Sábado 31 de Octubre de 2020

  • 6.4º
  • Soleado

LOCALES

16 de octubre de 2020

Una gloria del TC en el mes aniversario del Museo Emiliozzi

En el marco del mes aniversario, el Museo Municipal “Hermanos Emiliozzi” organizó una charla educativa virtual para las escuelas técnicas, que se llevó a cabo este jueves

Para la ocasión, fue convocado el ex piloto-preparador y campeón del TC, Oscar “Pincho” Castellano, quien en el marco de un clima ameno, Castellano respondió preguntas de estudiantes y profesores.

 

Durante el encuentro por Zoom, Castellano se refirió a la preparación de los motores  para el TC de la ruta, de los autódromos, de su rivalidad con Roberto Mouras, de su admiración desde niño por el sonido del motor de la Galera, su posterior relación con “Tito” Emiliozzi y finalmente sobre los autos eléctricos.

 

Oscar Castellano fue un piloto extraordinario del Turismo Carretera, preparador de su propio auto, verdadero artesano de los fierro, el gran rival de Roberto Mouras.

 

Nació el 15 de setiembre de 1948 en Lobería, provincia de Buenos Aires.

Apodado “Pincho” y “El Zorro de Lobería” debutó en el Turismo Carretera, el 20 de septiembre de 1981, con una cupé Dodge en el Autódromo de Buenos Aires, con el Nº 101.

Corrió 10 años en TC, disputó 157 carreras y  ganó 27.

Fue Campeón  Argentino de TC en  1987 y 1988 con la marca Dodge y 1989 con Ford.  Subcampeón  1984, 1990 y 1991.

Siempre los autos que corrió en TC fueron apodados como “la naranja mecánica”, por estar pintados de color naranja.   Oscar Castellano fue un piloto de temer, ordenado, un adelantado en su época en el desarrollo de los motores.  Su trabajo serio y profesional, con mucha dedicación lo  llevó a conseguir triunfos, campeonatos y la idolatría de los hinchas del TC.

Fue el  último campeón que logró el título con atención integral de su propio auto

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios