Martes 11 de Mayo de 2021

LOCALES

12 de diciembre de 2020

Aumento de agua fuera de contexto

El último jueves se sentenció que a partir del 1 de enero de 2021 el consumo de agua de los vecinos de Olavarría tendrá un nuevo impacto en las economías hogareñas ya de por sí muy golpeada en medio del contexto que nos toca atravesar. El pedido presentado por Coopelectric para el aumento del servicio de
agua y cloacas fue aprobado en la sesión del HCD por 11 votos a 9, por lo cual tendremos un incremento del servicio del 97 % expresa en una nota el concejal de la UCR, Martín Lastape

Como es de público conocimiento, y representando a la UCR local y los principios que representa, no acompañé el pedido de la Cooperativa entendiendo lo poco oportuno del aumento y la falta de entendimiento de la realidad que atraviesan miles de olavarrienses por estos días. En la sesión solicitamos que el expediente vuelva a comisión para poder evaluar en profundidad la nueva propuesta,

lo cual creo primordial para poder analizar la viabilidad de dicho aumento y el impacto directo que tendrá en las empresas y PYMES locales, pero fundamentalmente en los ya golpeados bolsillos de los vecinos de Olavarría. Estamos atravesando un contexto de extensión de pandemia y cuadro de

emergencia económica, que viene acompañado por falta de trabajo, aumentos de precios y una proyección de la inflación anual estimada por el gobierno nacional para 2021 superior al 40%.

Pero no puedo detenerme únicamente en el aumento tarifario. Hoy estamos hablando de un servicio de agua potable que está demostrando graves falencias en su funcionamiento. Y es allí, donde debo insistir que Olavarría debe tener un Organismo Municipal que controle los servicios concesionarios. Desde la

UCR de Olavarría trabajamos y presentamos en tres oportunidades un proyecto para crear dicho organismo (presentado por última vez en el año 2019).

Con este organismo en funciones hoy podríamos controlar no solo las bases y procedimientos para el cálculo de tarifas de los contratos que otorguen las concesiones (elaboración de los cuadros tarifarios, modificaciones de precios, etc.), sino también cuidar el buen funcionamiento y mantenimiento de los servicios (aplicando las penalidades correspondientes en caso de incurrir en incumplimiento de sus obligaciones).

Hoy, por el contrario, nos encontramos con una prestadora de servicios que presiona a los diferentes estamentos gubernamentales (más allá de que haya quienes se presten a ese juego), con el único fin de seguir manejándose como una EMPRESA privada, y no como una cooperativa que está inmersa en la

comunidad que la sostiene, brindando servicios acordes y coherentes a lo que sus propios vecinos le demandan

COMPARTIR:

Comentarios