LOCALES

1 de agosto de 2019

‘Siempre estuve más agradecido que enojado’

Ignacio Montoya Carlotto pasó por LU32, un día antes de que le entreguen un reconocimiento del Senado provincial y a poco de cumplirse cinco años de la recuperación de su identidad.


Sostuvo que el 5 de agosto de 2014 cambió su cotidianeidad y agregó que no le desea a nadie la exposición pública. Manifestó que le cuesta entender como alguien busque exposición.

Hay que repensar todos los momentos de tu vida desde otro lugar, lo que es un ejercicio interesante, pero cansador, reconoció.

Reveló que lleva tiempo y hay altibajos, además hay un duelo de la vida anterior.

Señaló que no se queja, pero trata de ponerse en el lugar que le ha tocado vivir, pese a que durante un tiempo se ha hecho el sota con el asunto.

‘Por algo pasó’, afirmó, seguro para dejarme alguna enseñanza que no sé si aprendí, declaró, abriéndose en una charla sincera.

Agregó que tiene sensaciones contradictorias con las menciones y los premios porque no sabe si ha hecho lo suficiente para merecerlos, aunque los disfruta.

Es mimo, pero no es del todo cierto, ya que si uno cree que llegó, deja de hacer lo que estaba haciendo de la manera que tenés que hacerlo.

Finalmente, destacó lo vivido en la entrega de los premios Gardel, en Mendoza, donde estuvo ternado.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios