Viernes 19 de Agosto de 2022

LOCALES

19 de diciembre de 2021

´Rechazamos el Presupuesto 2022 porque tiene inconsistencias y es deficitario’

La concejal Celeste Arouxet amplía lo expresado por LU 32 tras la sesión en la que se trató el Presupuesto. Asegura que el Intendente logró un aprobado gracias al pacto político con el curismo y la misma UCR que avala en Olavarría lo que rechaza en la Nación. La edil advierte que las cuentas del oficialismo registran privilegios que afectan la inversión, generan más gasto corriente y no contemplan el aumento paritario

“El Presupuesto 2022 es deficitario e imposible de aprobar porque no se van a hacer las obras planteadas o lo van a financiar los vecinos con aumento de tasas, o los empleados municipales cuando discutan las paritarias, o vendiendo tierras a las cementeras o los que menos tienen con el impuesto inflacionario y nunca la planta política”, disparó con dureza la concejal Celeste Arouxet, de Ahora Olavarría.

Integra el bloque opositor que rechazó el cálculo de gastos y de ingresos diseñado por la gestión de Ezequiel Galli para el 2022 que logró imponerse en la sesión de este viernes por mayoría oficialista.

“El Presupuesto presentado por el Ejecutivo tiene serias inconsistencias que únicamente son salvadas por su mayoría en el Concejo Deliberante a través de acuerdos políticos con sus socios de la UCR y el curismo”, argumentó la edil.

Tras ocho horas de intenso debate “queda claro que lo único que los moviliza es preservar su privilegios en detrimento de la falta de inversión y del elevado gasto corriente producto de mantener la planta política que le permite conservar esos acuerdos dándole la espalda una vez más a los vecinos”, remarcó la contadora Celeste Arouxet.

A su entender las cuentas no cierran y registran “inconsistencias que son evidentes también en la estructura partidaria de la UCR, donde a nivel nacional rechaza un Presupuesto porque es deficitario y a nivel local lo aprueba”.

Arouxet salió al cruce del radicalismo, aliado clave de Juntos en estas elecciones, por entender que “los únicos intereses que movilizan, lamentablemente, a la dirigencia local de la UCR son los intereses personales que en este caso tienen nombre y apellido y le hacen daño a un partido centenario que cada vez más se representa a sí mismo y no a los olavarrienses”.

Cabe recordar que Celeste Arouxet llegó al HCD en 2017, luego de integrar una lista de Juntos por Cambio en representación del radicalismo hasta que en 2020 decidió dar un paso al costado y formar un unibloque por mantener diferencias insalvables con el intendente Ezequiel Galli.

En las últimas elecciones la edil decidió liderar un espacio propio que fue capaz de consagrarse como tercera fuerza en las urnas y desde ese lugar renovar la banca por otros cuatro años.

Hoy vuelve a exponer sus discrepancias con la administración comunal y para explicar que hay un déficit presupuestario de cara al 2022 apeló a “un simple ejemplo para que Doña Rosa pueda entenderlo rápidamente: El Ejecutivo presenta un ahorro de $1.000 millones que utilizará, en su mayoría, para hacer obras pero no contempla los aumentos de paritarias de marzo a diciembre de 2022”.

En la práctica, eso implica que “si a la masa salarial que ellos calcularon en 4.700 millones le aplicamos el aumento promedio proporcional utilizado para el cálculo de los recursos, correspondería imputar un gasto adicional en dicha partida de 27,5% por los meses de marzo a diciembre, que en términos real sería equivalente a 1.300 millones. Eso significa que el ahorro de 1.000 millones desaparecía y tendríamos un déficit de 300 millones”, graficó la concejal opositora.

En este contexto, es que desde su agrupación política “rechazamos el Presupuesto 2022 porque tiene inconsistencias y es deficitario. Para revertir ese déficit se requerirá no llevar adelante las inversiones planteadas o financiarlo con aumento de tasas a los olavarrienses o no reconocerles los debidos aumentos a los empleado municipales o vender tierras a las cementeras”.

Por lo tanto, su espacio interpreta que “ninguna de estas opciones son válidas ya que los que deben financiar este desequilibrio se siguen haciendo los tontos y es la planta política que, con sus acuerdos, lo único que hace es aumentar el gasto a niveles inimaginables poniendo en juego nuestro futuro”, concluyó Celeste Arouxet.

FOTO DE ARCHIVO



COMPARTIR:

Comentarios