Miércoles 2 de Diciembre de 2020

24.3°

EL CLIMA EN OLAVARRIA

LOCALES

21 de octubre de 2020

El Partido Obrero se expresó sobre los hechos del martes

En un documento, hablan de represió y cuestionan el accionar policial y político

¿Qué pasó realmente en Olavarría?

Este martes 20 confluyeron en las puertas del palacio municipal el reclamo por la vivienda de las familias trabajadoras y la protesta contra la brutalidad policial sobre la juventud. El gobierno de Ezequiel Galli respondió con la represión, ejecutada por la maldita bonaerense de Sergio Berni y Axel Kicillof.

Sin embargo, los medios nacionales se están encargando de armar una fábula acerca de lo ocurrido ayer en el municipio. Su “moraleja” es clara: desacreditar y atacar a los/as que luchan, justificando el agresión policial.

El propio Galli comenzó con las mentiras al decir que había “usurpación de un edificio público” cuando de lo que se trataba era de una sentada pacífica de las mujeres del Acampe por la Vivienda. Le molestaba que fuera frente a su despacho y, como se niega a recibirlas y dar la cara, su farsa la publicó en Twitter. Allí salieron a hacerle de coro intendentes y legisladores de Juntos por el Cambio. Quien fuera el Berni del gobierno de Vidal, Cristian Ritondo, le pidió a Kicillof que “garantice el orden público”. El pedido llegó horas después de los hechos consumados: la policía provincial, con su GAD, ya había desalojado las escalinatas del edificio a fuerza de golpes y gas pimienta.

La rapidez con la que se tomó la decisión política de reprimir a los/as manifestantes contrasta con la falta de solución a las demandas populares. Hace 21 días que acampan en la plaza 6 familias olavarrienses en emergencia habitacional (que representan a cientos más de nuestro municipio). Ayer, esta lucha se combinó con la de familiares y jóvenes víctimas del abuso policial que lograron que su denuncia fuera recibida solo después de la manifestación. Un recorrido similar tuvieron que hacer las mujeres del acampe: recién ayer fueron recibidas por Hilario Galli y Robbiani, sentada y corte de calle de por medio. Igualmente, no obtuvieron ninguna respuesta concreta y la lucha sigue.

A quienes gobiernan solo les preocupa que la contención social se vea desbordada y, más aún, que las diversos reclamos populares confluyan y se abra paso la lucha por una alternativa ante un régimen que, gobierne quien gobierne, solo ofrece ajuste, miseria y represión. Por esta razón, las organizaciones enroladas en el Frente de Todos han estado ausentes de este acampe, habida cuenta que Kicillof ha ordenado reprimir numerosas tomas de tierra y el desalojo violento es una amenaza latente para la gran lucha de Guernica. Únicamente la represión motivó que algunas orgas kirchneristas manifestaran su apoyo, seguramente apurados por una base que simpatiza con esta lucha.

Desde el PO de Olavarría exigimos una inmediata respuesta por parte de Galli y los funcionarios responsables de esta represión. Reclamamos que se haga justicia contra el accionar de la policía que hostiga y reprime a la juventud diariamente, mecanismo que se llevó impunemente la vida de Facundo Castro en manos de la misma bonaerense. Seguimos gritando ¡Fuera Berni!

Mantenemos nuestra presencia en el acampe, apoyando a las familias que luchan por una vivienda ante el hostigamiento de las fuerzas represivas. Vamos por la coordinación y unidad con el movimiento antirrepresivo porque el derecho a luchar es fundamental para defender los demás derechos.

En el décimo aniversario del asesinato de nuestro compañero Mariano Ferreyra (en manos de la burocracia sindical, amparada por el gobierno kirchnerista y las fuerzas policiales) nos encontramos en las plazas y en las calles codo a codo con la juventud y los trabajadores ocupados y desocupados, contra la represión y por una alternativa socialista. Mariano está presente y con él como bandera vamos a seguir luchando.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios