Martes 26 de Mayo de 2020

  • 8.3º
  • Despejado

LA REGIóN

22 de abril de 2020

La magia del libro unió a Miguel de Cervantes con la ciudad de Azul

La ciudad cervantina de Azul se sumará este jueves a la celebración por el Día Mundial del Idioma Español, el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, establecido por la UNESCO en 1995, con el objetivo de promover la lectura, la escucha y la importancia de la palabra

Se trata de una fecha simbólica para la literatura universal ya que el 23 de abril de diferentes años fallecieron los escritores William Shakespeare, Miguel de Cervantes Saavedra e Inca Garcilaso de la Vega, según explica ese organismo internacional en su web, donde invita a compartir información utilizando los hashtags #QuedateEnCasa y #DíaMundialDelLibro.

 

Por su parte, la asociación civil “Azul Ciudad Cervantina” convocó a través de sus redes sociales @festivalcervantinodeazul (IG) y @FestivalCervantinoArgentina (FB) a enviar un video de un minuto de duración con la lectura de un texto elegido por el usuario, que “no debe ser necesariamente de Cervantes, puede ser cualquier autor”, explicó Claudia Bogliano, integrante de esa entidad.

 

“Será un festival de cuentos y narrativas”, agregó e informó que desde este jueves podrán disfrutarse en Instagram las lecturas que llegaron desde diversos lugares del mundo y del país.

 

Aires cervantinos en Azul

 

La conexión entre Miguel de Cervantes Saavedra y Azul se generó gracias a Bartolomé José Ronco (1881-1952), un abogado porteño que vivió gran parte de su vida en esta ciudad bonaerense y llegó a coleccionar aproximadamente 300 ediciones de “Don Quijote de la Mancha” en diferentes versiones y adaptaciones.

 

“En 2004 se hizo la exposición Cervantes: ‘De la Mancha a la Pampa’, con toda la obra de Ronco. En ese momento la Asociación Española y el catedrático cervantino José Manuel Lucía Megías de la Universidad Complutense de Madrid empezaron a trabajar de manera conjunta para lograr la denominación de ciudad cervantina”, relató Mirta de la Torre, coordinadora del Comité Directivo de “Azul Ciudad Cervantina (CODDAC)”, conformado por representantes de los sectores público y privado.

 

En 2007 el Centro UNESCO-Castilla La Mancha designó a Azul como ciudad cervantina del país y, a partir de allí, comenzó a organizarse el festival homónimo con el lema “Soy Quixote”, que se realiza todos los años durante el mes de octubre.

 

Un tiempo después se concretó el hermanamiento de Azul con Alcalá de Henares (España), ciudad en la que nació Cervantes. Ese hermanamiento se simbolizó con dos murales que pintó el artista Miguel Rep: “El mural de Alcalá de Henares se continúa acá (Azul)”, explicó De la Torre.

 

Hace tres años la ciudad se incorporó a la Red de Ciudades Cervantinas, integrada por localidades de Europa, África y América vinculadas por la figura del escritor español.

 

Entre los atractivos azuleños se encuentran el complejo escultórico que realizó el artista Carlos Regazzoni en 2007 con los personajes de Don Quijote de La Mancha y su caballo Rocinante, Sancho Panza y su burro y Dulcinea del Toboso junto al galgo corredor. Las figuras se construyeron con  partes de autos, motos, colectivos, camas, envases y toda clase de elementos reciclables que eligió el escultor.

 

Otro de los puntos turísticos es la Casa Ronco con su inmensa biblioteca, en la que cada estante está hecho a medida de cada ejemplar.

 

Este jueves, Azul hará honor a su andar cervantino en las redes sociales, al igual que Alcalá de Henares, ciudad que también transita la cuarentena e invita a leer y compartir textos desde casa.

COMPARTIR:

Comentarios