LA REGIóN

2 de diciembre de 2019

Los restos de Hesayne ya están en su última morada

Foto: LU10 Radio Azul

El cuerpo del Obispo Emérito de Viedma descansa, desde este lunes, en la Catedral Azuleña.

A las 16 se oficiará una misa de cuerpo presente, a cargo de Monseñor Hugo Manuel Salaberry, obispo de Azul.

Miguel Esteban Hesayne falleció este domingo, informó la Diócesis, tras haber ingresado el viernes en el Sanatorio Azul.

En la mañana de este lunes, la capilla ardiente se trasladó desde el Instituto Cristífero, por él fundado, hasta la Catedral.

Parte del perfil publicado por la Agencia Informativa Católica Argentina, revela que Monseñor Hesayne había nacido en Azul, el 26 de diciembre de 1922, y fue ordenado sacerdote el 12 de diciembre de 1948 en el seminario San José de La Plata por el entonces arzobispo de La Plata, monseñor Tomás Solari.

El 5 de abril de 1975 el papa san Pablo VI lo eligió obispo de Viedma. Fue ordenado obispo el 4 de junio de 1975 en la catedral de Azul por monseñor Manuel Marengo, obispo de Azul, y los obispos co-consagrantes: monseñor Eduardo Francisco Pironio, obispo de Mar del Plata, y monseñor Miguel Ángel Alemán, obispo de Río Gallegos.

Tomó posesión e inició su ministerio pastoral como tercer obispo de Viedma el 8 de julio de 1975.

Renunció al cumplir 75 años de edad el 28 de junio de 1995. Su lema episcopal es: "Para servir y dar la vida".

Monseñor Hesayne era a la fecha el obispo argentino con más años de ordenación sacerdotal.

El prelado, junto con sus pares Jaime De Nevares (Neuquén) y Jorge Novak (Quilmes), fue uno de los obispos que más denunció las violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura militar en el país.

En 1985 declaró en el Juicio a las Juntas y en 2006 calificó de “martirio” la muerte del obispo riojano Enrique Angelelli en su testimonio por el juicio que terminó con la condena a prisión perpetua de Luis Fernando Estrella y Luciano Benjamín Menéndez en 2014.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios