Lunes 26 de Octubre de 2020

  • 7.9º
  • Soleado

LOCALES

22 de mayo de 2020

Marcos Lavandera: “El respirador olavarriense está avanzando con pasos firmes y serios”

El RAC va superando satisfactoriamente las etapas de testeo.El Coordinador Estratégico del proyecto que permitirá a Olavarría producir equipos respiradores para la contingencia sanitaria ocasionada por el Covid-19, hizo estas declaraciones junto al bioingeniero Pedro Escobar y al ingeniero Gabriel Gramundo, apenas arribados de Buenos Aires donde se llevan a cabo importantes pruebas del equipo

El ingeniero Marcos Lavandera, que encabeza el equipo de trabajo de la Facultad de Ingeniería de Olavarría (integrado por docentes, estudiantes, No docentes y profesionales independientes) que lleva adelante el proyecto, se mostró muy optimista respecto del avance que está teniendo el RAC, nombre con el que se ha bautizado al Respirador Argentino de Crisis que se fabricará en esa unidad académica.

 

 

“Estamos atravesando un conjunto de pruebas importantes y necesarias para contar con las aprobaciones que se requieren, y así aplicar el equipo al sistema de salud argentino”, afirmó Lavandera. “El equipo está funcionando muy bien, afortunadamente vamos superando las etapas de testeo satisfactoriamente. Es importante hacer todos estos pasos con profesionalismo y seriedad, porque lo que está en juego es muy sensible para todos y no puede haber margen de error”.

 

 

El prototipo de respirador artificial RAC-1, diseñado y construido en la Facultad de Ingeniería olavarriense, se encuentra en estos momentos en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), donde está siendo sometido a diversas pruebas tanto técnicas como de procedimientos, documentación, etc.

 

 

Estos pasos resultan imprescindibles para que el equipo pueda ser aprobado por los organismos que se ocupan de habilitar propuestas de tecnología médica.

 

 

Horas antes e ingresar a INTI, el RAC-1 fue puesto a prueba en el simulador de la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires (AAARBA), consiguiendo resultados muy satisfactorios, así como devoluciones técnicas y tecnológicas que mejorarán la versión final.

 

 

 

 

“Ese fue otro eslabón importante”, afirma el ing. Lavandera, “por un lado porque nos mostró una performance del equipo muy positiva, alcanzando las exigencias previstas; pero además fue relevante estar en contacto con otra entidad que sumó su colaboración al proyecto: AAARBA trabajó en forma gratuita y con enorme sentido de la cooperación, con contribuciones profesionales de alto valor para nuestro desarrollo”.

 

 

Consultado acerca de los tiempos previstos para poder comenzar la instancia de producción del respirador, Lavandera dijo que “es difícil dar fechas exactas. Hay que ir atravesando estas instancias de pruebas con paciencia, quizás en algún momento fuimos demasiado optimistas porque habíamos logrado mucho en muy poco tiempo, pero los procesos de desarrollo tecnológico son como los estamos atravesando, y uno termina entendiendo que es correcto transitar los pasos con firmeza y seriedad. La salud de quienes necesiten asistencia respiratoria merece que tomemos todos los recaudos que se exigen para garantizar la eficacia de ese apoyo tecnológico. Y vamos por buen camino”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios