Viernes 3 de Abril de 2020

  • 6.9º
  • Despejado

LOCALES

17 de agosto de 2017

“Es una manera de decir ‘dejensé matar, porque si no, las metemos presas’”

Lo afirmó Luz Ramallo, exponente de un grupo de mujeres que se organizan antes del juicio que se le seguirá a Cristina Santillán en Azul desde el martes, a quien se acusa por el homicidio de su esposo, que ejercía violencia de género.


En conferencia de prensa, Ramallo condesó las aristas más importantes del hecho que deriva en el juicio por homicidio.

Afirmó que tras la defensa que la imputada realiza, el marido queda con heridas y es internado en el Hospital Municipal de Azul.

Tras varios meses de internación es externado y pasa por dos geriátricos donde, finalmente, muere por distintas infecciones, afirmó.

Agregó que fue muy rápido el tratamiento judicial para acusarla de homicidio.

Por otro lado, explicó que la Justicia no tiene en cuenta la defensa propia, porque aún no está internalizada la problemática de la Violencia de Género.

De todos modos, consideró que el Estado es responsable porque es el Estado el que no quiere que las mujeres se defiendan cuando son agredidas.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios