Viernes 18 de Septiembre de 2020

  • 10.6º
  • Nubes y sol

INTERNACIONALES

2 de junio de 2020

Los músicos se unen contra el racismo: el show no debe continuar

Después del asesinato de George Floyd en los Estados Unidos, la industria musical detiene toda su actividad este martes, en solidaridad con la comunidad negra
Foto y fuente: Infobae

“No puedo respirar”. Las últimas palabras de George Floyd, el pasado 25 de mayo, se convirtieron en un emblema para los miles de manifestantes que salieron a las calles en los Estados Unidos pidiendo justicia después de este crimen. Aunque la policía de Minneapolis había declarado que se trató de un “incidente médico”, la autopsia reveló que el hombre de 46 años murió asfixiado por “una presión sostenida” en el cuello y en la espalda, apresado por cuatro oficiales que lo dejaron sin aire hasta matarlo. A Floyd le costó la vida que lo acusaran de pagar con un billete falso de 20 dólares.

Después de este asesinato y de que se viralizara el video en el que se ve el accionar de los cuatro policías, parte de la sociedad estadounidense salió a las calles, desatando su enojo en las fuerzas de seguridad. Caos, saqueos, incendios intencionales y enfrentamientos de todo tipo se sucedieron día tras día a lo largo de todo el país. La industria de la música –que incluye a sellos discográficos, compañías de streaming y, por supuesto, a los propios músicos– lanzó una iniciativa de forma casi espontánea: el BlackOut Tuesday.

Los sellos discográficos se comprometieron a detener la actividad comercial de este martes 2 de junio, en solidaridad con la comunidad negra. Sus empleados no trabajarán en todo el día y sus artistas suspenderán cualquier acción que estuviera agendada. De este modo, los gigantes de la música mostrarán su descontento con el asesinato de Floyd y todo lo que eso representa. Desde sus redes sociales Sony Music, por ejemplo, expresó: “El martes 2 de junio Sony Music orgullosamente formará parte de ‘Blackout Tuesday’. Nos unimos de manera solidaria con la comunidad afroamericana, nuestros artistas, empleados, colegas y líderes de la comunidad en la lucha contra la injusticia y desigualdad racial”. Desde Universal Music proponen “un día para contemplar, conectar y organizarse. Estamos con la comunidad negra. 

Por su lado, Mick Jagger enunció en su cuenta de Twitter: “Es desgarrador ver a los Estados Unidos lastimándose nuevamente por cuestiones de raza. Estaré con mis compañeros artistas y observaré el apagón este martes para combatir la discriminación racial y la injusticia social. Rezo para que más allá de este día todos podamos trabajar juntos para superar este odio y esta división y comenzar a sanar el dolor y el sufrimiento que todos sienten en el país. Se lo debemos a las generaciones futuras”.

El líder de los Rolling Stones vivió de muy cerca un hecho criminal y racista que cambió la historia del rock and roll y de los shows en vivo. Fue el 6 de diciembre de 1969, cuando Meredith Hunter, un joven afroamericano fue asesinado en un concierto gratuito que dieron los Rolling Stones en el circuito de Altamont, al norte de California. La discriminación racial estaba instalada y acabó con la vida del chico de 18 años, que estaba acompañado por una chica blanca. Quienes estaban a cargo de la seguridad esa noche eran los Hells Angels, un grupo de motoqueros que fueron culpados por el asesinato de Hunter y luego terminaron absueltos. Esa muerte persiguió a los Stones hasta el día de hoy.

Además de Sony y Universal, otras compañías se involucraron, como Spotify, Deezer, Capitol Music Group, Columbia Records, Island Records, Pulse Music Group, Reservoir, Republic Records, Virgin EMI y Warner Records, entre muchas otras alrededor del mundo. Los artistas también dieron su apoyo a través de las redes sociales, uniéndose al Blackout Tuesday y de un modo más práctico: pagando las fianzas de las personas que fueron arrestadas durante las marchas de estos días.

Uno de ellos fue Harry Styles, que además de colaborar en pagar las multas de los detenidos en las protestas publicó en su cuenta de Twitter: “Hago cosas todos los días sin miedo, porque soy privilegiado, y soy privilegiado todos los días porque soy blanco. No ser racista no es suficiente, debemos ser antirracistas. El cambio social se promulga cuando una sociedad se moviliza. Me solidarizo con todos los que protestan”. Del mismo modo se sumaron las cantantes Janelle Monae y Halsey. Esta última, incluso, marchó en las calles y fue ella misma víctima de represión.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios