Miércoles 18 de Mayo de 2022

EDUCACIóN

Comenzaron los cursos del Centro de Formación Profesional Nº 402 en la Unidad 2

Hace 21 años el CFP N°402, a cargo de Horacio García, brinda capacitación en diferentes oficios a las personas privadas de la libertad que se alojan en la Unidad Penitenciaria Nº 2 de Sierra Chica. Luego del receso que impuso la pandemia, las actividades educativas y de formación laboral retornaron a la presencialidad con 120 internos matriculados

Son varias las capacitaciones, entre ellas el curso de Reparador de muebles y carpintería, cuyo objetivo es que los internos aprendan a usar las herramientas y emplearse autónomamente al terminar la condena. Al respecto, el instructor del curso, Daniel Spinella, planteó que “se trabaja con tablas de palier y restos de maderas. El oficio está basado en la identificación de distintas maderas, el uso de la escuadra, la contra escuadra, el metro, cuánto tiene una pulgada, el uso de la máquina de cortar, la de agujerear, la prensa de mano y las lijas”, finalizó.

 

El curso de Aparado de calzados está a cargo de María Eugenia Pérez y busca que el alumno pueda realizar un calzado desde el principio hasta su terminación. En el taller se utilizan máquinas de coser y hormas para diseñar diferentes calzados: bajos, con taco, acordonados, alpargatas, sandalias y elementos como suelas, hilos, pegamento y moldes.

 

“Primero aprenden sobre el diseño y la realización del molde que luego incorporan la forma de colocarlos para el mejor rendimiento del material y pasan al corte de la pieza. Una vez que hacen el reconocimiento del material y ubican las piezas se realiza el aparado, que consiste en unir las partes y pegar las piezas, posteriormente va a la horma donde se le da la forma y después se pegan las bases. En tanto que los diseños de calzado deportivo, botas, sandalias y zapatos acordonados son transportados a goma eva como práctica a manera de prototipo” explicó Pérez.

 

El objetivo del curso de Confección de bolsos y mochilas es formar en el aprendizaje de las máquinas rectas debido a que su manejo es la base del oficio para poder armar las piezas. El proceso de aprendizaje va desde lo más simple a lo más difícil, explicó su instructor Fabricio Alzamendi.

 

Otro de los cursos que se dictan es el de Mantenimiento de edificios y electricidad doméstica, en él se pone énfasis en que los alumnos adquieran comprensión sobre la instalación eléctrica, interpretar y realizar un plano eléctrico, que obtengan conocimientos de materiales y herramientas, la reglamentación que existe en la provincia de Buenos Aires sobre el tema y como así también la prevención de accidentes que se producen por instalaciones en mal estado. Su instructor, Oscar Fischer, destacó que las prácticas se realizan en la escuela primaria o en cualquier otra parte de la unidad que lo solicite.

 

El curso de Operador de informática prepara a los privados de la libertad para un trabajo administrativo. Su instructora, Alicia Dirgan, explicó que no sólo se ve el manejo del programa o sistema operativo en sí, sino también las tareas específicas que se pueden realizar en una oficina o comercio.

 

Por otra parte, el Coordinador de Técnica y Oficio de la Unidad N°2, Luis Callegaro, manifestó que “estamos muy contentos por el inicio de este ciclo lectivo, lo afrontamos con mucha expectativa ya que volvimos a la presencialidad luego de la pandemia con una numerosa matrícula y nuevas capacitaciones. Apuntamos a que las personas privadas de la libertad puedan adquirir nuevas herramientas para su reinserción en el ámbito laboral”. En la misma línea, los directivos de la cárcel brindan permanente apoyo y colaboración con el desarrollo de estos talleres debido a la oportunidad que implica para los detenidos de optimizar el tiempo de la condena y retornar a la vida en sociedad con herramientas para insertarse en ella debidamente…



COMPARTIR:

Comentarios