Miércoles 25 de Mayo de 2022

LOCALES

El Servicio Local tiene guardia las 24 horas

Es el organismo municipal que se ocupa de promover y proteger los derechos en materia de niñeces y adolescencias mediante la implementación del trabajo en red con diversas instituciones. En este informe, dan cuenta del trabajo en red con otras instituciones.

Cuenta con un equipo de profesionales de distintas disciplinas que trabaja articuladamente con las familias, instituciones de la sociedad civil y organismos estatales para acompañar el proceso de reparación de derechos vulnerados y fortalecer la construcción de proyectos de vida saludables junto a las familias e instituciones vinculadas.

Guardia de urgencias: protección las 24 Hs

El organismo cuenta con un teléfono de guardia de urgencias (2284-544810) que funciona las 24 Hs. de los 365 días del año. Hay un equipo interdisciplinario de soporte preparado para actuar en situaciones de urgencia que involucren la vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes, y gestionar de manera inmediata la protección y restitución de estos derechos mediante la articulación con otros organismos que integran el sistema de protección, coordinando con otros efectores acciones en conjunto en corresponsabilidad.

¿Cómo funciona la Guardia?

El dispositivo funciona con operadores, referentes de guardia, y profesionales de la Psicología, Trabajo Social y Abogacía, que van rotando según su turno.

 Coordina comunicación sostenida con la Línea provincial 102 de atención gratuita en materia de niñez y adolescencia, y la Línea 144 para atención y prevención de la violencia de género; ambas disponibles los 365 días del año, las 24 hs.

Además, articula con otros organismos permanentemente, como Educación, ámbito que detecta en sus cotidianidades diversas situaciones de vulneración de derechos, como abuso sexual en la infancia, violencia y maltrato; desde Salud pueden recibir llamados por algún ingreso en el Hospital que amerite la intervención urgente para resguardo y protección; desde la Comisaría, por alguna demanda espontánea de personas que acuden a dicha dependencia policial para manifestar situaciones de riesgo de niños, niñas o adolescentes, en virtud de lo cual se articula directamente con la fuerza pública.

El llamado ante la emergencia

La subsecretaria de Derechos, Igualdad y Oportunidades, Valeria Chiramberro, brindó detalles del dispositivo, y de las complejidades que lo atraviesan permanentemente. “Recibimos llamados desde diversos lugares, y a partir de ese momento, realizamos una primera articulación de abordaje de la situación, que en muchas ocasiones es extrema, y amerita intervenciones urgentes para proceder el resguardo integral del niño, niña o adolescente”, detalló.

Las personas que se contactan pueden ser familiares, referentes institucionales, o vecinos planteando alguna situación de preocupación.

Una vez que el equipo de Guardia atiende el llamado, hacemos un primer diagnóstico en base al relato recibido, y evaluamos el riesgo de ese niño, niña o adolescente en la vulneración de sus derechos, y gestionamos las posteriores intervenciones, que pueden ser de emergencia, lo cual implica rapidez, operatividad y coordinación inmediata con organismos involucrados, o la atención a la brevedad en la sede al día siguiente”, sostuvo.

Evaluación del riesgo y planificación de intervenciones

Después del llamado, cuando se actúa en la emergencia, la situación pasa al equipo de profesionales del Servicio, que evalúan cómo continuar a través del armado de estrategias e intervenciones de acuerdo a la situación particular.

Si  el niño, niña o adolescente cuenta con familiares o referentes afectivos que pueden ofrecer resguardo, no es necesario que la Guardia accione de manera urgente y se coordina encuentro en sede para otro día. Pero en situaciones extremas y graves, amerita que el equipo se acerque a  hacer la evaluación en el momento y analizar la situación en contexto para asegurar su resguardo urgente y articular intervenciones en el momento en corresponsabilidad con otras organizaciones”, expresó la subsecretaria.

Trabajo en red

La gestión de las diversas estrategias que implementan, no sólo en el abordaje de la urgencia, sino en las cotidianidades, forma parte de una red de trabajo con todos los organismos que componen  el circuito de atención en materia de niñez y adolescencia.

En este sentido, la perspectiva de derechos implica considerar las situaciones de manera integral, y abordar no sólo cuestiones básicas como la salud, educación, vivienda, vestimenta y alimentación, sino también aspectos básicos de la crianza que tienen que ver con lo vincular y lo afectivo para el desarrollo saludable de niños, niñas y adolescentes.

 Y allí radica la importancia de la red de trabajo en corresponsabilidad con los organismos del sistema de protección integral,  como el Juzgado de Familia, Servicio Zonal, Ministerio Público, Organismo de Niñez de la Provincia, con los que articulan de manera permanente para restituir derechos y contemplar las necesidades totales de las familias involucradas en cada situación, y de garantizar no sólo protección y resguardo psicosocial, sino también acompañamiento y sostén emocional en estos contextos complejos que atraviesan.

 La subsecretaria Chiramberro, destacó el desempeño de la  guardia a nivel profesional y humano. “La tarea que cumple el equipo de Guardia es digna de reconocimiento, por su compromiso, dedicación y predisposición constante, así que destaco el trabajo de quienes recepcionan los llamados, de los operadores y operadoras que acompañan las intervenciones, y del equipo que supervisa la guardia, con quienes hemos podido construir y mejorar el dispositivo focalizando no sólo en cuestiones profesionales de abordaje, sino también personales, ya que el trabajo grupal es permanente, y es el grupo el que nos brinda respaldo y seguridad cuando se complejiza la tarea”, señaló.

 Además, informó que están comenzando a implementar jornadas de reflexión y capacitación al interior del equipo para optimizar el funcionamiento del dispositivo, donde “trabajamos cuestiones propias del abordaje, cómo intervenir, qué respuestas dar en situaciones complejas, y además problematizamos y revisamos al interior del grupo lo propio de la tarea, y también cómo nos sentimos en todo el proceso, que nos involucra desde lo profesional, pero también desde lo afectivo”,  concluyó la subsecretaria.



COMPARTIR:

Comentarios