Miércoles 1 de Abril de 2020

  • 18.8º
  • Nublado

LOCALES

6 de febrero de 2020

Finalizó el taller de música “Creación” en la Unidad N° 27

Luego de un mes de clases, finalizó el taller de música “Creación”, enmarcado en las Escuelas Abiertas en Verano, que son promovidas por las Direcciones de Educación Física y de Educación Artística, pertenecientes a la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires

En Contexto de Encierro el programa funciona desde el año 2014. Con 29 sedes en la Provincia, el objetivo de Escuelas Abiertas en Verano  es que los alumnos logren, una continuidad pedagógica en las áreas de Educación Física, Educación Artística y, por medio de Talleres Literarios, en Prácticas del Lenguaje.

 

Todos los días de enero, quince internos alojados en la Unidad Penal N° 27 de Sierra Chica, participaron del taller de creación musical a cargo del docente Gabriel Larraz, quien lleva consigo a la cárcel todos los elementos necesarios para que los internos puedan aprender a hacer música.

 

El docente, con sus clases diarias de tres horas, logró que los alumnos se adueñaran de elementos y ejes musicales en relación a la ejecución y a la composición, ejerciendo un espacio de libertad al apropiarse de elementos musicales, de esta manera se ensamblaron e hicieron su música.

 

El profesor Larraz destacó que “han logrado y hasta superado varios objetivos en relación a los contenidos que habíamos desarrollado. La idea era que logren la superposición en la composición musical donde a través de la percusión pudimos dar cuenta de cómo se logran diferentes melodías dependiendo de la afinación de cada tambor, del toque de cada ritmo, se van configurando diferentes ensambles. Y lo han hecho muy bien, lograron construir poesía y relatos musicales para lo cual usamos la tecnología. Estoy muy conforme con los resultados del taller".

 

Durante la cursada trabajaron con elementos de percusión, de candombe, batajones y palillos, también realizaron percusión corporal y canto, enfocándose en los instrumentos musicales, la composición, la superposición de diferentes elementos y la sumatoria general de todos ellos.

 

Se buscó que hubiese un correcto aprendizaje y que la música no sea un mero pasatiempo sino una forma de expresión y una herramienta más para la incorporación de normas que promuevan la resocialización.  “Pude conocer más sobre tambores, sobre el candombe y pienso que estaría bueno que se repita el taller. Cada día uno aprende algo nuevo” comentó Pablo, en tanto que Federico también manifestó sus ansias de ampliar sus conocimientos musicales “me gusta aprender siempre un poco más, toco la guitarra desde chico y ahora aprendí a tocar un par de tambores que siempre me había interesado pero no pude hacerlo, fue un gustazo haber participado de estos encuentros”.

 

El cierre de las actividades incluyó una presentación abierta destinada a los internos alojados en la Unidad, donde presentaron una creación propia que realizaron durante el taller. Luego de lo cual compartieron un desayuno de cierre y les fueron entregados los certificados que acreditan su participación en el mismo.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios