Jueves 5 de Agosto de 2021

NACIONALES

24 de junio de 2021

'No hay un intervalo máximo' de tiempo entre las dos dosis, remarcó Florencia Cahn

La integrante del comité de expertos que asesora al gobierno nacional en lo que atañe a la pandemia insistió: "No es que se pierde efectividad o caduca si, en lugar de dársela (la segunda dosis) a los 30 días, se la da a los 90 o a los 120”

La presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE), Florencia Cahn, remarcó este jueves que “no hay un intervalo máximo” entre una primera y una segunda dosis de vacuna contra el coronavirus y desmintió que, pasados los 90 días, la inmunización pierda eficacia.

Las personas que reciben la primera dosis de la vacuna Sputnik V “están protegidas”, advirtió la especialista en declaraciones a Radio Nacional y remarcó que si bien sí se debe aguardar un intervalo mínimo para la aplicación de la segunda dosis, “no hay un intervalo máximo entre dosis y dosis".
 

"Laeficacia que tienen las vacunas contra las formas graves de Covid se genera en gran parte con la primera dosis"


"No es que se pierde efectividad o caduca si, en lugar de dársela (la segunda dosis) a los 30 días, se la da a los 90 o a los 120”, graficó Cahn, integrante del comité de expertos que asesora al Gobierno nacional en lo que atañe a la pandemia.

Asimismo, enfatizó en que “hay 5 millones de personas que se dieron las primeras dosis, pero hay algunas que se la dieron ayer, así que no es cierto que todos pasaron los tres meses de la primera dosis”.

En este sentido, Cahn consideró que “hay una campaña de desprestigio contra las vacunas que se tiñe con la politización de la pandemia”.

Por otro lado, la epidemióloga señaló que “hay una demora en la producción” de la vacuna, lo que significa “una demora en la llegada” de la segunda dosis de Sputnik V, y explicó que en el caso del inoculante de origen ruso se trata de un esquema donde el componente 1 y el componente 2 "son distintos porque usan un adenovirus “.

“La primera dosis genera el primer encuentro del organismo con el antígeno, que es una partecita del virus, y ese primer conocimiento genera una respuesta inmune que depende de los anticuerpos pero también de la inmunidad celular, que es lo que le da memoria a nuestro sistema inmune”, detalló Cahn.

COMPARTIR:

Comentarios