirmó que es mentira que el Concejo quiera desfinanciar al Ejecutivo, y dijo que cree que el Ejecutivo se desfinancia solo.

Sostuvo que el ejecutivo está mas preocupado por realizar aprietes, mas que por las cosas urgentes.

El concejal de UNA Emilio Vitale adelantó el voto positivo para que el Ejecutivo vea que no está la máquina de impedir.

De todas maneras dijo que "reventaron las arcas municipales". Señaló que de lo recaudado tenían el 93 de libre disponibilidad. Recordó que los ediles tienen el RAFAM y ven, pero quien gasta es el Ejecutivo.

Criticó que hayan traído matones al HCD, mientras decían que eran "lo nuevo".

Pidió que el Fondo Educativo se use para las escuelas de  ciudad  y localidades y aprovechó para pegarle por no recorrer los pueblos para explicar el decreto de elección de delegados.

Comparó el ingreso per cápita de Olavarría con ciudades como Rosario, Bahía Blanca y Tandil. Diciendo que está muy cerca de estas grandes ciudades.

Ironizó con el slogan de campaña de Galli y dijo que hay que estar y trabajar, porque recursos hay, pero están mal adminitrados.

Criticó algunos gastos relacionados con lunchs y comidas. "Tomen agua" pidió, al decir que había gastos por 150 mil pesos en "refrigerios".

Denunció que en agosto dejaron de cobrar muchos proveedores.

El concejal Saúl Bajamón   dijo que el presupuesto es una confesión de lo que es el gobierno de Cambiemos. En este presupuesto no hay Tierra, Techo y Trabajo. Denunció que hay pautadas 5 ayudas para familias. No hay nada de viviendas y no hay generación de trabajo.

Bajamón dijo que se está sub ejecutando las partidas para desarrollo social, según los números de RAFAM, sistema del que tiene algunas reservas porque fue creado por Ruckauf y el Banco Mundial.

Señaló que no acompañará el presupuesto.

Liliana Rizzonelli dijo que hay preocupación por el sistema de salud. Ironizó con que se pas{o del festejo por la adquisición de una camilla a la falta de insumos.

El concejal Federico Aguilera criticó el tema de la deuda, que es igual y mayor en algunos lugares, que lo que ha denunciado la actual gestión, que había heredado de la anterior.

Se recorta en deporte, asistencia social y al Hospital de Hinojo, y se destina a comercio exterior y coopereación internacional.

Afirmó que se destinarán 6 millones de pesos a una Agencia de Transparencia.

Señaló que no están de acuerdo con todas estas ideas y manifestó su voto negativo a la norma.

La concejal Arregui criticó la actual gestión y afirmó que miente en el presupuesto, porque cuando lo firmó no estaba en Olavarría.

Denunció que siguen tomando empleados, pese a los números. Agregó que hay casi 500 empleados porque hay muchos que no cumplen la función y deben tomarse como contratados. Serán 140 millones de peso más en sueldos.

Es la misma cantidad de empleados que puso Juan Manuel García Blanco en cuatro años, recordó.

Por otro lado recordó que se criticó a Eseverri por gastarse el plazo fijo en obras, mientras que el intendente actual gastó el impuesto a la piedra en sueldos.

Arregui manifestó que hasta el año pasado los proveedores cobraban a 30 y 60 y denunció que hasta ayer, Galli tiene 120 millones de pesos de deuda a 120.

Se preguntó qué van a dejar de hacer.

Respecto a la comparación con los legisladores provinciales, Arregui explicó que Vidal no jugó por izquierda con ellos, como sí lo hizo Galli con ellos.

En línea con lo denunciado por VItale, Arregui dijo que no solo hubo órdenes de compra para comida, sino que hay funcionarios que han utilizado las cajas chicas para comer.

Confirmó que el bloque tuvo contacto con el Tribunal de Cuentas de la Provincia y recordó que han pedido los contratos del corte de pasto y no han tenido respuesta. 

Dijo que el presupuesto 2016 lo administraron "horrible".

Comparó lo destinado por Eseverri y Galli a Obra Pública. Mientras que el primero utilizó algo más del 20% en su ultimo año, el segundo aplicó 0.83%.

Eduardo Rodríguez incluyó un artículo que contempla la aprobación del presupuesto del HCD y lo fundamentó con la ley orgánica. Explicó que el que remitió un presupuesto que no fue el devuelto por el intendente.

El presupuesto en general resultó aprobado por mayoría, exceptuando a FpV y FpV Miles. El artículo 3, que pedía la autorización para hacer contrataciones que excedan un ejercicio, fue rechazado por mayoría, con excepción de Cambiemos.

Por unanimidad fue sancionado el artículo 4, que preveía el presupuesto del cuerpo.

Julio Frías tomó la palabra al finalizar la sesión para responder al intendente, dichos que lo habían involucrado.

Allí sentenció: "no quiero destituirlo, intendente, quiero que termine el mandato para que la gente vea como es un inútil gobernando".

Germán Aramburu consideró necesario hacer una aclaración sobre el tema del impuesto a la piedra. Afirmó que seguirán intentando su sanción.

Cladera deseó un buen año nuevo para todos.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios