Miércoles 15 de Julio de 2020

  • -1.1º
  • Despejado

LOCALES

30 de abril de 2019

Nota de opinión del Partido Obrero Olavarría por el Día del Trabajador

Con críticas a la Comuna por el incremento del boleto de transporte a $24,60, la realización de la Vuelta al Municipio el 1 de Mayo, también piden que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores. Invitan a una mateada este miércoles a las 17 hs. en su local de Sgto Cabral 3370.

El 1° de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, es una fecha cuyo contenido se deforma constantemente. A lo largo de la historia se ha intentado estatizarla y orientarla en apoyo de gobiernos y de sectores sociales que no tienen nada que ver con los trabajadores. Recuperemos el sentido combativo y de clase de esta jornada.

Haciendo historia…

Es importante conocer el origen histórico de este día para entender que se trata de una jornada de lucha por las demandas de la clase trabajadora. El 1° de mayo surge como parte de la organización internacional de los trabajadores en defensa de sus reivindicaciones. En 1866, la Primera Internacional tomó la consigna de la jornada de 8 hs. de trabajo, que buscaba poner un límite al proceso de explotación capitalista y defender las condiciones de vida de la clase trabajadora. Luego, se planteó un plan de lucha mundial por las 8 hs. estableciendo un día internacional de huelga y movilización.

En el marco de esas jornadas, en el año 1886 en Chicago, Estado Unidos, se produjo una provocación: alguien externo a la movilización lanzó una bomba sobre las fuerzas policiales. Ocho dirigentes del movimiento de lucha fueron culpabilizados y cinco fueron condenados a la horca. Siete años después se probó que el veredicto había sido dictado “cumpliendo órdenes”. Uno de los jueces del tribunal lo había adelantado: “los colgaremos lo mismo. Son hombres demasiado sacrificados, demasiado inteligentes y demasiado peligrosos para nuestros privilegios”. La actitud frente a la muerte de los “mártires de Chicago” fue un acto que enaltece a la clase obrera mundial.

Desde entonces y hasta la actualidad se realizan en todo el mundo actos de lucha y manifestaciones por los derechos de los trabajadores, teniendo siempre presente a esos mártires. En nuestro país, el peronismo estatizó la fecha e hizo de esta jornada un feriado al que llamó “fiesta del trabajo”, tergiversando su origen y mezclando a los trabajadores con sus patrones en función de su proyecto político. Los “festejos” incluían concursos para elegir a “la obrera más linda, la Reina del Trabajo”, poniendo de manifiesto el lugar subordinado que se les daba a las mujeres.

Más cercano en tiempo y lugar, en Olavarría sucesivos gobiernos (de distinto color político) mantienen la “vuelta al municipio” como una manera de diluir la fecha en una actividad deportiva y escindirla de los reclamos más inmediatos de las familias trabajadoras ante el ajuste que se descarga sobre nuestras espaldas. Una coincidencia notoria (o no tanto): este mismo 1° de mayo entra en vigencia la nueva concesión del transporte público urbano, que debuta con un tarifazo del 70% y llevará el boleto a $24,60.

La lucha de los trabajadores, hoy

Lo dicho cobra una importancia fundamental en la época actual. Los métodos de los trabajadores para luchar siguen siendo los mismos: la huelga, la ocupación de los lugares de trabajo, la movilización. Esto lo prueban las innumerables luchas obreras que hemos visto en los últimos años y que en este mismo momento están ocurriendo (la huelga de los periodistas de Clarín, por ejemplo). Las patronales y sus representantes políticos buscan liquidar años de conquistas históricas de los trabajadores con la reforma laboral y una nueva reforma previsional.

A su vez, asistimos a un momento crítico: una nueva quiebra económica y crisis social a la que nos condujo el gobierno de Macri, que ahora se encuentra puesto en cuestión. Es imposible sostener, como lo hacen el oficialismo y los opositores que se plantean como un recambio, el acuerdo con el FMI (que exige mayores ajustes y penurias para el pueblo), el endeudamiento y la dolarización energética y de tarifas. Está en debate qué clase social paga la crisis. Desde el Partido Obrero y el Frente de Izquierda y los Trabajadores luchamos a fondo para que la paguen los capitalistas.

Desde el PO nos enfocamos en las tareas necesarias para una acción histórica de la clase trabajadora ya que se está jugando el futuro de la Argentina. Planteamos la necesidad de realizar de un congreso del movimiento obrero con delegados de base con mandatos de todos los sindicatos para discutir un programa político, social y económico de salida a esta crisis. Así lo hemos debatido en el reciente congreso del PO. Hacemos una invitación a los vecinos de Olavarría a acercarse y conocer sus conclusiones este miércoles 1ero de mayo en una mateada que realizaremos a las 17 hs. en Sargento Cabral 3370.

Este 1° de mayo ¡vamos por una perspectiva de lucha y una alternativa política obrera y socialista!

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios