Lunes 16 de Mayo de 2022

LOCALES

El año en el que Olavarría le dio un GIRO a los residuos

Desde el Municipio afirman que este 2022 es un período de consolidación y expansión del programa.

En marzo, el programa de Gestión Integral de Residuos Olavarría (GIRO) cumplió su primer año de trabajo. Fue en el mismo mes, pero de 2021, cuando se lanzó la primera prueba piloto en el barrio “Los Robles”.

 

“Para todos los que formamos parte del proyecto este ha sido un año de planificación, aprendizaje y crecimiento. Nos esmeramos para lograr una ciudad con una gestión de residuos basada en la economía circular que recicla sus materiales desechables”, destacaron desde el equipo de GIRO.

 

Además de celebrar el primer año de GIRO y todo lo alcanzado hasta el momento, entre las novedades más destacadas de este último tiempo está el anuncio y apertura de sobres de la licitación para la expansión de la actual Planta de Clasificación en el Relleno Sanitario.

 

Es una obra de gran envergadura que amplía el espacio actual e implica la adecuación de las instalaciones para la recepción de todo el equipamiento industrial que se necesita para el procesamiento de residuos, sean reciclables o compostables. Es una obra que permitirá incrementar la capacidad de procesamiento a cinco toneladas por hora.

 

Por eso marzo fue también el mes en el que se empezó a preparar la expansión del proyecto a toda la ciudad. Se organizaron charlas sobre residuos en espacios públicos, empezó el programa para escuelas y hubo participación en eventos de la comunidad para fortalecer el lazo con todos los olavarrienses, vivan o no en la zona piloto.

 

“Planificar y comunicar cómo será GIRO cuando estemos presentes en todos los barrios y localidades de la ciudad se convirtió en una prioridad para el programa”, agregaron.

 

También continúan las actividades en territorio en los barrios donde funciona el piloto GIRO. El equipo realiza el monitoreo de bolsas para evaluar la cantidad y calidad de los residuos separados que se están sacando para la recolección, e intervenciones en los canastos de residuos para reforzar las corrientes y el calendario de recolección.

 

De esta forma se obtiene información sobre la participación, el compromiso y los desafíos que experimentan los/as residentes para cumplir con el programa. También de manera periódica se llevan adelante visitas puerta a puerta con vecinos.  La finalidad de esta actividad es obtener información que nos permita tomar decisiones y modificar estrategias que puedan dar respuestas favorables a los hogares en esta etapa de cambio de hábitos.

 

Este año es un período de consolidación y expansión del programa y hay mucho trabajo por delante.



COMPARTIR:

Comentarios