Domingo 24 de Octubre de 2021

LOCALES

31 de diciembre de 2020

'Los jubilados cada vez mas vulnerables y abandonados por el gobierno nacional'

Nota de opinión de Gustavo Gómez, Vocal titular de la UCR de Olavarría, Mayor Contribuyente por la UCR de Olavarría, CANDIDATO a Secretario General de la UCR de Olavarría por la Lista 114 “Protagonismo Radical”.

Según el gobierno nacional los jubilados no sufren los embates inflacionarios de los últimos años. Imagino que un estudio detallado por parte del gobierno de científicos ha llegado a semejante conclusión. Es por ello que la nueva reforma de movilidad jubilatoria no incluye la inflación como índice contundente para la variación salarial de jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales. Según la reforma del 2017, el aumento para los jubilados correspondería un 42%, teniendo en cuenta una inflación anual de 36%, los sueldos si bien no serían óptimos, no perderían poder adquisitivo. Pero tras la escurridiza sesión de diputados de días pasados (o noches), esta fórmula dejo de tener vigencia y fue reemplazada por otra reforma la cual no hizo mas que afirmar la desidia del gobierno sobre los jubilados.

En su obra maravillosa, la escritora Harper Lee, compuso uno de los personajes más correctos de la literatura, Atticus Finch. En Matar a un ruiseñor, Atticus le habla a su hija Scout y le dice una frase emblemática: “Uno no entiende a los demás hasta que no considera las cosas desde su punto de vista; hasta que no se mete en su piel y camina con ella por la vida”.

Debo pensar que el gobierno nacional junto a sus legisladores y esbirros aliados, nunca han leído esta obra, ni siquiera deben haberla imaginado, luego de sancionar la ley de la nueva reforma de movilidad jubilatoria. ¿Por qué digo esto? Recuerdo, durante su campaña y más aún durante la cuarentena el pedido de solidaridad del Presidente de la Nación Alberto Fernández hacia los vulnerables, hacia los que menos tienen. De hecho me parece una premisa lógica, un país en crisis, con graves problemas económicos y sociales, es necesario que todos, digo todos los sectores políticos y sociales tengamos una actitud responsable y sobre todo no egoísta, tal como lo dice Atticus, caminar por la vida en la piel del otro.

Desde un punto de vista parcial, es correcto, pero en la práctica, el gobierno nacional ha hecho todo al revés y solo ha demostrado su hipocresía y su falta de (esa frase tan de moda y que pregona) empatía. Dicha ley no se ajusta con la inflación y si  en un 50% con la variación de  los aumentos salariales. Creo que está por demás explicar la inflación de este año con los aumentos irrisorios salariales, digamos en algunos casos el 7%.  El otro 50 % se ajusta con la recaudación tributaria del ANSES por beneficiario. El aumento resultante tendría un tope dado por la variación interanual de la recaudación total del sistema previsional, por beneficiario, aumentada en un 3%.

El gobierno especula que el crecimiento del país será de un 5%  y con lo cual las jubilaciones repuntarán. Pero, estamos en Argentina, que el crecimiento que ellos estipulan es por rebote, normal en un año donde hubo una caída económica importante debido a la pandemia. Este tipo de decisiones señalan la falta de previsibilidad del gobierno nacional a lo cual nos arrastra a todos. Estamos acostumbrados a que los gobiernos peronistas abusen de los jubilados, no olvidemos cuando se vetó el 82% móvil durante la presidencia de Cristina Kirchner y ni hablar de las marchas de jubilados, allá por la década del 90, encabezadas por Norma Plá durante la presidencia de Carlos Menem.

A esta altura de la explicación uno puede pensar que tanto el presidente Fernández como sus esbirros colaboradores (en el plano ejecutivo y legislativo) viven en una caja de cristal o bien y creo que gran parte del pueblo y sobre todo de jubilados y pensionados piensan que este gobierno representa el cinismo e hipocresía en estado puro. No cabe duda que están ajustando sobre los más vulnerables, y seguirán haciéndolo sobre los que, en algunos casos, apenas pueden moverse para manifestarse y llenar una plaza.  No se preocupen, todos, con suerte, vamos a llegar a ser viejos jubilados y vamos a lamentar no haber manifestado y acompañado a la clase pasiva.

¿Esta es la solidaridad que el gobierno Nacional pedía? ¿Esta es la solidaridad que nos hace quedar como “giles”? ¿Mientras el gasto político en ningún momento fue vulnerado? Mientras tanto el juez federal de la Seguridad Social Ezequiel Pérez Nami hizo lugar a un planteo de Cristina Elizabeth Kirchner y la autorizó a cobrar su pensión como ex presidente más la de su marido, con intereses retroactivos y sin pagar el impuesto a las ganancias.

El fallo del juez subrogante, de quedar firme, le permitiría cobrar unos dos millones de pesos por mes y 100 millones de pesos más como retroactivo. A este beneficio le podría sumar luego el que le corresponda como vicepresidente.

Insisto, la hipocresía, el cinismo, y a todo esto sumo el sadismo de este gobierno y de la ex mandataria no tiene límites, el gasto político parece intocable, la ambición tanto de poder como de dinero está intacta. Me resulta imposible no observar, no plantearse un poco de autocrítica por parte de estos personajes políticos, saber que hay miles de jubilados que no llegan a fin de mes, que no pueden darse lujos luego de décadas de trabajo, no poder acceder a una correcta seguridad social. ¿No quieren a los jubilados? Piensen en lo niños que están en las mismas condiciones que los jubilados y peor, están expuestos a la inseguridad, al acoso del narcotráfico y al no acceso a la educación. En definitiva, piensen en el pueblo o, como decía Atticus, pónganse en la piel del otro. Sabrán todos, tanto el gobierno como los legisladores y, en un futuro próximo, el pueblo argentino, lo que nos va a tocar enfrentar, tanto en el plano social como en el económico. Es por ello que debemos pensar bien acerca de nuestro futuro como Nación, y tomar correctas decisiones y no dejarnos llevar por los fanatismos e informarnos cada día mejor, tal como también dijo Atticus Finch: “La única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la conciencia de uno".

COMPARTIR:

Comentarios