LOCALES

29 de octubre de 2018

Talles: ‘Es hora que se sepa y acepte que no somos todas iguales’

Lara Santillán Pasquini, de 18 años, comenzó a diseñar, confeccionar y vender su propia lencería en Olavarría, cuando la marca que había empezado a comercializar, no tenía talles para chicas que le querían comprar y que quedan fuera de los cánones de belleza habituales.


En diálogo con LU32, Lara explicó que el sistema es así, no hay marcas que tengan todos los talles, como lo dispone la ley.

Según los cánones de belleza que imponen los medios de comunicación, hay chicas que no podrían usar lencería, alguna pollera, o top.

Denunció que en la mayoría de los locales de ropa adolescente que hay en Olavarría, los talles son únicos.

Contó que empezó a vender ropa interior de una marca en septiembre del año pasado y notó que había personas que le querían comprar y ella no tenía talle, ya que fabricaban talles del 85 al 100.

Le molestaba e indignaba tener decirle a las chicas que no tenía talle para ellas.

Cuando pudo, comenzó a ir a un curso de moldería de ropa interior y su tía, que cose, se ofreció para confeccionar, con lo que, se asociaron y empezaron desde cero.

Además, explicó que las grandes marcas no solo no trabajan todos los talles, sino que muchas no fijan talles reales, o sea, un talle real 85 lo fijan como 90.

Por otro lado calificó como horrible la denominación de “talles especiales”, ya que menosprecia a la gente por su cuerpo.

Mencionó que hay una ley de talles que debería cumplirse y no pasa.

Las chicas que superan los talles más pequeños, deben ir a conjuntos de mujer grande, que además, son caros, afirmó.

Finalmente se refirió a la campaña #ParaVosNoHay, con la que está promocionando sus productos.

Señaló que busca a chicas reales y comunes para exhibir sus conjuntos.

Agregó que insistirá siempre con este tipo de campañas dirigida a mujeres ‘normales’.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios