LOCALES

7 de noviembre de 2018

Cruz Omar Pavone y una cantera de generación en generación

Lu 32 dialogó con el titular de una cantera de extracción y trituración de piedra dolomita, quien contó que todo empezó en 1949 cuando su padre se dedicó a la piedra laja, y que esos fueron los comienzos. Él desde chico, trabajando, recordó con cierta nostalgia y que mientras hacía el secundario, también cortaba piedra, aprendiendo de Don Juan Boleri y Alberto Rao. Marcó que fue en el año 1995, cuando les otorgaron la cantera de dolomita en la que están en la actualidad.


Observó que la dolomita es de uso múltiple, vidrio, pintura, fundición, y que ellos  que extraen y trituran. Tienen dos plantas de trituración.

Dijo que inició trabajando a mano, aprendiendo el manejo del explosivo, el manejo de la fragua, arreglar herramientas. Siempre fue trabajo de intemperie por lo que es muy duro, observó.

Hoy hay otros elementos de seguridad y prendas para trabajar que están específicamente preparadas, dijo.También admitió que  muchas veces, él privilegia el trabajo, antes que la salud.

Recordó a La Galiota, que es un carro volcador que tiene una traba adelante y con eso y dos caballos, su padre inició el trabajo.

Marcó que además, también tienen una empresa de transporte. Denominada Piedras Bayas

Respecto de la actualidad dijo que la crisis es general, marcó que tiene fe de que “vamos a zafar”. Han realizado inversiones, pero lo afecta que son concesionarios de canteras fiscales, y en la actualidad tienen pocas reservas. Ya trabajan con las autoridades para buscar alternativas.

Marcó la importancia de la actividad, porque la segunda materia prima que más se consume después del agua, son los minerales. Está presente en el vidrio, en las computadoras etc. Por esto dice que es importante reservar los logares donde hay minerales.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios