Domingo 22 de Mayo de 2022

NACIONALES

Proyecto Patagonia-Alaska: la iniciativa que le da alas a la ciencia y se une a la investigación sobre el cambio climático

Un equipo de pilotos y de científicos trabajaron en conjunto para unir Ushuaia y Alaska a bordo de un avión equipado con sofisticados instrumentos para medir las concentraciones de aerosoles y gases. Los objetivos del proyecto son promover el cuidado del medio ambiente y potenciar la ciencia y la aviación experimental

El proyecto Patagonia Alaska despegará con un avión experimental en abril de 2022 desde la ciudad más austral del mundo, Ushuaia, y llegará hasta el punto más septentrional de América, Point Barrow en Alaska. En el trayecto de ida y vuelta, la primera expedición aero-científica de Argentina viajará más de 40.000 km en una aventura que demandará más de 150 horas de vuelo y pasará por 22 países.
 

 


La nave fue construida por los pilotos del proyecto Juan Martín “Tinti” Escobar y Guillermo Casamayú en el Aeroclub de Comodoro Rivadavia. Tiene la particularidad de estar equipada con sofisticados intrumentos que miden las concentraciones de un aerosol conocido como hollín o carbono negro (CN). Este particulado es un gran contribuyente al cambio climático y está altamente relacionado con la calidad del aire y las enfermedades cardiorrespiratorias. Además, el proyecto también recopilará datos de dióxido de carbono (CO2), un potente gas de efecto invernadero
 
El “Correcaminos”-como fue apodado el avión- permite obtener las concentraciones de estos indicadores del cambio climático en tiempo real, desde la pista de aterrizaje hasta la máxima altura de vuelo. “Las mediciones siempre son importantes para entender la magnitud de los problemas”, dijo el piloto Juan Martín Escobar . “Esperamos que luego, con el análisis de esas mediciones, se puedan adoptar mejores estrategias de mitigación, y esta 'semilla que plantamos' sirva para generar conciencia e inspirar a otros a realizar iniciativas similares”.
 
 
Los datos obtenidos durante el proyecto Patagonia- Alaska serán puestos a disposición de la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco” y del Servicio Meteorológico Nacional, así como también de la empresa eslovena Aerosol, que proveyó el instrumental para la exploración aérea. Luego, la información se compartirá con toda la comunidad científica en general que desee hacer un aporte para la ciencia.

 

 
“Queremos que esta campaña sirva para promover el cuidado del ambiente, pero también como símbolo para inspirar a más gente a pensar de manera positiva y a perseguir sus sueños. A nosotros ya no nos importa si llegamos a Alaska o si recorremos Argentina. Comenzamos con la idea de construir un avión para cruzar el continente y encontramos la manera de hacer cosas que sirvan para el planeta”, dijeron los protagonistas.
 

Comienza la travesía: Ushuaia- Calafate

El avión ya realizó las primeras pruebas y mediciones en los alrededores del municipio de Rada Tilly (donde el proyecto fue declarado de interés municipal) y también de Comodoro Rivadavia. Esto sirvió para verificar que todo esté funcionando correctamente y para calibrar algunos sensores. Una vez finalizada esta parte, comenzará la travesía.
 
Si la meteorología lo permite, está planificado que este jueves 7 de abril el Correcaminos llegue a la ciudad de Ushuaia para comenzar la aventura. El recorrido incluye un sobrevuelo por el extremo sur del continente, Canal de Beagle, Cabo de Hornos, entre otros. También hará una visita por la VAG-Ushuaia (Centro de Vigilancia Atmosférica Global) del SMN y luego emprenderá rumbo hacia el norte para llegar al Parque Nacional Los Glaciares, El Calafate y Cerro Chalten.

 

 
Durante abril y mayo, este laboratorio volador estará recorriendo diferentes ciudades de nuestro país y viajando cada vez más al norte mientras realiza mediciones de los gases y aerosoles de la atmósfera argentina. En junio (estimada segunda semana) comenzará su viaje hacia el otro hemisferio, llegando a la ciudad de Oshkosh Wisconsin en USA, para participar del festival aéreo más grande del mundo, OshKosh, y luego dirigirse a Alaska.
 
Vos también podés ser parte de esta travesía siguiendo el vuelo en tiempo real en este link. Además, Patagonia-Alaska  tiene sus propias redes sociales para mostrar el día a día de este proyecto que le da alas a la ciencia.
 
Ig: @patagoniaalaska
Facebook: @ProyectoCorrecaminos



COMPARTIR:

Comentarios