LA REGIóN

5 de julio de 2019

Internos de una cárcel de Azul restauraron mobiliario escolar

En el marco del proyecto “Inclusión Social Activa”, privados de libertad alojados en la Unidad 7 Azul, del Servicio Penitenciario Bonaerense, repararon 10 mesas y 20 sillas de la Escuela Primaria Nº 64, las que fueron entregadas el viernes pasado para beneficio de los 140 chicos que concurren a ese establecimiento educativo

La actividad se desarrolló dentro del curso de Restauración de Muebles que cuenta con la participación de 30 internos y que como parte del aprendizaje de un oficio se encargaron de poner en condiciones los muebles de la escuela que apadrinan y que se encontraban deteriorados.

 

Los internos aportaron la mano de obra en forma solidaria para la tarea que se realizó con   insumos brindados por el Consejo Escolar dependiente de la Municipalidad de Azul.

 

En el acto de entrega del mobiliario estuvieron presentes el Director de la Unidad 7, Raúl Romero, el Jefe de Talleres, Luciano Cala, el Coordinador de Oficios, Javier Navas, y la Directora de la Escuela 64, Griselda Falanga, entre otras autoridades y personal.

 

El ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, explicó que “la gobernadora María Eugenia Vidal ha tenido una elección muy clara en proveer herramientas para la reinserción de las personas que están detenidas. Es un gran desafío para los internos capacitarse y una salida laboral muy significativa. Y si a esto le agregamos la solidaridad y el servicio a la comunidad, concretamos un circuito virtuoso”.

 

Al respecto, Falanga destacó que “desde el 2016 fortalecimos los vínculos entre la escuela y el Servicio Penitenciario por varios motivos: para darles una oportunidad a los internos de poder mostrar en la comunidad el trabajo que están haciendo y además para crear un sentido social en la comunidad educativa porque lamentablemente muchas madres, muchos padres y abuelos están criando hijos de internos de la Unidad, por lo que siempre elaboramos una propuesta de participación, hay diálogo y así se pudo gestionar esta concreción de reparación

de mesas y sillas”. En este sentido, expresó sus “agradecimientos y felicitaciones a cada uno de los internos que están atravesando una situación difícil por las circunstancias de la vida que les han hecho cometer errores”.

“Este trabajo ha sido el resultado de un trabajo colaborativo entre las autoridades de la Unidad Penitenciaria a través de la agente Analía Cornec y el Consejo Escolar de Azul”, señaló Falanga y comentó que estos trabajos son necesarios y adelantó que se está gestionando la mejora del cerco perimetral y la confección de cestos de residuos y bancos para el patio.

 

En tanto, Analía, de la Unidad 7, comentó que “nosotros somos padrinos de la Escuela 64. Nos acercamos al colegio en los actos y nos manifiestan qué necesitan y si podemos ayudarlos, lo hacemos”.

 

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto “Inclusión Social Activa” que tiene como objetivo que los internos se encuentren insertos en distintos cursos, se capaciten en oficios y logren experiencia laboral. A su vez, este programa tiene como finalidad que los mismos interactúen con distintas instituciones locales en busca de su reinserción social

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios