Viernes 30 de Octubre de 2020

  • 3.2º
  • Despejado

INTERNACIONALES

17 de junio de 2020

Los rebrotes alertan al mundo, que superó los ocho millones de casos

El planeta entró en alarma mundial provocada por los rebrotes en países que parecían haber controlado la enfermedad, como China, Ucrania e Irán, mientras en América la curva sigue en ascenso en países como Estados Unidos, Chile y Brasil.
Fuente y foto: Télam

La cifra global de casos de coronavirus superó este miércoles los ocho millones desde el inicio de la pandemia, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS), en medio del alarma mundial provocada por los rebrotes en países que parecían haber controlado la enfermedad, como China, Ucrania e Irán, mientras en América la curva sigue en ascenso en países como Estados Unidos, Chile y Brasil.

En Europa, en tanto, los países más golpeados siguen adelante con sus políticas de apertura, aunque el Reino Unido tuvo 184 muertos en las últimas 24 horas y ya supera los 42.000, e Italia reportó 43 decesos y alcanzó un total de 34.448 desde el inicio de la pandemia.

En la región, Chile volvió hoy a tener un récord de fallecidos en las últimas 24 horas con 232 y, pese a registrar un leve deceso de contagios diarios con más de 4.500 casos, decidió extender la cuarentena en la Región Metropolitana de Santiago, sumar nuevas zonas y limitar los permisos y salvoconductos.

En Estados Unidos, la situación es variada.

Mientras Nueva York, el epicentro hasta ahora del brote nacional, los números siguen bajando y la Gran Manzana se prepara para una mayor reapertura el próximo lunes, en más de la mitad de los estados del país la flexibilización de las medidas preventivas desataron importantes brotes de coronavirus.

En total, el país ya registra más de 2,1 millones de casos y más de 117.500 muertos, según la Universidad Johns Hopkins.

Brasil también presenta situaciones disímiles, según la región, mientras que a nivel nacional la curva de la pandemia sigue creciendo a un ritmo acelerado: más de 923.000 infectados y más de 45.200 fallecidos.

Hasta hace unas semanas, parecía que la atención iba a estar puesta solamente en América de ahora en más. Sin embargo, Asia está sufriendo rebrotes.

China, el país que fue cuna de la pandemia, canceló hoy más del 60% de los vuelos en Beijing y la ciudad desinfectará todos sus mercados, restaurantes y universidades y testeará a sus trabajadores y responsables por el brote en la capital.

Se trata de un gran revés para un país que había cantado victoria sobre la enfermedad en marzo y de un llamado de atención para el mundo sobre la tenacidad del virus.

Las medidas, que suponen un esfuerzo titánico, se anunciaron luego que la Comisión Nacional de Salud de China informara de 31 nuevos casos en Beijing, por encima de los 27 anunciados ayer, con lo que se elevó a 137 el número de contagios detectados en la capital desde el viernes pasado, la mayoría de ellos vinculados a un mercado de alimentos.

En tanto, Irán, uno de los países más castigados por la Covid-19 en enero, febrero y marzo y que luego logró reducir todos los índices, sufrió en los últimos días un preocupante rebrote, y hoy contabilizó más de 100 muertos por cuarto día consecutivo y más de 2.600 nuevos casos.

Se trata de su mayor rebrote desde el inicio de la pandemia y sucede en pleno levantamiento de las restricciones para contener la propagación del nuevo virus, informó el gobierno.

El viceministro de Salud iraní atribuyó el rebrote a reuniones no autorizadas en provincias de alto riesgo, tras tener una gran festividad islámica el mes pasado, y advirtió sobre una segunda oleada de infectados en el décimo país con más casos.

En las últimas horas el país persa registró 120 muertes, que elevaron el total a 9.158. Es la mayor cifra de fallecimientos para un día desde el 11 de abril y el cuarto día seguido con más de 100 decesos .

Otro país que parecía haber dejado atrás lo peor de la pandemia era Ucrania.

Sin embargo, hoy también enfrenta una reaparición del virus, por lo que prorrogó hasta el próximo 31 de julio la cuarentena, informó el primer ministro Denis Shmigal.

"Tomando en cuenta el incremento de casos de coronavirus, extenderemos la vigencia de la cuarentena adaptable hasta el 31 de julio de este año", anunció hoy el premier durante una reunión de gabinete, según un comunicado oficial.

Para Shmigal, la flexibilización de la cuarentena fue interpretada por muchos como el levantamiento de todas las restricciones, por lo que "hoy tenemos un resultado lamentable", explicó.

En la última semana, 4.835 personas se contagiaron de la Covid-19, la tasa más alta de contagios en Ucrania.

Entre esos infectados se encuentra la esposa del presidente Vladimir Zelenski y primera dama, Elena Zelenskaya, de 42 años, quien fue ingresada ayer a un hospital de Kiev con una neumonía bilateral.

En total, 33.234 personas contrajeron el coronavirus en Ucrania desde el inicio de la pandemia, de los cuales 14.943 fueron dados de alta y 943 murieron, según el último reporte oficial.

En este nuevo contexto de rebrotes sobresale la situación de Nueva Zelanda, que luego de declarar la batalla contra el virus ganada tuvo dos casos, aunque originados en la llegada desde el extranjero de dos personas infectadas.

La primera ministra Jacinda Ardern, cuyo gobierno ha sido elogiado por la respuesta temprana y efectiva ante el brote, encargó hoy al Ejército la vigilancia de las fronteras y de los centros de cuarentena.

India, en tanto, sumó más de 2.000 muertes por el virus al recuento oficial de víctimas, después de que los estados de Delhi y Maharashtra incluyeran fallecimientos no reportados, con lo que el balance global en el país superó los 11.000.

El Ministerio de Salud incorporó las cifras de estos estados que elevan la cifra total de muertes a 11.903, mientras 10.974 nuevos contagios arrojan un total de 354.065, informó Europa Press.

En el contexto de estos rebrotes, Egipto -el país africano con más muertos por la pandemia- y Pakistán, que hoy registró un nuevo récord de muertes por coronavirus (136), hicieron saber que están evaluando la posibilidad de utilizar una conocida droga, la dexametasona, que según un estudio británico reduce el riesgo de muerte en pacientes con casos graves de Covid-19.

Sin embargo, la OMS advirtió que solo debe utilizarse en pacientes críticos, no como fármaco para evitar el contagio, reseñó la agencia EFE.

"Es especialmente importante subrayar que hay que usarlo con supervisión médica, no es un fármaco para casos leves ni puede tener uso profiláctico, es un antiinflamatorio muy potente", aclaró en una rueda de prensa el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios