LA PROVINCIA

11 de noviembre de 2012

Durante el fin de semana la provincia clausuró boliches, bares y fiestas privadas por vender alcohol a menores

El gobierno de la provincia de Buenos Aires continuó durante este fin de semana con los operativos para garantizar la seguridad de los jóvenes en la noche: en la madrugada del sábado y el domingo se clausuraron 4 boliches y bares y una mega fiesta privada, en localidades del Conurbano bonaerense. También se realizaron controles de alcoholemia.

Los operativos fueron realizados por inspectores del ministerio de Salud, de los municipios y la Policía, en el marco de la ley de Nocturnidad vigente, que regula las actividades en lugares de esparcimiento nocturno y contempla sanciones a los comerciantes que vendan bebidas alcohólicas a menores, entre otras irregularidades.

El viernes se llevaron a cabo en las localidades de San Isidro, Vicente López, Florencio Varela y Quilmes. Y el sábado en la localidad de Longchamps y San Miguel, donde participó en persona el ministro de Salud, Alejandro Collia, el intendente local, Joaquín de la Torre, y el titular de REBA, Juan Lauro.

“Venimos trabajando muy fuerte para convocar a las familias, tanto para la noche en las zonas de boliches como el importante trabajo que hace falta en las llamadas previas. Hubo un gran avance, y estamos esforzándonos en todo lo que aun resta por hacer; estamos en el camino indicado", afirmó el ministro Collia durante el operativo en San Miguel.

Por su lado, el intendente De La Torre dijo que "buscamos desde hace años generar un cambio cultural en San Miguel y a través del trabajo en conjunto con la Provincia, los padres, los dueños de los boliches y los mismos jóvenes, hemos avanzado mucho para que nuestro distrito tenga una noche más segura”.

En San Miguel se hicieron las constataciones de rutina referentes a la normativa de nocturnidad: venta fuera de horario, concurrencia de menores en los boliches, menores consumiendo, vigencia de licencias ReBA y RAN, y cierre de barras.

También se realizaron test de alcoholemia a 90 conductores: de ese total, 9 determinaciones resultaron positivas no punitivas (alcohol en sangre pero en cantidad permitida), y 6 positivas punitivas (0,5 gramos o más de alcohol por litro de sangre). En estos casos se prohibió al conductor seguir manejando.

En tanto que, también en la madrugada del domingo, los inspectores de Salud, en conjunto con la Policía e Infantería, clausuraron una fiesta privada en Longchamps. La fiesta se llevaba a cabo sin permiso en el aeródromo de esta ciudad del sur del Conurbano, se denominaba AEROFEST 2012 y participaban unas 1.000 personas. La clausura se efectuó por infracción del artículo 2 de la ley 13.178 y el artículo 8 y 9 de la ley 14.050. También se secuestraron 2.692 botellas de alcohol.

“Acá estamos viendo que quienes violan la ley de nocturnidad vendiendo alcohol a menores son los adultos. Es nuestra responsabilidad cuidar a los jóvenes y castigar a quienes no cumplen con la ley”, aseguró el ministro Collia.

Los operativos del viernes dejaron como saldo 4 clausuras. En el partido de Vicente López se clausuró el boliche bailable “Sira” por concurrencia de menores de edad. En San Isidro se clausuró el bar “Ummus”, ubicado en la calle Juan Bautista De la Salle N° 591, por falta de licencia RAN.

En Quilmes se clausuró el bar “Mal de Amores” (Garibaldi N° 222) por presencia de menores fuera de horario y concurrencia de menores junto a mayores. También se clausuró “Cronos Club Bar” (Garibaldi Nº 228) por presencia de menores en concurrencia con mayores y menores consumiendo alcohol; el lugar fue desalojado. Por último en Florencio Varela se realizaron 3 inspecciones sin constatar irregularidades.
  

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios