LOCALES

12 de abril de 2018

Comenzarán a llegar las fotomultas

La seguridad vial es un eje central de la gestión municipal. Abarca obras de infraestructura, campañas de concientización y controles en la ciudad y localidades. Una de las últimas medidas adoptadas fue la puesta en funcionamiento de cámaras ubicadas dentro de la ciudad, más precisamente en los semáforos ubicados en Colón y Pringles, Colón y España, Colón y Rivadavia y en Del Valle y Lavalle.

Desde dichas cámaras se ha comenzado a capturar las imágenes de quienes cruzan los semáforos en rojo y quienes invaden la senda peatonal al momento de detenerse.

Desde el Juzgado de Faltas Municipal, a cargo de la Dra. María celia Alem, se informa que el material recolectado hasta la fecha se encuentra en proceso y en breve serán emitidas las correspondientes actas de infracción.

 Para disminuir la siniestralidad vial es necesaria la colaboración de todos los vecinos en cuanto al cumplimiento de las normas de tránsito y de los límites de velocidad establecidos.

 Al respecto se recuerda que:

-En la vía pública se debe circular respetando las indicaciones de la autoridad de comprobación o aplicación, las señales del tránsito y las normas legales.

-Se debe circular con cuidado y prevención, conservando en todo momento el dominio efectivo del vehículo teniendo en cuenta los riesgos propios de la circulación y demás circunstancias del tránsito.

-Cualquier maniobra debe advertirse previamente y realizarse con precaución, sin crear riesgo ni afectar la fluidez del tránsito.

-Todo conductor debe ceder siempre el paso en las encrucijadas al que cruza desde su derecha, excepto señalización específica en contrario.

-Si se trata de una rotonda, la circulación a su alrededor será ininterrumpida sin detenciones y dejando la zona central no transitable de la misma, a la izquierda. Tiene prioridad de paso el que circula por ella sobre el que intenta ingresar debiendo cederla al que egresa, salvo señalización en contrario.

-El que sobrepase debe constatar previamente que a su izquierda la vía esté libre en una distancia suficiente para evitar todo riesgo, y que ningún conductor que le sigue lo esté a su vez sobrepasando.

-Finalmente se recuerda que las velocidades máximas son de 60 km/h en avenidas, 40 km/h en calles y 20 km/h en escuelas y hospitales.

-Con respecto a las calles de doble mano reguladas por semáforos se recuerda la prohibición de girar a la izquierda salvo señal que lo permita.

En la vía pública está prohibido:

 

-Conducir con impedimentos físicos o psíquicos, sin la licencia especial correspondiente.

 

– Conducir habiendo consumido estupefacientes o medicamentos que disminuyen la aptitud para conducir.

 

– Conducir cualquier tipo de vehículos con una alcoholemia superior a 500 miligramos por litro de sangre. Para quienes conduzcan motocicletas o ciclomotores queda prohibido hacerlo con una alcoholemia superior a 200 miligramos por litro de sangre. Para vehículos destinados al transporte de pasajeros, de menores y de carga, queda prohibido hacerlo cualquiera sea la concentración por litro de sangre.

 

Por último se recuerda que todo conductor debe sujetarse a las pruebas expresamente autorizadas, destinadas a determinar su estado de intoxicación alcohólica o por drogas, para conducir. La negativa a realizar la prueba constituye falta, además de la presunta infracción. Darse a la fuga está severamente penado por la ley de tránsito, estableciéndose una sanción mínima de $ 8.691

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios