Viernes 20 de Mayo de 2022

LOCALES

El Frente de Todos denuncia falta de control y cumplimiento en el sistema GIRO

Mercedes Landívar, titular del bloque en el Concejo Deliberante, hizo un extenso recorrido durante la última sesión sobre los diferentes proyectos presentados acerca del Programa de clasificación de residuos llevado a cabo por el Municipio.

Enfatizó: “Es la segunda vez que me toca escuchar a un concejal del bloque de Juntos decirnos que mejor para controlar ganemos elecciones ejecutivas, ¿Qué nos están queriendo decir? ¿Qué cerremos el Concejo Deliberante o simplemente quieren que tratemos proyectos de beneplácitos o declaraciones de interés legislativo? Esas expresiones tienen que ver con el nerviosismo propio de las cosas que están saliendo a la luz gracias al control que tratamos de hacer y de dar a conocer. Me parece que eso los pone un poco nerviosos y quieren que el Concejo funcione poco y nada”.

Luego de esa introducción destacó: “Desde el año 2020, cuando se informó el contrato que se iba a firmar con McKinsey  le pusimos voz a lo que pensábamos que iba a suceder y que hoy finalmente está sucediendo. Hay que recordar que se firmaba un convenio con una fundación que dependía de una consultora acusada de varios ilícitos de corrupción, sobre todo con el gobierno de C.A.B.A y que no entendíamos porque se hacía con esa empresa cuando nosotros contamos en la ciudad con una cooperativa que hace ese trabajo”.

“En el convenio por tres años se menciona que en el primer año había que demostrar con éxito el negocio sostenible , incluida la campaña de cambio de comportamiento del servicio de recolección, el segundo año tenían como objetivo transferir la responsabilidad del programa a líderes locales y el tercer año se iba a garantizar la sostenibilidad continua del programa, el programa está en crisis dicho por los propios funcionarios en las reuniones con los vecinos y nada de todo esto está sucediendo”, argumentó la concejala.

Acerca de la creación de puestos de trabajo la edil describió: “Dijimos que ante la necesidad de trabajo había que pensar en el reciclaje no a través de un convenio con una multinacional sino con nuestras cooperativas, que había que permitirles a los trabajadores del partido de Olavarría contar con un apoyo técnico, un financiamiento y generar herramientas para un acompañamiento”.

En la misma línea sobre la planta de reciclaje sostuvo: “En el día de ayer estuvimos visitando la planta y estaba cerrada, el tiempo completo por lo visto no existe, no trabajan todos los días, hay solo 4 empleados. Otra vez volvemos a lo mismo, falta de control y planificación. Esto no es una política pública, esto es una medida tomada para el afuera, para mostrar que se está haciendo algo en materia de ambiente pero no es una política pública, de hecho no hubo un trabajo previo hecho con los vecinos, no hubo un trabajo serio”.

Asimismo destacó: El 50% de los vecinos no están separado correctamente la basura, seguramente le van a echar la culpa a ellos.  No hay vínculo con las instituciones intermedias.  Si uno ve y recorre la planta, no es un lugar que esté funcionando 100% y que cumple el objetivo que este convenio decía. La planta de compostaje es un cuadrado que tiene 3 montículos que además están contaminados con plástico y por basura que está en las inmediaciones de la planta. Nuevamente estamos ante decisiones que se toman para la tribuna, para los medios de comunicación, para mostrarle a nuestra comunidad que están queriendo implementar una política pública cuando no lo es.

“Estas críticas que manifestamos en el 2020, 2021 y ahora, se traducen en lo que está pasando en el barrio y en el reclamo genuino de los vecinos que nos manifiestan que no están en contra de separar residuos pero sí que las medidas se tomen con un trabajo previo “, concluyó Landívar.



COMPARTIR:

Comentarios