Domingo 22 de Mayo de 2022

LOCALES

Reinserción de animales víctimas del mascotismo

Se trata de cuatro zorros que fueron rehabilitados en el Centro de Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre “La Máxima”.

Desde el Bioparque Municipal “La Máxima” resaltan que se trabaja en la conservación y protección de las especies silvestres y los ecosistemas que la sostienen.

 

La institución no cumple la función de retención y secuestro de fauna silvestre;  sino que recibe animales de particulares que por diversos motivos deciden entregarlos para su recuperación y posible reintroducción en ambientes naturales, en el caso de animales silvestres, de donde nunca tendrían que haber salido, o se acude al llamado de vecinos que encuentran animales silvestres en sus domicilios o lugares urbanos donde sienten que pueden correr peligro los animales o los vecinos.

 

“Estas situaciones y otras que han surgido a lo largo de la historia de La Máxima nos impulsaron a realizar esta campaña educativa denominada Campaña de Educación Ambiental “Juntos podemos decirle basta al mascotismo”, expresó el director del Bioparque Flavio Maldonado, profesor de Biología y diplomado en Educación para la Conservación del Territorio.

 

Los animales han estado históricamente relacionados con los seres humanos, cumpliendo múltiples funciones, entre ellas servirnos de compañía, como los perros y los gatos. Mantener individuos de especies silvestres en los hogares ha sido asimismo una antigua tradición. Desde siempre, el afán de contar con mascotas “silvestres” y “diferentes” ha llevado a la gente a ver en animales como monos, felinos e iguanas, alternativas a los tradicionales perros y gatos.

 

Sabemos por nuestro conocimiento y experiencia en el trabajo con fauna silvestre que la razón principal reportada para tener animales silvestres en el hogar es su atractivo estético y el placer producido por su tenencia (“son lindos”, “me gustan”). Además, muchos adultos opinan que la tenencia de una mascota silvestre favorece en los niños “el amor y respeto por la naturaleza”.

 

Desde el punto de vista de la salud pública esto implica muchos riesgos para las personas que se encuentran en contacto con animales silvestres, ya que existe el peligro de contraer alguna enfermedad zoonótica que se encuentre en esa población.

 

Cuidar un animal silvestre requiere muchos conocimientos y una gran dedicación. En la mayoría de los casos, incluso cuando intervienen especialistas, es imposible mantener en cautiverio a un animal silvestre sin que manifieste estrés y necesidades que no le podemos satisfacer mientras se encuentre en cautividad.

 

El  Bioparque “La Máxima” impulsa esta campaña con el objetivo de disminuir el impacto de esta problemática a través de las siguientes líneas de trabajo:

 

Realizar talleres, brindar charlas y campañas educativas sobre mascotismo (especies comercializadas, puntos de venta, circuitos de comercialización, etc.).

Difundir información y concientizar sobre la problemática.

Fortalecer los vínculos entre los diferentes actores involucrados en el control, fiscalización del tráfico de fauna y la recepción de individuos decomisados, desde el Centro de Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre «La Máxima» del Centro de la Provincia de Buenos Aires.

Estimular la participación de la ciudadanía a través de los talleres de educación e información.

Por mayor información, comunicarse a través de los correos electrónicos:  [email protected] y [email protected]



COMPARTIR:

Comentarios