Martes 27 de Octubre de 2020

  • 22.4º
  • Mayormente soleado

LA PROVINCIA

14 de julio de 2020

El Servicio Penitenciario repasó protocolos de trabajo por la pandemia

Se llevó a cabo un encuentro virtual con la participación de autoridades penitenciarias y de las áreas de salud de los establecimientos penales, en el marco de la pandemia por el Covid-19. Participó Castagnino por el Complejo Centro Sur, que incluye a Sierra Chica.

La reunión tuvo lugar este lunes, se prolongó durante tres horas, y a  través de una aplicación digital se pudieron conectar desde distintos puntos de la Provincia.

En el encuentro se presentaron informes y se llevó a cabo un repaso pormenorizado de todas las medidas de bioseguridad que se vienen aplicando para evitar que el virus del Coronovirus se extienda en contextos de encierro, priorizando el resguardardo de la  salud del personal  penitenciario y de las personas privadas de libertad.

En la reunión, que tuvo lugar este domingo a la mañana, estuvieron el Jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), Xavier Areses, la Directora Provincial de Salud Penitenciaria, Sonia Quiruelas, el Director Provincial de Política Penitenciaria, Luis Ratto, el Subjefe del SPB, Juan Vaccaro y el Director general de Asistencia y Tratamiento, Pablo Bonafé.

Además, participaron los Jefes de los 12 Complejos Penitenciarios de la Provincia, los Jefes de áreas de Sanidad e integrantes de los equipos de salud, como así también los titulares de las Alcaidías Departamentales. El Inspector Mayor Darío Castagnino pudo explayarse en cuanto a las minuciosas medidas se seguridad que se desarrollan desde el inicio de la pandemia en las Unidades 17 de Urdampilleta y 2, 27 y 38 de Sierra Chica que se encuentran bajo su órbita.

“El balance, más allá de la crisis que nos atraviesa, es positivo porque los agentes han comprendido acabadamente la importancia de cada medida que se está tomando, las lleva adelante y es consciente de la situación y han funcionado como agentes multiplicadores con los internos, ellos también juegan un rol importantísimo para que las cosas estén en calma”, desarrollo Castagnino en el encuentro.

“En este marco excepcional he autorizado a los directivos de las Unidades a mi cargo modificaciones en los horarios y formas de trabajo, todas ellas autorizadas por la Jefatura del SPB. La intención es que no se generen aglomeraciones de agentes en las oficinas, en el caso de ser posible se puede aplicar la instancia del teletrabajo. Debemos preservar los recursos humanos, es fundamental para el correcto desempeño de nuestra función”, destacó Castagnino.

A su vez, se estableció obligatoriedad del tapaboca y se dispuso, para los agentes, una limitación para el uso del comedor y espacios comunes. En todas las dependencias del Servicio Penitenciario Bonaerense se reforzaron las medidas de higiene y bioseguridad.

Ante la aparición de un caso sospechoso dentro del personal, se procede a aislar a la persona y a sus contactos estrechos. En el caso de los internos, cuando los médicos lo consideran, se los traslada a un hospital extramuro y se les realiza el diagnóstico en un laboratorio de la Red de SARS-CoV-2. Seguidamente, se identifica y se vigila de forma activa a quienes compartieron espacio físico con el presunto infectado.

Si un encarcelado diera positivo al hisopado, si presenta síntomas graves queda internado en un hospital externo. Cumplido el tratamiento y los criterios de fin de aislamiento (mejoría clínica, afebril por al menos dos muestras respiratorias tomadas con 24 horas de diferencia) es reingresado a la Unidad o Alcaidía de origen.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios