Martes 21 de Septiembre de 2021

LOCALES

5 de marzo de 2021

Con el discurso del Intendente, quedó inaugurado el período ordinario de sesiones del Concejo

El acto se realizó desde minutos después de las 19 en el recinto de la Sociedad Española, con invitados especiales. El mandatario se extendió por casi una hora. Pandemia, salud, finanzas, obras y transporte público, además de la incertidumbre, fueron algunos de los ejes abordados. Finalizó con agradecimientos. Ingresar para leer y escuchar el repaso de lo realizado en el HCD y el discurso completo

Hace un año, cuando inaugurábamos las sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante, realizando el balance de lo hecho en el 2019 y contándole a la comunidad nuestros objetivos para el 2020, si bien ya hablábamos de una pandemia que se acercaba a nuestro país y estábamos planificando las primeras acciones en materia de prevención en Olavarría, no nos imaginábamos que pocos días después todo iba a cambiar.

 

Ya en enero de 2020 la OMS recibió información más detallada de la Comisión Nacional de Salud sobre el brote de un nuevo coronavirus originado en China. A partir de ese momento la difusión de las noticias sobre esta situación se intensificó y a partir de ello, nuestro equipo de Salud comenzó a interiorizarse del tema. Cuando para muchos no era aún una preocupación, empezamos a trabajar prematuramente, preparándonos para hacerle frente.

Nuestro equipo de Salud liderado por el Dr. Germán Caputo, se puso en alerta y sabiendo de la presencia de ciudadanos chinos en una importante obra, decidieron concretar la primera acción en el marco de la pandemia, reuniéndose con trabajadores de la empresa cementera, para evaluar la situación y delinear estrategias de prevención.

A partir de esa primera acción todo cambió para nuestra gestión, y el 2020 se transformó en un año bisagra, fundamentalmente para los Sistemas de Salud, pero también para las demás áreas de gestión, dado que hubo que repensar todo lo proyectado para el año.

La llegada a nuestro país del nuevo coronavirus, el desconocimiento inicial de sus consecuencias clínicas, epidemiológicas y su mecanismo de contagio, obligaron a adaptarnos no solo en los protocolos de atención médica, sino también en nuestra vida social, actividades laborales y recreativas.

Siendo Argentina uno de los países donde el virus surgió en forma más tardía, nos permitió observar su comportamiento en el resto del mundo, con un pronóstico muy incierto y preocupante, teniendo en cuenta las experiencias vividas en China y Europa.

Con el objetivo de dar respuesta y cambiar este pronóstico en nuestra ciudad, se conformó el comité de crisis, integrado por un equipo multidisciplinario de médicos, especialistas en infectología, epidemiólogos, bioquímicas, enfermeros, entre otros, que nos asesoraron en todas las cuestiones relacionadas al manejo de esta pandemia. En simultáneo, se puso en funcionamiento la sala de situación de COVID, a cargo de la dirección de epidemiologia de nuestra ciudad.

 

Abarcaría mucho tiempo enumerar todas las acciones llevadas a cabo, pero si podemos mencionar las más importantes.

 

El primer problema que surgió fue la necesidad de adaptar los protocolos de atención y proveer de equipo de protección personal a todo el personal expuesto. La escasez y la gran demanda global de ese equipamiento, requirió la adaptación de empresas locales para la fabricación de los mismos. Gracias a su espíritu solidario, se logró la adquisición de 190.000 barbijos, 80.000 camisolines, y otros instrumentos necesarios, con una inversión total de 31 millones de pesos.

 

Debido al cierre de instalaciones y al aislamiento social preventivo y obligatorio, tuvimos que reordenar todas las vías de comunicación con salud y otras áreas del gobierno. Gracias a la colaboración de la Subsecretaría de Modernización y voluntarios de diferentes áreas, se logró rápidamente articular vías de comunicación, incluyendo la línea 147, información a través de la web, centro de llamadas de COVID-19 y múltiples líneas de contacto para la población. Esto permitió asistir a la comunidad, registrando solo a través del centro de llamadas de COVID con más de 60.000 consultas. 

Estas vías de comunicación sirvieron no solo para evacuar consultas médicas, sino para educar sobre los nuevos protocolos y restricciones de circulación reglamentadas por el gobierno provincial y nacional.

Es así como se decidió el aislamiento preventivo de personas provenientes de lugares de circulación viral, la implementación por parte de la Subsecretaría de Seguridad y con la ayuda de voluntarios, alumnos de la Facultad de Salud, Concejales y otros funcionarios, de controles en los accesos con realización de prueba del olfato, colocación de arcos sanitarios y realización de prueba de PCR obligatorios para empresas radicadas fuera de nuestra ciudad. Estos últimos incluyeron un total de 900 testeos, con un total de 300 casos confirmados, lo que permitió su aislamiento, evitando la propagación del virus en nuestra ciudad.

La realización de testeos en Olavarría merece un capítulo aparte, siendo uno de los principales pilares del manejo de la pandemia. Parte del éxito de este programa de detección se debe a la puesta en funcionamiento del Laboratorio de Biología Molecular.

El 2 de mayo del año 2019, gracias a las gestiones que realizamos con el equipo de María Eugenia Vidal, recibíamos en nuestro Hospital un equipo de biología molecular para realizar la medición de carga viral de VIH, hepatitis B y C.

Justo un año después y gracias al aporte conjunto de privados y fondos municipales, inauguramos el Laboratorio de Biología Molecular que nos permitió realizar los test de COVID19, permitiéndonos adaptarnos rápidamente a las variaciones epidemiológicas y protocolos de detección, realizando hasta el momento más de 20.000 testeos en nuestra ciudad y 1.500 de ciudades vecinas, lo que supera ampliamente el número de testeos realizados en ciudades aledañas.

Otro hito importante en el programa de detección de COVID en nuestra ciudad, fue la implementación del programa Rastrear-Testear-Aislar, mejor conocido como RTA. Este programa permitió aumentar el número de testeos, en un periodo crítico de circulación del virus en nuestra ciudad, ofreciéndole a la población un acceso rápido al mismo y educación sobre pautas aislamiento en los casos necesarios.

Gracias a la colaboración del servicio de Microbiología del hospital, se realizaron más de 4.000 testeos incluyendo casco urbano y las localidades, permitiendo la detección y posterior aislamiento de más de 1.000 casos. Y acá una mención especial reviste nuestro equipo de “hisopadoras”, las cuales realizaron y continúan realizando en forma incansable, las campañas diarias de testeos, con más de 40 testeos domiciliarios diarios al comienzo de la pandemia, hasta llegar a la suma de más de 200 por día en la actualidad, en los diferentes centros de testeos.

El surgimiento de este virus, por su gran capacidad de contagio, requirió preparar y adaptar las instalaciones y circulación hospitalaria, y por otro lado proteger a los grupos de mayor riesgo. Y sin dudas surgió la preocupación de los residentes en hogares de adultos mayores.

En base a esto, se implementó un programa de identificación, asesoramiento y monitoreo de estos en forma conjunta entre Salud y la Dirección de tercera edad, recorriendo y asesorando a la totalidad de residencias geriátricas de nuestro partido.

 

En cuanto a la organización del sistema de salud a nivel municipal, se estableció un vínculo y diálogo constante con las instituciones privadas, definiendo las posibilidades de atención de cada institución y un protocolo de derivación inmediata ante diferentes situaciones y patologías.

Por otro lado, el sistema público se distribuyó en centros respiratorios y no respiratorios. Estos últimos, junto los servicios hospitalarios, permitieron continuar la atención de patologías prevalentes dentro de la pandemia, con más de medio millón de atenciones, incluyendo consultas ambulatorias, odontológicas, internaciones, cirugías y realización de estudios complementarios.

Gran parte de este logro fue gracias al consolidado sistema de atención primaria de la salud de nuestra ciudad, continuando la cobertura de pacientes en los diferentes Centros de Atención durante toda la pandemia, sumado al seguimiento domiciliario de los pacientes en su área de influencia y cobertura de servicio de emergencias tanto en zona serrana como en ámbito hospitalario.

La atención y seguimiento de los pacientes que padecieron COVID resultó ser todo un desafío de programación y adaptación continua. En forma resumida se definieron cuatro categorías, que incluían seguimiento de pacientes aislados en forma ambulatoria, centros de aislamiento, internación en cuidados generales e internación en cuidados intensivos.

El sistema de seguimiento ambulatorio fue creciendo en forma paulatina en complejidad y número, abarcando el seguimiento de más del 90% de los pacientes, incluyendo asesoramiento sobre resultados y pautas de aislamiento, seguimiento clínico, apoyo psicológico, asistencia social y posteriormente rastreo de contactos estrechos a cargo de la Facultad de Ciencias de la Salud de nuestra ciudad.  En total se le brindó seguimiento a más de 20.000 pacientes, incluyendo pacientes con diagnóstico de COVID y sus contactos estrechos.

En cuanto a los centros de aislamiento, gracias a la colaboración de la iglesia “de Jesucristo de los Últimos Días” y el Ejército, se puso a disposición como centro de aislamiento durante el periodo crítico de la pandemia, no teniendo que ser utilizado gracias al no colapso del sistema sanitario.

Al igual que en otros lugares del mundo, esta pandemia puso a prueba los sistemas de emergencias. El SAME de nuestra ciudad cumplió con el desafío planteado. Se recibieron un total de 9.670 llamadas, 8.191 atenciones en ambulancia y 35.000 atenciones en servicio de emergencia, incluyendo casco urbano y localidades.

Por último, pero no menos importante, se adaptaron los sistemas de internación duplicando la internación en cuidados generales, adaptando protocolos y nuevo personal para la asistencia de los pacientes con esta nueva patología. Hasta el momento, se hospitalizaron un total de 500 pacientes con diagnóstico de COVID, sumado a 5.700 pacientes internados por otras patologías.

Las unidades críticas fueron el foco de atención para toda la comunidad desde el inicio de la pandemia. Gracias a la colaboración entre los servicios de Cardiología y Cuidados Críticos, se logró incrementar el número de camas disponibles y cobertura de patologías críticas respiratorias, como no respiratorias.

Se avanzó en equipamiento, con la adquisición de respiradores, monitores, bombas de infusión, camas de internación, entre otros, con una inversión cercana a los 13 millones de pesos. Estos avances permitieron contener la demanda y sobrecarga del sistema de salud, evitando su colapso.

La aparición de la vacuna trajo una luz de esperanza para este 2021. Desde un primer momento, nuestro Municipio se puso a disposición del Ministerio de Salud de la Provincia para la organización y aplicación de la misma. 

En diciembre del año pasado, gracias al aporte de privados y fondos municipales, se instaló la cámara de refrigeración en el Centro de Inmunizaciones Municipal, En Nuestro Banco de Leche, la cual permite el almacenamiento de más de 70.000 dosis de vacunas.  Este implica, no solo el almacenamiento de vacunas para el COVID que cumplan con ese rango de refrigeración, sino también reforzar el programa regular de vacunación, incluido el de la vacunación antigripal.

En cuanto a la vacunación contra el COVID, el 11 de enero de este año se puso en funcionamiento en nuestro hospital Municipal Dr. Héctor Cura, sumado al Hospital Provincial de Oncología, el puesto de vacunación para personal de salud.

Todo esto que he enumerado, no podría haber sido llevado a cabo sin un recurso fundamental, el recurso humano con el que cuenta nuestra ciudad. Los trabajadores de salud, incluyendo médicos, enfermeros, personal obrero, personal técnico, choferes, personal administrativo, de limpieza, TODOS, pusieron y siguen poniendo el hombro a esta pandemia desde el primer momento, incluso en los momentos de mayor incertidumbre y desconocimiento de esta patología.

A ellos debemos agregar el personal de otras áreas, que se acercaron y adaptaron sus funciones a toda aquella que fuera necesaria para combatir este virus, sumado a los estudiantes de medicina y enfermería, que colaboraron en la sala de situación, controles en los accesos y búsqueda de contactos estrechos. A todos, no alcanzan las palabras de agradecimiento. Muchas, muchas, gracias.

 

En este objetivo que nos fijamos desde el inicio de la pandemia de sostener el equilibrio entre la Salud, lo Económico y lo social, sin dudas el trabajo de todo el equipo del área de Desarrollo Humano y Calidad de Vida merece nuestro reconocimiento.

Establecida la Emergencia Sanitaria, decidimos trasladar varias áreas de la Secretaría de Desarrollo Humano y Calidad de Vida al CEMO, con la intención de ampliar las redes de contención social, ante la situación compleja que se avecinaba.

Así, se convirtió en el lugar de trabajo de personal del área, como de otros trabajadores, funcionarios, concejales y consejeros escolares, que cambiaron de funciones para colaborar en la recepción de donaciones provenientes de la comunidad y de la ayuda que llegaba de Nación y Provincia, armar bolsones de alimentos, coordinar logísticas de distribución en los barrios de la ciudad y las localidades, y recibir también las demandas que nos llegaban desde distintas instituciones y organizaciones barriales.

Habíamos iniciado el año con la modalidad de trabajo de “Estado Descentralizado” en cada uno de los territoriales, y ello también tuvo que modificarse, para abordar en el marco del aislamiento, las demandas que recibíamos que se incrementaron notablemente, recibiendo a familias que no estaban acostumbradas a pedir ayuda, pero que necesitaron nuestra asistencia ante la imposibilidad de salir a trabajar.

También, Desarrollo Social implementó de manera urgente e inmediata la atención por guardia a través de 7 líneas telefónicas, 2 de ellas con atención las 24 horas para dar respuesta a todas y cada una de las demandas de la población en condiciones de vulnerabilidad socio económica.

Asimismo, con la aparición de los primeros casos de COVID-19, se estableció desde la Subsecretaría de Desarrollo Social, en correspondencia con el área de salud, un sistema de asistencia domiciliaria, destinado a abastecer a toda familia que se encontrara aislada preventivamente o bien hubiera contraído el virus y no contaran con recursos económicos suficientes ni familiares para paliar dicha situación.

El aislamiento dispuesto, nos obligó también a cerrar espacios educativos y de contención, pero nuestro equipo permaneció siempre cerca de las familias desde lo pedagógico, lo psicológico y lo social.

El Servicio Local de Promoción y Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes fue redefiniendo progresivamente su modalidad de trabajo durante el 2020, manteniendo un número de intervenciones similar al 2019: más de 13.400.

En diciembre, progresivamente fuimos abriendo los espacios municipales y comenzamos a trabajar desde la presencialidad.

Desde lo cultural y deportivo, como es habitual, el comienzo del 2020 nos encontró poniendo en marcha actividades de acceso gratuito que contaron con la participación de artistas en vivo en los parques, en la Casa del Bicentenario y el Centro Cultural, entre otros. Pudimos disfrutar de los corsos y de las actividades de recreación para todas las edades, que desde las áreas de Cultura y de Deportes se habían planificado, para enero y febrero.

 

Pero esta programación prevista para el 2020 pudo llevarse a cabo parcialmente y hubo que reorganizar todo el trabajo planificado de antemano, debido a la situación sanitaria. Desde la gestión cultural, se repensó y se reinventó la programación de todos los espacios para poder dar soporte a la comunidad en un contexto tan complejo, llevando adelante muchísimas actividades de manera virtual.

 

La Casa de la Cultura nunca cerró sus puertas, se trabajó con el personal permitido con el objetivo de generar allí una sede ante consultas y como espacio de interacción con el sector, sumándose también su equipo de trabajo a las diferentes áreas de la Municipalidad que lo requerían.

 

Durante la segunda parte del año, se gestionaron para el sector cultural dos importantes subsidios que permitieron la entrega de 90 mil pesos a más de 50 artistas y espacios de la ciudad. A su vez, a través del Decreto Municipal denominado “Programa Municipal de Fortalecimiento y Asistencia COVID 19” dispusimos la entrega de otro subsidio para dar respuesta a quienes no fueron beneficiados en los dos anteriores.

La Subsecretaría de Deportes y Recreación, inmediatamente declarada la pandemia se unió a distintos equipos de trabajo del Municipio.

Comenzaron a realizar las visitas a los vecinos que regresaban del exterior y de lugares del país considerados de riesgo, completando planillas epidemiológicas y realizando el acompañamiento durante el aislamiento que debían realizar.

También – y continúan hoy-, realizan el seguimiento telefónico de pacientes covid positivo, colaboran en la confección de bolsones alimentarios del SAE y su reparto, realizan la asistencia alimentaria en distintas localidades, estuvieron brindando su apoyo en los controles de acceso a la ciudad, y son los profes que vemos caminando todos los días en parques y plazas controlando se cumplan los protocolos de bioseguridad.

Como todos conocemos, las actividades deportivas fueron una de las más relegadas durante el aislamiento del 2020. Por ello, desde el área de Deportes se ha trabajado constantemente con las instituciones, clubes, gimnasios y afines, en un diálogo constante con todo el sector en el que los ejes fueron el armado de protocolos para la habilitación de actividades, asesoramiento y control del complimiento de protocolos, reuniones con presidentes de clubes y asociaciones locales, participación en diversas capacitaciones virtuales, difusión de programas nacionales y provinciales, y creación del fondo de acompañamiento municipal a entidades por COVID, entre otros.

Lo sostenemos desde el primer día de nuestra gestión: el deporte es una política de Estado. Por eso a fines del año pasado dimos un paso importantísimo para Olavarría y fue la concreción de la obra de la pista de atletismo, que se transforma en la finalización de la primera etapa de lo que va a ser el Centro Deportivo Municipal, dando respuestas a los atletas que lo venían pidiendo durante muchos años. Para nuestra gestión era prioridad y cumplimos. Los atletas tienen su lugar.

Las redes sociales fueron protagonistas. Permitieron acercar más de 130 videos con propuestas de actividad física y juegos para todas las edades y realizar actividades en vivo que acercó a miles de olavarrienses durante el aislamiento.

 

Ya llegando a fin de año, comenzaron progresivamente actividades deportivas, lo que permitió al área de Deportes poner en marcha propuestas para el verano para los adultos mayores, de gimnasia en los parques y en distintos espacios municipales, actividades recreativas y las colonias de vacaciones municipales.

En cuanto a Políticas de Género, el 2020 cerró con números alarmantes en el país. El Observatorio “Ahora que sí nos ven” contabilizó 298 femicidios entre el 1° de enero y el 30 de diciembre, 1 femicidio cada 29 horas, de los cuales, el 65% se produjo en la vivienda de la víctima. Hoy más de 300 niños y niñas no tienen a su mamá.

Por eso, para la Dirección de Políticas de Género, actuar en la urgencia en tiempos de pandemia implicó articular recursos para continuar con el acompañamiento y asesoramiento a personas que atraviesan violencias por motivos de género y reforzar el funcionamiento del dispositivo de guardia adecuado a la urgencia, de acuerdo a las medidas preventivas de bioseguridad que funciona las 24 Hs. con un celular específico para recibir la demanda y actuar de manera operativa.

Durante el aislamiento se acompañó alrededor de 250 situaciones. Muchas mujeres se encontraban recluidas con su agresor en su vivienda, en peligro constante, por eso fueron fundamentales las intervenciones, resguardando su integridad psicofísica, y ayudando a las víctimas a salir de las situaciones de violencia en las que se encontraban inmersas.

También se trabajó en conjunto con una ONG local para contar mediante un sistema de comodato, con un refugio de respaldo en caso de ser requerido, para albergar a víctimas con hijos, que no contaban con otra contención familiar.

Se estableció un diagrama de personal de apoyo para continuar con la entrega de alimentos en los domicilios para las situaciones que se acompañaban, teniendo en cuenta que la mayoría de ellas pertenecen a sectores de población vulnerable, con necesidades que deben ser atendidas de manera integral, ya que no sólo atraviesan situaciones de riesgo, sino que necesitan la restitución de algunos de sus derechos fundamentales.

Durante 2020 se realizó un cambio en el sistema de botones antipánico que se ofrece en colaboración con la Justicia. Esto implicó una mayor llegada a las personas y una amplia mejora en la calidad del servicio, que permitió inclusive acceder a quienes no tienen un teléfono, mediante un botón físico.

Por otra parte se trabajó, con excelentes resultados, en la conformación y el fortalecimiento definitivo del Dispositivo de Atención Integral destinado a personas que ejercen violencias por motivos de género.

Reforzamos las líneas de contacto para prevenir y actuar en la urgencia en el marco de la emergencia sanitaria, como así también de la línea de atención 144, con campañas de difusión y nuevos canales de comunicación en redes sociales, para llegar desde distintos lugares difundiendo nuestros recursos y herramientas de abordaje.

En la medida que el aislamiento nos permitió, desarrollamos de manera sostenida tareas de promoción y prevención a través de acciones territoriales y se implementaron conversatorios virtuales para continuar generando actividades y facilitar debates e intercambios sobre cuestiones que nos atraviesan en nuestras cotidianidades y experiencias.

Se articuló con el área de Modernización para coordinar la logística y poder continuar con las capacitaciones en Ley Micaela de manera virtual. Así, se capacitó a 450 agentes municipales.

En octubre de 2020 se reactivó el espacio participativo de la Mesa Intersectorial de Diversidad Sexual con organizaciones sociales y referentes en materia de género y diversidad que se había iniciado años atrás, y que por cuestiones ajenas a la Dirección se había disuelto, con el objetivo de definir estrategias de acción y gestionar participativamente en corresponsabilidad, mediante encuentros periódicos donde se definen y debaten acciones en base al armado de una agenda de trabajo común.

Además, la Dirección generó un dispositivo para planificar acciones territoriales con el objetivo de coordinar y articular con referentes de cada espacio, líneas de acción con perspectiva de género, en un recorrido que comenzó en Sierra Chica con la formación de promotoras territoriales en articulación con los equipos del Centro de Orientación Familiar nucleados en la Mesa territorial de la localidad.

Este compromiso que asumimos en el 2015, cuando creamos la Dirección de Políticas de Género sigue intacto, pero es urgente que todos nos involucremos.

Esa voz que todos los días levantan las mujeres y disidencias, en nombre de las víctimas, nos debe encontrar trabajando juntos, todos los estamentos y poderes del Estado, junto a las organizaciones, -dejando de lado la política partidaria-, como sé que lo han hecho ustedes desde el Concejo Deliberante este año que transcurrió, analizando, debatiendo y concretando políticas públicas para prevenir y sobre todo proteger a las víctimas de violencia familiar y de género.

 

En párrafos anteriores mencioné que desde el Municipio acompañamos con distintas medidas a los sectores que habían estado impedidos de trabajar por el aislamiento en el marco de la pandemia.

Sabemos que miles de olavarrienses se vieron perjudicados económicamente durante el 2020 y muchos aún continúan sin poder trabajar o abrir sus emprendimientos. Buscamos la manera, con todas las herramientas con las que cuenta el Estado, de apoyarlos en este momento tan complejo, en este equilibrio tan necesario entre la salud, lo económico y lo social, pero siempre con la firme convicción que para un trabajador lo mejor es tener la posibilidad de trabajar.

 

Muchas personas que emprenden necesitaron asistencia y muchas otras comenzaron a emprender por necesidad, por lo que realizamos 915 asistencias y duplicamos los esfuerzos, entregando en el 2020, 47 créditos a emprendedores locales, por un total de $2.290.000, récord anual.

 

Implementamos nuevos programas como Compre Olavarría, el sello Olavarriense, Tiendas Virtuales en nuestro Portal invertir y Apoyo Ceramistas. Seguimos desarrollando el Club Social de Innovación, canalizando capacitaciones y talleres.

En cuanto al sector turístico, como sabemos ha vivido a nivel mundial la peor crisis de su historia debido a la pandemia y Olavarría no ha sido ajena a este contexto adverso, sobre todo el área de Eventos. Por eso, prestadores y municipio hemos trabajado conjuntamente en protocolos que fueron aprobados por Provincia y herramientas digitales para ir reabriendo en la medida de lo posible.

 

En el Centro de Convenciones se realizó el ensamble de máscaras del proyecto del Club de Innovación Social, donde se convocó a la comunidad para formar parte de la Maratón Solidaria 3D, que consistió en la impresión de máscaras protectoras para donar al personal de salud de nuestro Hospital Municipal.

 

Se asistió y adhirió a distintos programas nacionales y provinciales de ayuda al sector logrando entre otros beneficios como el Fondo Turístico y Cultural por la suma de alrededor de más de 3,5 millones de pesos que se distribuyeron en forma equitativa entre los inscriptos y un segundo fondo de más de 5 millones en el mes de febrero.

 

Adherimos a la temporada turística para que los distintos prestadores y de acuerdo a protocolos, pudieran trabajar, aprobando más de 3100 solicitudes que contemplan a cerca de 5800 personas que visitaron y se alojaron en Olavarría generando ingresos para el sector. 

 

Seguimos trabajando en conjunto con el sector minero y agropecuario, con las empresas y agrupamientos industriales, atendiendo las distintas demandas en virtud de asistirlos en todo lo referente a nuevas formas de trabajo, normativas y ayudas económicas.

En relación a la gestión de los trámites en los organismos provinciales para la obtención de la aprobación de los Agrupamientos Industriales, se obtuvo la convalidación de la ordenanza 4074/17 que incluye a los Agrupamientos industriales en trámite. Se gestionaron trámites en el registro de la propiedad para obtener las matriculas necesarias para el plano de subdivisión.

 

 

Pudimos gestionar desde el área de Empleo 130 inserciones laborales y capacitamos a más de 450 olavarrienses. Desde el Instituto Municipal de la Administración Pública de Olavarría se siguieron capacitando agentes municipales, abriendo esta posibilidad al público en general. 3700 personas se capacitaron durante todo el año.

Lanzamos el Proyecto GIRO “Gestión Integral de Residuos Olavarría” que implica una transformación en la gestión de residuos en nuestra ciudad, de manera integral e inclusiva, generando trabajo digno y valor agregado proveniente de residuos que actualmente solo se entierran de una manera controlada.

 

Durante los últimos meses del 2020 hemos estado trabajando con el diagnóstico y actividades de investigación, relevamiento de actores claves del ecosistema, Identificación de hallazgos, y desarrollo de los pilotos.

 

Continuamos brindando los talleres de compostaje y residuos y sumamos capacitación sobre arbolado urbano con una excelente participación de la comunidad en cada uno de ellos, logrando que en el 2020 se capaciten más de 1000 personas en diversas temáticas ambientales.

 

Trabajamos en conjunto con el cluster de software de la ciudad en las dos propuestas formativas relacionadas al sector, la TUDAI en conjunto con la facultad de ciencias exactas e Ingeniería de UNICEN, con más de 130 inscriptos para el cohorte 2021 y por otro lado el primer curso de Academia Rápido en conjunto con el ITECO, que estamos lanzando en marzo. 

 

Asimismo, viendo la necesidad de que el vecino esté informado de la situación sanitaria, se creó el micrositio covid, el cual contiene información de los casos, teléfonos útiles, formularios para obtener permisos, registros de voluntarios, comercios en tu barrio, programas municipales, y todas las normativas y decretos relacionados con la pandemia, logrando de esta manera ofrecer un acceso rápido y simple a toda esta información.

 

 

Y estamos muy orgullosos del trabajo sostenido en materia de transparencia y Gobierno Abierto. Mantuvimos por 2do. año consecutivo según el Índice de Datos Abiertos de Ciudades de Argentina (Open Knowledge Foundation) el 3° Puesto. Seguimos siendo una de las 3 ciudades más transparentes del país.

 

Desde el punto de vista económico y financiero del Municipio, 2020 no fue un año fácil, ya habíamos iniciado con una recesión económica nacional con una merma significativa de la obra pública y privada, lo cual había repercutido inexorablemente en nuestros ingresos, y con un incremento de los gastos corrientes necesarios para cumplir con los compromisos municipales y redeterminaciones de costos contractuales, producto de la inflación y del aumento del tipo de cambio. Motivantes, entre otras cosas, de la declaración de la emergencia económica, administrativa y financiera a partir del 20 de marzo, a lo cual se sumaría luego la declaración de la emergencia sanitaria producto de la pandemia de covid-19.

 

El contexto económico fue sin dudas muy complejo, y así también nuestras finanzas, con bajas de recaudación en los meses de pandemia, que comenzaron a revertirse a partir del segundo semestre, y que pudimos ir sorteando con mucho esfuerzo, no solo gracias a los aportes no reembolsables y fondo de emergencia de fuente provincial, sino por sobre todo por una ordenada administración y la implementación de diversas acciones tomadas desde la Dirección de Rentas, en lo relacionado a boletas y pagos de manera electrónica.

 

Estas acciones han permitido que, en un año de pandemia, con cierres temporarios o restringidos de bocas de recaudación, y con la dispensa del personal para el reparto de tasas en los meses de mayor cierre, terminar el año manteniendo como mínimo los porcentajes de recaudación del año anterior en las principales tasas municipales.

 

También quiero destacar la solidaridad de todas aquellas personas, empresas e instituciones que realizaron donaciones para atender la mayor demanda de los gastos de salud originados por la pandemia, y de la cual se recaudó al 31.12.2020 el importe de $13.230.660, incluyéndose dentro de este importe la donación de los funcionarios y concejales municipales, quienes durante varios meses donaron el 20% de sus sueldos, por un total de $ 9.391.982,45.

 

Sin dudas, un año complejo, pero con mucho esfuerzo se pudo cerrar con las cuentas municipales equilibradas y con la deuda a proveedores saneada. Esto nos permite encarar el 2021 con una perspectiva más optimista pero no menos prudente, aún en un contexto de pandemia.

La Emergencia sanitaria y económica repercutió sustancialmente en la obra pública y los objetivos que nos habíamos propuesto para el 2020 quedaron relegados y suspendidos momentáneamente.

Pudimos llevar adelante con maquinaria propia y contratada el mantenimiento de caminos rurales, y continuamos con la reparación, entoscado y granceado de calles no pavimentadas de la ciudad y las localidades.

Finalizamos las obras de infraestructura escolar en los Jardines de Infantes 916 y 929 y pudimos reactivar hacia finales del 2020 la obra en el Jardín 930, y la reforma y ampliación proyectada en la Escuela 50. Hoy están en marcha, al igual que la reactivación de la obra de viviendas para víctimas de violencia de género.

Sostuve siempre la importancia de darle continuidad a las políticas públicas para Olavarría iniciadas antes de mi gestión como Intendente. El Agrupamiento Industrial Los Fresnos es ejemplo de ello y hace pocas semanas inauguramos una obra fundamental allí: la segunda etapa de electrificación y la iluminación de un sector del parque.

 

Desde el área de Casa de Tierras y Regularización Dominial, en el 2020 se pudo reanudar el trabajo en conjunto con Escribanía General de la Nación y el Instituto de la Vivienda, lo que permitió que continuar con los trámites de tenencias y escrituración de cientos de familias.  

Trabajamos en gestiones tendientes a la incorporación de tierras al Municipio, a efectos de someterlas al régimen de tenencias municipales, ante la Dirección de Inmuebles Fiscales de la Provincia.

El Registro de Demanda Habitacional que pusimos en marcha en 2019 recibió 500 nuevas inscripciones en el 2020, haciendo un total al día de hoy de 2000 familias registradas.

En este sentido, en el mes de noviembre este Cuerpo aprobó por unanimidad la Ordenanza N° 4583 por medio de la cual se creó el Programa de Viviendas TU.VI.10. e inmediatamente nuestro equipo comenzó a trabajar en su implementación.

Mucho se ha hablado en los últimos meses de las demandas de los vecinos de las localidades. Allí hemos estado, enfocándonos en cuidarlos.

Con el aislamiento social en marcha a partir del lunes 16 de marzo, se modificó la vida de todos y también nuestra gestión. Así, lo proyectado se alteró y se enmarcó en las acciones urgentes y necesarias para cuidar a todos los olavarrienses por igual.

Con más de 550 trabajadores municipales dispensados durante el aislamiento, por su condición de riesgo, su edad o tener hijos a cargo, fue necesario reorganizar toda la estructura administrativa del Municipio, a fin de continuar brindando servicios y dando respuestas a la comunidad. Esto se logró por el gran compromiso de todas las áreas, sin distinción alguna, que acompañó en todo momento a los sectores críticos que más necesitaban personal.

 

Esta dispensa automática del personal afectó la prestación de servicio también en las localidades y requirió una logística de prioridades en las delegaciones municipales, que implicó una baja de personal del 30% en marzo, aumentando a un 40% en abril.

Así, nos abocamos a tareas impostergables en el marco de la pandemia: seguimiento de los vecinos que regresaban del exterior o de zonas del país consideradas de riesgo y debían cumplir con la cuarentena, controles en los ingresos a las localidades, y asistencia social a familias vulnerables o que por efecto del aislamiento se vieron impedidas de trabajar, o bien a pacientes positivos de COVID que no contaban con los recursos necesarios, a todos ellos se los visitó domicilio por domicilio acercándoles ayuda.

 

El 2021, como ya mencionamos, la vacuna abre una luz de esperanza, pero esto no implica que el esfuerzo y trabajo no deban continuar en pos de cuidar el ansiado equilibrio. Esta pandemia nos obligó y obliga continuamente a adaptar nuestra vida cotidiana y por ende nuestra gestión también.

Seguiremos invirtiendo en la salud de los olavarrienses, no solo en materia de tecnología e infraestructura donde ya se encuentra en proceso la compra de monitores y respiradores adicionales, como así también la renovación de ambulancia de emergencias, lo que permitirá reforzar la respuesta ante una nueva “ola” de contagios, sino también reforzando las campañas de detección y testeos, y a su vez se tendrá especial énfasis en campañas de patologías prevalentes que por cuestiones relacionadas a la pandemia no pudieron ser desarrolladas en su totalidad.

En materia de obra pública estamos reactivando en los próximos días la primera etapa del nuevo edificio de Internación y Servicio de Gastroenterología de nuestro Hospital Municipal. Proyectamos realizar mejoras en el área de cuidados críticos, laboratorio, consultorios externos e internación general.

Siempre fue nuestra prioridad atender las demandas de la comunidad educativa y las obras de infraestructura escolar estuvieron presentes durante los 5 años de nuestra gestión. Este año no es la excepción. Seguiremos por este camino, dando respuestas concretas con obras de infraestructura escolar, para que todos tengan la mejor calidad educativa, en las más óptimas condiciones edilicias.

También estamos trabajando en la segunda etapa de la obra del Centro Deportivo Municipal, que consistirá en la construcción de gradas, baños y vestuarios en la Pista de Atletismo.

Continuaremos con los trabajos de hidráulica, acercando los servicios básicos esenciales a los barrios que aún esperan nuestra respuesta, con obras de extensión de redes de gas y agua, cloacas, pavimentación y repavimentación.

Ya se encuentra en ejecución la construcción de la Celda 5 del Relleno Sanitario y en el marco de continuar con las políticas públicas en materia de sustentabilidad, comenzarán las obras en la Planta de Reciclaje de Residuos.

En lo referente a bromatología, se pondrá en marcha la tan esperada obra del “Hospital Veterinario Municipal” nos comprometimos con la comunidad y vamos a cumplir.

Sabemos que aún muchísimos vecinos no han podido concretar uno de sus sueños más importantes, el de la vivienda propia. Por eso estaremos dando inicio al Programa de Viviendas TU.VI.10, comenzando la construcción en este 2021, de 40 viviendas. Y pensando en dar las mejores oportunidades de acceso, 20 se construirán bajo el sistema tradicional y 20 serán bajo el sistema de construcción industrializada.

 

En las localidades, cumpliremos con lo anunciado en 2019 y vamos a poner cámaras en los accesos.

 

También, desde hace varios meses venimos trabajando en todo lo referido a zonificación, para darle un mejor ordenamiento territorial y a su vez, reducir los conflictos vecinales que se dan por las actividades primarias extractivas, de granja y de servicios.

Para ello llevamos adelante trabajos de campo, elaboración de marcos normativos y teóricos, con el objetivo de tener una Ordenanza de zonificación por cada localidad, tarea que continuará en el año 2021, donde se busque crear: “Zonas Complementarias”, “Ampliación de la planta urbana”, “Áreas de reserva para ampliación de área urbana”, “Área de Reserva de Parque”, “Zona de Conservación de desagües Naturales”, “Zonas de Interés Paisajísticos”, “zona de actividad comercial y de logística”, “Incorporación  de lotes al Banco de Tierras Municipal”.

 

Otro de los desafíos que se nos presenta es el del transporte interurbano. En el 2022 vence la concesión del servicio, y vamos a poner en marcha un mecanismo de trabajo en el que se invitará al este Honorable cuerpo, a las delegaciones, las instituciones y los vecinos de las localidades a través de encuentros programados y con frecuencia definida, para que todas las partes intervengan y tengan participación en la discusión de propuestas y sugerencias adaptadas al contexto y necesidad de los usuarios.

En cuanto a lo social, se trabajará desde cada servicio municipal territorial –en la medida que los protocolos lo permitan- con proyectos comunitarios e integradores donde participen todas las instituciones barriales, educativas y sanitarias y seguiremos avanzando en la apertura de otros espacios municipales.

Paulatinamente estamos abriendo nuestros espacios culturales. Las fiestas populares, si la situación epidemiológica lo permite, retomarán en agosto con la fiesta del día del niño.

 

En cuanto al área de Deportes, seguiremos trabajando en la promoción y articulación con programas nacionales, provinciales y líneas de acción que favorezcan la inclusión con aprendizaje. Reiniciaremos el Programa convenio con educación “Deporte, escuela de vida”, fortaleciendo nuestros vínculos con las instituciones intermedias de la ciudad, consolidando la presencia en el barrio, lugar donde se desarrollan gran parte de las actividades de deporte social, afianzando los espacios de vinculación con las familias.

Para complementar el esfuerzo que realizan familias y entidades, se proseguirá con los programas de becas a deportistas ocupan puestos de privilegio en los niveles provincial y nacional para acompañar su desarrollo deportivo y personal.

Reactivaremos la mayor cantidad de programas de ayuda, sobre todo económicos, durante este año tan particular, donde las instituciones deportivas y las familias tienen que recuperarse y volver a funcionar con normalidad. En ese proceso estaremos presentes, acompañando en la vuelta a la nueva normalidad.

En lo económico, haremos el mayor esfuerzo para intensificar las asistencias tanto económicas como técnicas para que cada olavarriense que emprende, pueda prosperar en su actividad.

Esperamos que este 2021 nos permita comenzar a trabajar paulatinamente en el inicio de eventos "cuidados", y logremos, como veníamos haciéndolo, posicionar nuevamente a Olavarría como centro de eventos de la Pcia. de Bs As.

Le daremos impulso al Proyecto de Desarrollo Ferroviario lindero al Parque de Granos en el marco del Sector Industrial Planificado. Este desarrollo potenciará las inversiones del sector significativamente, posibilitando a más empresas agropecuarias el acceso a las vías para el transporte de cereales en tren, a través de la creación de una terminal de transferencia de uso común.

Enviamos a este Cuerpo para su análisis y esperamos contar con su aprobación, el proyecto de Ordenanza para el fomento de inversión en el partido de Olavarría a través de la exención de impuestos municipales.

 

Avanzaremos en el crecimiento tecnológico que nos dejó esta pandemia, potenciando los sistemas desarrollados y generando nuevos proyectos para que el día a día tanto del vecino como del empleado sea más sencillo.

 

Seguiremos trabajando por una Olavarría más sustentable, ampliando los pilotos del Programa GIRO, que ya se inició en el barrio Los Robles y del cual dimos cuenta este jueves.

 

 

 

 

 

Resumiendo, el 2021 se sigue presentando incierto. Nuestros objetivos están claros: la salud, lo social y lo económico siguen siendo las prioridades fundamentales. Pero también queremos seguir reactivando y concretando nuevas obras para mejorarle la calidad de vida a los olavarrienses. Este es el camino que nos planteamos para un 2021 en el que tenemos la esperanza de ir saliendo de una situación tan compleja y delicada como la del año pasado.

 

 

Por último mi agradecimiento:

En primer lugar, a mi familia, Flor, Santino, Bautista, Helena, Cecilia, Omar y Elsa, quienes fueron mi puntal en los momentos más difíciles de un año tan atípico. Sin el apoyo de ellos, todo hubiera sido mucho más complejo.

A todos los trabajadores del Municipio, porque en este año tan complejo y desafiante que tuvimos, siguen demostrando su vocación de servicio a la comunidad, cambiando de funciones, adaptándose a nuevas maneras de trabajar y asumiendo nuevas responsabilidades en muchos casos.

A todos los bloques de este Concejo Deliberante, porque más allá de su labor habitual, se pusieron a disposición del Ejecutivo desde el primer momento, acompañando y colaborando en las distintas situaciones que se nos presentaron.

A toda la prensa local, a la institucional y a los trabajadores de los medios, esenciales desde el minuto cero de esta pandemia, protagonistas absolutos en este vínculo tan necesario que necesitamos mantener con la comunidad para difundir, concientizar a través de campañas o transmitir en vivo las 29 conferencias que dimos. Sin importar el día o la hora que los convocamos, estuvieron presentes, siempre.

A las instituciones y organizaciones de Olavarría, por tanta solidaridad y acompañamiento.

 

A ustedes, vecinos de Olavarría. Hemos atravesado uno de los años más difíciles y angustiantes de nuestra historia. Quiero manifestarle mi acompañamiento a cada familia que perdió un ser querido durante este tiempo y a todos en general decirles ¡GRACIAS!

 

Todos nos adaptamos a una realidad inédita y entendimos que la única manera de salir adelante es estando juntos, ayudándonos, respetando las medidas establecidas y por sobre todo cuidándonos y cuidando al otro.

 

Estoy más que orgulloso del equipo que formamos todos los olavarrienses y deseo que este año en el que de a poco entramos a una nueva normalidad, con casi la totalidad de las actividades en marcha, con los chicos en las escuelas y con la esperanza puesta en la vacunación, sigamos trabajando y generando las oportunidades para estar cada día mejor.

 

 

De esta manera doy por inaugurado un nuevo periodo de sesiones ordinarias de este Honorable Concejo Deliberante.

¡Muchas Gracias! 

 

COMPARTIR:

Comentarios