Martes 11 de Mayo de 2021

SALUD

20 de enero de 2021

Axel Kicillof recibió la segunda dosis de la vacuna rusa contra el coronavirus

El gobernador bonaerense concurrió al Hospital San Juan de Dios de La Plata, luego de que se cumplieran 21 días desde la primera aplicación, y completó su inmunización frente al COVID-19

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, recibió hoy la segunda dosis de la vacuna rusa Sputnik V, luego de que se cumplieran los 21 días desde la primera aplicación, para completar así su inmunización frente al coronavirus.

El mandatario provincial concurrió este mediodía al Hospital San Juan de Dios de La Plata y más tarde confirmó a través de sus redes sociales que ya había cumplido con la doble inoculación. “Le seguimos poniendo el hombro a la lucha contra la pandemia. Estamos orgullosos de llevar adelante la campaña de vacunación más importante de la historia de nuestra Provincia. #BuenosAiresVacunate”, publicó Kicillof, quien acompañó el mensaje con la la foto en la que registró el momento de la segunda aplicación.

Asimismo, recibirán la segunda dosis los trabajadores de la salud de la provincia de Buenos Aires, los mismos que comenzaron a inmunizarse a partir del 29 de diciembre pasado. Al igual que en esa primera etapa, esta partida que también cuenta con 123.000 dosis de la vacuna rusa, que ayer se distribuyó en todos los hospitales bonaerenses designados para la campaña.

“Acabamos de dar un paso más, importantísimo, en este plan provincial de vacunación gratuito, público y optativo. Hemos recibido el esquema completo, la segunda dosis, con lo cual empiezan en estos días a completarse aquellas cuestiones que tienen que ver con la inmunización que la vacuna proporciona”, expresó Kicillof en una rueda de prensa que brindó después de recibir la segunda aplicación.

“También hemos conocido hoy que se aprobó la vacunación para mayores de 60 años (con la Sputnik V) en la República Argentina. Estamos en una etapa de finalización de las primeras dosis que dimos. Llevamos dadas 94.000 primeras dosis y ya empezamos con las segundas. En medio de tanta incertidumbre y de una enfermedad tan terrible estamos dando los pasos para terminar con este infierno”, agregó.

Ayer el gobernador había encabezado una reunión con los intendentes de la Costa Atlántica. Desde hace dos semanas, Kicillof adoptó esa nueva metodología de trabajo para la temporada de verano y se reúne cada siete días con los mandatarios comunales para hacer un monitoreo de cómo está el escenario sanitario, el que más le preocupa al mandatario debido al aumento de casos que se registraron en la provincia entre las tres últimas semanas de diciembre y la primera de enero.

En esta oportunidad el encuentro fue en Monte Hermoso y contó con la presencia de sus principales ministros. Estuvieron el de Seguridad, Sergio Berni; el de Producción, Augusto Costa, y el de Salud, Daniel Gollan. También se sentaron en la mesa el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak.

Afortunadamente, en la reunión el gobernador transmitió una buena noticia: luego de cuatro semanas consecutivas de aumento de casos en la provincia, se registró una baja en la cantidad de contagios.

Entre el 7 de diciembre y el 10 de enero los casos se habían triplicado y ese aumento exponencial generó preocupación en las autoridades sanitarias, que insistieron en el pedido a la sociedad para que se cuide y respete los protocolos de prevención vigentes. Sin embargo, en la semana del 11 al 17 de enero los casos bajaron. En el gobierno bonaerense quieren esperar a que la baja se convierta en una tendencia marcada para estar más tranquilos, pero consideran que las medidas que se tomaron surtieron efecto.

Las mismas radicaron en aumentar los controles y restringir la apertura de comercios entre la 1 y las 6 de la mañana en 118 municipios, sumado a la disminución en la cantidad de gente permitida que podía asistir a encuentros privados.

“Creemos que empezamos a caminar por un sendero de estabilización. Los casos dejaron de crecer y hay un indicio de que comienzan a transitar por una línea descendente”, explicó Gollan durante una conferencia de prensa posterior a la reunión.

En lo que respecta al sistema sanitario, el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva se mantiene estable. En el Conurbano la ocupación es del 57% y de 42% en el interior. En toda la provincia hay ocupadas 1.830 camas de cuidados intensivos. De ese total, son 880 los pacientes que se encuentran internados afectados por el coronavirus.

COMPARTIR:

Comentarios