Miércoles 23 de Septiembre de 2020

  • 8.3º
  • Algunas nubes

LA REGIóN

8 de agosto de 2020

En la Unidad Nº17 fabrican pan para viandas solidarias

La Dirección General de Asistencia y Tratamiento y la Subdirección General de Trabajo Penitenciario, junto a la Dirección de la Unidad Nº17, han coordinado el trabajo de los internos del sector panadería.

Los internos Eduardo y Pablo aportan la mano de obra para elaborar el pan que los días lunes, miércoles y viernes se entrega al comedor “Entre Todos” a través de la Secretaria de Desarrollo Social de la Municipalidad de Bolívar, con el objetivo de reforzar las viandas que se preparan en la localidad de Urdampilleta para más de 24 familias y 6 adultos mayores.

El Director de Unidad, Prefecto Mayor Mariano Ciancio Gelosi manifestó que “este trabajo solidario de los internos es un granito más de arena se suma al que hacen en la localidad entregándoles la comida a muchas familias. En esta acción colaboran además agentes penitenciarios del pueblo, lo hacen desinteresadamente, la Sargento Florencia Casalli puso a disposición la cocina de su salón de eventos para que ahí se puedan elaborar los alimentos tres días a la semana y otros agentes dan una mano con la preparación y entrega de la vianda”.

El Jefe y Subjefe de la Sección Talleres, a cargo de la panadería de la Unidad, remarcan que “cuando a los internos se les informó la finalidad del trabajo no dudaron en donar la mano de obra, respetando todas las medidas de seguridad e higiene, fabrican el pan en un tamaño adecuado para las viandas”.

Eduardo tiene 32 años es uno de los panaderos, conoce lo que es recibir la vianda del comedor, “mi abuela tenía un comedor en Adrogue donde iban muchos chicos del barrio que lo necesitaban y yo veía como ella trabajaba duro para conseguir la comida y hacer que alcanzara para todos. Por suerte yo nunca necesite ir porque mis padres tenían trabajo, pero para muchos chicos el comedor del barrio, el de mi abuela, era lo único y siempre estuve ahí ayudando”.

A Eduardo se lo ve muy entusiasmado con el trabajo en la panadería de la Unidad, “yo en la calle era albañil y acá empecé a trabajar de panadero, fui aprendiendo, y ahora sé que cuando salga en libertad quiero trabajar de esto.”

Las agentes penitenciarias, Florencia y Valeria, trabajan en este proyecto que han denominado “Entre todos”, se han comprometido con este trabajo social que se llevará a cabo hasta que se habilite nuevamente el servicio alimentario escolar que se brinda en las escuelas. Ellas explicaron que “cada uno de los tres días se elaboran 88 porciones de comida que retiran las familias en el comedor que ha surgido por la pandemia y a muchos ancianos le alcanzamos la vianda a su domicilio”. También destacaron que reciben ayuda y colaboración de la gente y varios comercios se sumaron con la entrega semanal de materias primas, lo cual facilita llevar adelante la tarea.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios