Viernes 30 de Octubre de 2020

  • 5.4º
  • Despejado

INTERNACIONALES

6 de julio de 2020

Ennio Morricone: el hombre que inventó la música para ver

El compositor italiano y ganador del Premio Oscar falleció hoy en Roma a los 91 años. A lo largo de su carrera realizó más de 500 composiciones musicales para el cine y más de 300 bandas sonoras, obtuvo también tres Grammys, cuatro Globos de Oro y un León de Oro honorífico otorgado por la Muestra de Venecia en 1995

Como creador de muchas de las músicas cuya simple escucha nos remiten a las sensaciones experimentadas con algún filme, para lo cual basta citar como ejemplo a "Cinema Paradiso", "Novecento", "La Misión" y una larga saga ligada al spaghetti western, Ennio Morricone ya había alcanzado la altura de leyenda, aún antes de su muerte, ocurrida hoy a los 91 años en Roma.

Es que, con esta robusta obra, el genial compositor italiano convirtió a las bandas sonoras en un género por sí mismo, caracterizado por amalgamar de manera natural con la imagen pero, a la vez, poder disfrutarse de manera independiente y narrar la historia sin necesidad del soporte visual.

Para ello mixturó de manera sutil las influencias tomadas de la música clásica, algunas características de autores contemporáneos y sonoridades ligadas a la tradición popular italiana.

Con más de 500 títulos firmados, el artista dejó su sello en la historia del cine, sin distinción de rubros, a partir de su alianza creativa con directores tan disímiles como Sergio Leone, Bernardo Bertolucci, Giuseppe Tornatore, Pier Paolo Pasolini, Quentin Tarantino y Pedro Almodóvar, por citar solo algunos.

Al respecto, el músico no solía limitar su labor en un filme a la composición y ejecución del material, sino que opinaba activamente sobre las escenas en donde debía ser utilizado, lo cual le valió algunas discusiones memorables, como el enojo que tuvo con Tarantino al ver el corte final de "Django sin cadenas".

Acaso como prueba de los caminos paralelos por los que suelen transitar el arte y la crítica, Morricone recién fue reconocido por la Academia de Hollywood en 2016, más allá del Oscar honorífico de 2006, por "Los 8 más odiados", el filme de Quentin Tarantino, cuya convocatoria tuvo sabor a homenaje.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios