Miércoles 8 de Abril de 2020

  • Soleado

DEPORTES

13 de julio de 2019

Falleció el Profesor Alberto Eduardo Arouxet

Fue un reconocido docente y deportista. Semblanza por Carlos Zangara. Ingresar a la información

Una triste noticia nos embargó a aquellos  que durante las décadas del sesenta y setenta transitamos las aulas de los queridos Colegios Nacional y San Antonio.

Falleció el Profesor Alberto Eduardo Arouxet. El querido    “ Patón”  Arouxet, un verdadero profeta de la Educación Física.

Sus enseñanzas de hace cincuenta años nos sirven aun hoy para entender deportes como el softbol, el handball, el voleybol, las pruebas de atletismo, entre otros.  

Realmente un adelantado. Sus indicaciones,  la impronta para hacernos   intepretar cada disciplina, para contagiarnos su vocación por el “ejercicio físico”. Ese era el “Patón” Arouxet.

Su  aparente rígidez  hasta para sancionarnos si nos veía fumar, aun fuera de los horarios de clase, para que usemos el pelo prolijamente son actitudes y consejos  que cuando ya adultos valoramos, aun cuando renegamos en su momento.

Lo disfrutamos también como entrenador de básquetbol.

También ese aspecto se distinguió y mucho ya que fue un destacado jugador de básquetbol hasta grande,  arquero en su años mozos, y director técnico.

Como basquetbolista jugó en Ferro y Loma Negra, como técnico dirigió en Racing y en la entidad de la Villa Alfredo Fortabat.

Fue  un precursor de la gimnasia deportiva en Olavarría y en su Profesión de Docente llegó al cargo de Inspector por su trayectoria y conocimientos.

Hoy es común los gimnasios privados. El “Patón” Arouxet también marcó el rumbo en ese ítems ya que desde hace largos años y en épocas de su incipiente jubilación inició su labor en el ámbito de su propio reducto, tarea que aun llevaba a cabo con sus jóvenes mas de 80 “pirulos.”

Vecinos de Olavarría, hoy personas adultas que fueron sus alumnos, eran aun cautivos de sus clases particulares en el reconocido recinto de la calle 9 de Julio.

Nos ha dejado el Profe Arouxet. Un verdadero hombre  de bien.  El “Coco” para sus amigos, el “Patón” para quiénes tuvimos el privilegio de ser sus alumnos.

El recuerdo permanente a su persona y el pésame para sus hijas, yerno y nietos. Que en paz descanse. Se lo merece.

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios