SALUD

2 de enero de 2020

'La pulsión de vida es aquello que nos trae placer'

Lo dijo la Licenciada en Psicología Mónica Rivadavia, consultada por Radio Olavarría. En esta oportunidad se refirió al tiempo ideal para vacacionar, a la rutina, a la ansiedad y a los miedos, entre otros temas.


Las vacaciones ideales siempre fueron tres semanas. La primera es una adaptación de una rutina y tarda varios días en adaptarse.

Aunque admitió que la versión debería acortase ahora, por los grandes cambios, y la vorágine de lo instantáneo, a 10, 12 o 15 días

Sobre qué le pasa a la psiquis cuando una persona no puede tomarse una buenas vacaciones, dijo que quien está acostumbrado a una rutina , lo bueno es que lo protege, pero el otro es anquilosarse a esa rutina,  porque la las personas cuando no hacen lo rutinario, no se sienten  identificados, no se sienten ellos

La tercera edad es más larga en su expectativa de vida, en estos tiempos, admitió

Cuando la persona entra en un lugar, se reconoce por la forma y el olor, por eso es bueno salir de la casa y tomar otro aire

El lugar condiciona. Salir e irse a otro lado, estar en otro ambiente, propicia hacer otras cosas, sino se tiende a hacer lo que se hace siempre. Se adquiere  una flexibilización que cuesta al principio, pero que es buena

La pulsión de vida es aquello que nos trae placer, dijo, el sentido de la vida, que lo da la concreción de un placer  con respecto a un proyecto

La pulsión de muerte es anquilosarse en la rutina que no da placer

Cuando no se tiene más ningún  proyecto se está de cara con la muerte, ya que la  depresión es no tener un sentido para vivir

Sobre qué sucede con la llamada ansiedad de estos tiempos, y cómo se puede frenar lo anticipatorio, dijo que lo fácil es pensar que al tiempo no se  lo tiene comprado. La fecha de vencimiento no lo sabemos pero habría que planteárselo

El miedo no sirve para nada. La mente es como si fuera la plata que uno tiene para gastar en el mes. Uno no podría vivir con el 70 por ciento congelado y vivir solo con el 30 por ciento. Es para comparar cómo nos manejamos a los miedos, sostuvo. Sobre cómo se trabajan los miedos, dijo que con terapia. La prudencia es una cosa, el miedo es otro, diferenció

Este año dijo que ha tenido muchos logros profesionales , pero  habló de un paciente claustrofóbico quien cuando fue a verla a ella dejó una suma de dinero en un banco porque tuvo temor que le cerraran la puerta del banco,  y tuvo problema para hacerse luego de su dinero

Este año le dio el alta y viajó en avión a comer un asado a San Luis porque pudo subir a un avión y de esta manera pudo sacarse esa fobia, porque no hay peor claustrofobia que la de estar en un avión

Lo más importante que tenemos en la vida es el tiempo, culminó

 

 

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios